Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LEÓN

Números para blindar los aviones de las balas

Investigadores leoneses firman un modelo numérico de simulación que permite predecir la respuesta frente a impactos de proyectiles de distintos materiales / Buscan diseños más avanzados, menos pesados y con más prestaciones.

E. L.
03/07/2018

 

Son alambradas en el cielo. Escudos que evitan que los aviones estallen en llamas. Piezas clave en una batalla que se libra en el aire. En los conflictos bélicos el enfrentamiento se desencadena en cualquier lado. El enemigo ve oportunidades de disparar y matar, y lo hace. No importa la hora o el lugar, sólo vale provocar la mayor matanza para conquistar la siguiente línea de trincheras. Imágenes del horror, de las muertes aéreas de las guerras.

Investigadores del área de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de León (ULE) buscan generar un modelo numérico de simulación que permita predecir la respuesta frente a impactos de proyectiles de distintos materiales de uso aeronáutico. Las aeronaves de todo tipo, y especialmente los helicópteros, están expuestos a recibir el impacto de balas cuando tienen que operar en zonas conflictivas volando a baja altura.

Para protegerse frente a este riesgo es habitual colocar en los vehículos elementos de blindaje adicional que ofrezcan la posibilidad de incrementar la seguridad de los ocupantes, tanto pasajeros como tripulación, y que deben ser lo más ligeros posible. «Algo parecido ha sucedido también en los aviones civiles para evitar el acceso no deseado a la cabina del piloto. Ahora mismo las puertas incluyen blindajes», puntualiza Diego Domínguez, profesor que dirigió este trabajo de fin de grado realizado por el estudiante Juan José Fernández.

La intención de esta línea de trabajo, recalca, es disponer de una herramienta de simulación por ordenador con la cual sea posible predecir cómo será el comportamiento de un material al recibir el impacto de un proyectil. De esta manera, dice que se espera poder ayudar, por una parte, a evaluar y conocer las zonas de la aeronave que resultan más vulnerables, por otra, a desarrollar nuevos elementos de protección que resulten más eficaces y ligeros. El primer paso de este proyecto, que ha resultado ganador de uno de los reconocimientos de los Premios del Ejército del Aire 2018, es disponer de este modelo computacional que reproduzca fielmente las características de los materiales que interesan y de las balas.

Para Domínguez, la innovación del trabajo reside en que los blindajes y sistemas de protección que se colocan en la actualidad, por ejemplo, en helicópteros son en muchas ocasiones planchas de acero de gran tamaño y peso. Por este motivo, manifiesta que la idea del equipo de la ULE es emplear diseños más avanzados que disminuyan los pesos y mejoren las prestaciones a un coste razonable.

Su intención es hacerlo con números. Y es que los modelos numéricos son «una herramienta imprescindible» tanto para la ingeniería como para otras muchas disciplinas; desde la predicción meteorológica hasta el comportamiento aerodinámico del coche de Fernando Alonso se estudian mediante estos métodos, sostiene para, más tarde, comentar que estos modelos se basan en disponer de las ecuaciones adecuadas para describir cómo se va a comportar la naturaleza. En su caso, matiza que deberán ser capaces de determinar la forma en que el material se deforma, erosiona o rompe al tener que absorber la energía cinética que llevan consigo los proyectiles al impactar.

Para el desarrollo y validación de todo el modelo numérico han necesitado datos experimentales reales con los que poder contrastar los resultados que se obtienen. Los ensayos requerían información procedente de distinto armamento que no se encuentra en las universidades. Por lo tanto, los miembros de este grupo de la ULE solicitaron la colaboración del Regimiento de Artillería Lanzacohetes de Campaña número 63 al mando del coronel Pedro Polo Campo, que disponía de los medios e instalaciones más adecuados para realizarlos. La batería del capitán Juan Ignacio Fernández sería finalmente la encargada de llevar a cabo estos trabajos.

No son los únicos que se dedican a desarrollar modelos de materiales y estudiar su comportamiento. Sin embargo, Diego Domínguez considera que los desarrollos y proyectos vinculados al ámbito de la Seguridad y Defensa han sido tradicionalmente un tema al que no se le ha prestado la debida atención; sobre todo si se compara España con algunos países anglosajones o Francia, donde el sistema de I+D no se entiende sin la participación en estos procesos. «En las empresas del sector es probable que haya grupos estudiando temas semejantes, pero la habitual y razonable discreción que requiere este tipo de desarrollos hace que su trabajo no sea conocido o resulte accesible para el público en general», sostiene.

Dentro del grupo de investigación en Tecnología Aeroespacial de la Universidad de León, dirigido por Jesús Gonzalo de Grado del que forma parte Diego Domínguez junto con los compañeros del Área de Ingeniería Aeroespacial, desarrollan diversas líneas de investigación que van desde el estudio de vehículos no tripulados a la basura espacial. En esta ocasión, preparando una oferta para presentar a la Agencia Estatal Europea (ESA) a principio del curso pasado, surgió la necesidad de realizar unas simulaciones de impactos entre basura espacial a gran velocidad. A raíz de esta circunstancia todo el equipo pensó que sería interesante una aplicación de esas mismas características para el estudio de la protección balística en aeronaves.

El proyecto denominado ‘Simulación numérica de impactos y protección balística’ es «muy preliminar» y lo están realizando con fondos y recursos propios. Su intención es que pueda servir «de embrión» para presentarse a medio plazo en alguna de las convocatorias de financiación de proyectos de I+D con una propuesta «seria y solvente». «Ello permitiría movilizar un mayor volumen de recursos para intentar alcanzar los objetivos bastante ambiciosos que tenemos. Pero nunca se sabe, la ingeniería en ocasiones es caprichosa y resulta difícil prever lo que puede suceder».

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria