Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LEÓN

El grifo que se abre y se cierra con un clic

RiegoApp contribuye a la protección del medioambiente, con menos consumo de agua, y también evita desplazamientos a las parcelas por parte de los regantes / No está sujeta a un solo proveedor.

E.LERA
24/04/2018

 

Conocer al instante el estado de los cultivos evita que se pierdan las cosechas. Y es que cada milímetro de tierra ofrece información para mejorar su rendimiento. Gracias a la agricultura de precisión, los cultivadores comprenden todas las necesidades de sus explotaciones, es decir, les pone en bandeja una serie de datos fundamentales a la hora de tomar la mejor decisión para actuar sobre determinados aspectos que, en otras circunstancias, podrían echar a perder meses de trabajo.

Lo mismo pasa con el riego, y más, tras la situación vivida el año pasado por la falta de lluvias. Aunque este ejercicio parece que la meteorología se ha aliado con el campo, el agua sigue siendo un bien escaso que es necesario proteger. Ante este panorama, surge RiegoApp, una aplicación leonesa que permite controlar desde el teléfono móvil el riego de todas las parcelas. Aparte de dar el pistoletazo de salida a los equipos, también es posible controlar la presión y en el caso de tener una incidencia poder cerrar el grifo para evitar una inundación, que podría estropear el fruto.
Este servicio contribuye a la protección del medioambiente y también evita desplazamientos a las parcelas por parte de los regantes, lo que se traduce en un ahorro significativo. «Ya no es necesario que acudan a las tierras para ver si el sistema está funcionando bien», apunta su gerente, José Francisco Fernández, quien recalca que es una plataforma «pionera y de futuro».

La empresa iRiego, especializada en la gestión de comunidades de regantes, se fundó en 2012. Con el tiempo, al margen de hacer las aperturas y los cierres de todos sus usuarios, decidió dar un paso más allá y creó servicios para los teléfonos «de tapa». Fue el chisquero que prendió la mecha de la innovación en sus servicios. Más adelante, durante un café, se plasmó lo que ahora es ya una realidad que utilizan 300 agricultores en toda España.

No es la única plataforma que existe, pero sí que es pionera, ya que trabaja con varios programadores de riego. Ahora lo hacen con cinco. Facilita el control de los programadores de riego Agronic, el más vendido del mercado, y Danube, la marca blanca para aquellos profesionales agrarios que no quieren invertir tanto dinero en un equipo de estas características.

Respecto a las ventajas, el creador de RiegoApp destaca que la principal es que no está adaptada a una única casa de riego. En segundo manifiesta que busca que el agricultor vea en el teléfono móvil una herramienta necesaria de trabajo. Por este motivo, expone que la utilización de su plataforma permite un ahorro cercano al 30%. Un porcentaje al que habría que sumar el coste de los desplazamientos. No hay que olvidar tampoco, insiste, la mejora de producción. «Si tú tienes una fuga y no la detectas, esa inundación te va a provocar pérdidas», asegura antes de señalar que lo mismo pasa si justo en el momento de la apertura del grifo comienza una tormenta. «Se puede cortar y así evitar un despilfarro», apostilla.

Los clientes son de todos los rincones de España: Navarra, La Rioja, León, Burgos, etc. Avanza que este año quieren consolidar el servicio, eso sí, sin ponerlo en riesgo, ya que este tipo de aplicaciones requieren mucha seguridad en la nube. En la actualidad cuentan con unas 5.000 hectáreas controladas con RiegoApp. Pero dentro de la empresa monitorizan alrededor de 30.000. En las demás se utilizan procedimientos similares siempre adaptados a las necesidades del cliente, subraya Fernández.

Los cultivos que vigila este centinela online varían dependiendo de la zona. En León, por ejemplo, se trabaja maíz, remolacha, alubia, alfalfa, trigo... En Navarra, por el contrario, se apuesta por las familias hortícolas. Además, puntualiza que hay que tener en cuenta las costumbres del trabajador. De hecho, es crucial.

Su idea de cara al futuro es combinar el día a día de los profesionales del campo con la tecnología, con la meta de obtener los mejores resultados, avanza no sin antes comentar que si un cultivador nunca riega los viernes, aunque todos los pronósticos marquen ese día, habría que cambiarlo porque sería «ilógico» ir en contra de lo que siempre se ha hecho. No obstante, su intención es que los agricultores confíen en sus criterios y modifiquen las rutinas.

Los interesados en este servicio solamente se tienen que poner en contacto con iRiego. La empresa leonesa ofrece un mes de prueba y luego tienen que pagar por programador, o lo que es lo mismo, por cada hidratante de la parcela. «Es muy sencilla y está disponible tanto para Android como para iOS», sostiene. En este sentido, indica que su idea es que conforme el modelo se vaya desarrollando se convierta en gratuito, puesto que al aplicar técnicas de big data a los cultivos, la información que se genera es «bastante interesante».

Para el año que viene se están planteando dar al agricultor lo que necesita. «Una vez que conozcamos sus costumbres, empezaremos a hacer recomendaciones en función de previsiones meteorológicas y su día a día», afirma José Francisco Fernández para, a continuación, aclarar que es un servicio «muy bueno» que ha nacido en León para el mundo. «El agricultor ya no es el de la boina que está en el pueblo. Ahora puede estar en la playa y controlar desde la toalla el riego de sus tierras».

Todo este entramado está orquestado por un equipo de 30 personas, que organiza, vigila y avisa de los posibles problemas. «Poder controlar toda la explotación desde la palma de la mano es la principal ventaja», resume el creador de RiegoApp.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria