Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERSONAJES ÚNICOS / DAVID RODRÍGUEZ LÁZARO

El guardián de los alimentos

El profesor de la UBU es el segundo investigador más influyente en seguridad alimentaria en España / Su grupo de investigación fue pionero en la investigación de la presencia del virus de la hepatitis E en la cadena de producción porcina

E. LERA
25/06/2019

 

Trabaja como lo hacen los sabios. Con discreción y aplomo. Critica un sistema viciado que hace que el talento no pueda avanzar por la senda adecuada, y se pierda en los recovecos de la burocracia. David Rodríguez Lázaro es profesor de la Universidad de Burgos (UBU) y el segundo investigador más influyente en seguridad alimentaria en España. Nació en Bilbao y se desplazó a León para estudiar Veterinaria. Bien entrados los 80 se enamoró de la investigación.

No sabía muy bien qué significaba ser científico pero quería convertirse en uno. A punto de finalizar la carrera se dio cuenta de que le interesaba la microbiología y, en especial, las enfermedades infecciosas que pudieran afectar al hombre desde los animales o sus productos. Así que decidió estudiar Ciencia y Tecnología de los Alimentos y realizar el doctorado en Microbiología.

En este sentido, comenta que se desplazó a Cataluña por «la endogamia y los pocos esfuerzos y recursos» que desde las instituciones castellanas y leonesas y a veces desde las propias universidades se otorga a la investigación. La tesis la hizo a caballo entre la Universidad de Gerona, el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias y el Instituto de Biología Molecular de Barcelona del CSIC. «Ha sido uno de los mayores aciertos que he tenido en mi carrera; aparte de un ambiente productivo, mi periplo predoctoral me permitió hacer estancias en el extranjero por más de un año en el Danish Veterinary Research Institute de Copenhague en Dinamarca, en la Universidad de Praga en la República Checa y por dos veces en Central Science Laboratory en York en Reino Unido», relata Rodríguez Lázaro.
Su siguiente paso fue crucial.

Tuvo «el gran privilegio» de ganar un contrato individual Marie Curie y poderlo compaginar con una visiting professorship de la prestigiosa fundación británica Leverhulme. Gracias a esos contratos disfrutó de una estancia de cerca de tres años en la Universidad de Bristol. En 2007 regresó a España con un contrato de investigación del programa ISP del CSIC. En verano de ese mismo año, el bilbaíno ganó la oposición para obtener una plaza de investigador en el Instituto Tecnológico Agroalimentario de Castilla y León, puesto que compaginó con una plaza de profesor asociado en Microbiología en la Universidad de Burgos desde 2012 hasta su incorporación definitiva a esa institución en septiembre de 2015.

En la actualidad es director del área de Microbiología de la UBU, donde dirige, además, la Unidad de Investigación Consolidada de Castilla y León ‘Microbiología Una salud’. Un equipo multidisciplinar que desarrolla «un abordaje integrado» para el estudio de aspectos fundamentales en el control de agentes patógenos en carácter zoonótico, desde la producción primaria, la elaboración y distribución de los alimentos hasta el ambiente en los hospitales. Para ello, comenta que profundiza tanto en la detección –empleando estrategias «novedosas, rápidas y sensibles»–, y la epidemiología y modelización del riesgo asociado a los principales microorganismos patógenos de carácter zoonótico que pueden estar vinculados por los alimentos.

De igual manera, este grupo de la UBU ha sido pionero en el estudio de aspectos microbiológicos emergentes como el análisis de la presencia y control de virus entéricos en la cadena alimentaria y en el ambiente hospitalario, la modelización del riesgo microbiológico de una manera cuantitativa en distintas cadenas de producción y en el estudio de la ecología de la resistencia a antimicrobianos en la cadena alimentaria y en el ambiente hospitalario.

Un grupo de referencia en el análisis rápido de microorganismos en alimentos por métodos moleculares, así como en la implantación de plataformas de secuenciación para la caracterización integral de microorganismos o poblaciones microbianas en el medio ambiente, los alimentos o en instalaciones alimentarias y sanitarias. Por este motivo, las principales líneas de investigación se centran en aspectos como el establecimiento de nuevas estrategias para la detección, prevención y control de los principales patógenos de origen alimentario, así como el estudio de la ecología de la resistencia antimicrobiana a lo largo de la cadena alimentaria.

Dentro de estas líneas destaca un trabajo «pionero» sobre la presencia del virus de la hepatitis E en la cadena de producción porcina, un «riesgo emergente» en seguridad alimentaria. El profesor de la Universidad de Burgos expone que por primera vez a nivel nacional se ha llevado a cabo «una vigilancia» durante varios años para conocer la presencia de virus patógenos en los cerdos en el momento de su sacrificio, los efectos de los sistemas de producción en su presencia y la distribución de este virus en los diferentes tipos de productos derivados del cerdo. «Estos resultados han sido los primeros de este tipo descritos en España y publicados en revistas muy prestigiosas que se encuentran entre las diez mejores de su especialidad».

Otro de los hitos de este equipo es haber sido pioneros en la caracterización de la ecología y epidemiología de microorganismos resistentes a diferentes antimicrobianos a lo largo de la cadena de producción de los alimentos. A este avance se suma, subraya, la implantación de plataformas de secuenciación de alto rendimiento NGS para la caracterización genómica de microorganismos o poblaciones microbianas en el medio ambiente, los alimentos o instalaciones alimentarias o sanitarias, y del efecto del microbioma en el desarrollo de infecciones en humanos y animales.

En su opinión, la investigación «no es una prioridad» en Castilla y León, tanto a nivel de las instituciones gubernamentales, como muchas veces de las propias universidades donde «se priman intereses más personalistas que aquellas líneas de investigación que han demostrado ser relevantes desde el punto de vista de la producción científica», lamenta para, a continuación, añadir que el Gobierno regional no tiene una política decidida que apueste por la investigación y la innovación como «motor» de la economía regional; la economía basada en el conocimiento que «se está escapando» de España en general y de Castilla y León en particular.

Además, deja claro que en las universidades autonómicas se prima el ‘café para todos’ en la distribución de unos recursos que ya son «altamente escasos» en comparación con País Vasco, Navarra y Madrid. No obstante, celebra que haya grupos punteros en diferentes disciplinas.
David Rodríguez Lázaro afirma que la sociedad no premia la innovación y el talento.

«En todos los barómetros se incluye como una de las profesiones más respetadas la de científico. Sin embargo, este reconocimiento no se plasma en presiones desde la sociedad civil para que las administraciones públicas dediquen más recursos a la investigación, es más, para que España cumpla con lo acordado a nivel de la Unión Europea sobre el porcentaje del PIB que debe dedicarse a la I+D», explica. Y agrega que, por ejemplo, el programa nacional de investigación se ha visto «seriamente reducido» durante la crisis, estando en la actualidad al nivel de hace 15 años. «España nunca ha priorizado la investigación, y ha mirado con recelo el talento», sentencia.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria