Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERSONAJES ÚNICOS / OLAYA MEDIAVILLA

La exploradora de boletus

La palentina decidió ponerse los boletus por sombrero hace más de seis años / Sus investigaciones en torno a este hongo comestible y la posibilidad, cada vez más cercana, de cultivarlo, han sido publicadas en revistas científicas internacionales.

A. ÁLVAREZ
05/12/2017

 

Es ingeniero Forestal y de Montes, coordinadora de la Cátedra de Micología de la Universidad de Valladolid, investigadora y docente universitaria. Tiene solo 32 años, pero Olaya Mediavilla supo desde siempre que lo suyo tenía que estar relacionado con el mundo rural en el que se crió – es de un pequeño pueblo de la provincia de Palencia, Villasur de Ucieza- y con los muchos recursos agroforestales que todavía quedan por explotar. «He crecido en una zona rural, siempre me ha gustado mucho el campo y subir al monte y por eso decidí hacer la carrera de Forestales», afirma. Después vino la Ingeniería Superior de Montes y su trabajo Fin de Carrera que quiso centrar en el ámbito de los hongos silvestres. Una inquietud que trasladó a los doctores Pablo Martín Pinto, del Instituto Universitario de Gestión Forestal Sostenible (iuFOR), y Jaime Olaizola, director de la empresa biotecnológica ID Forest, que la animaron a hacer un protocolo para producir Boletus, y asumir un empeño que hasta ese momento nadie había emprendido. «El Boletus es una de las setas mas apreciadas gastronómicamente pero también una de las más recolectadas por lo que corre el riesgo de sobreexplotación», señala. El problema del Boletus es que no se puede cultivar como los champiñones y además crece asociado a pinos y robles que fructifican a partir de 30 o 40 años, con lo que hay que esperar mucho tiempo para poder recolectarlos, explica. Dicho esto, el reto era conseguir cultivarlos de forma controlada para asegurar su conservación y crear riqueza en el medio rural entorno a un recurso con mucho potencial gastronómico y económico. Ya sabían entonces que el Boletus también crece bajo matorrales de jaras a partir de tres años de edad así que Olaya centró su tesis, su doctorado, sus investigaciones y todo su trabajo en la empresa ID Forest en encontrar la forma de cultivar este hongo de forma controlada asociado a la jara. De conseguirlo se logra un doble objetivo, afirma. Asegurar la sostenibilidad de este hongo tan valioso y promover este cultivo en las zonas más desfavorecidas, que es donde mejor se dan las jaras. Para ello había que propiciar la unión entre el hongo y la planta y crear las condiciones idóneas para que creciera. Así que se recogieron jaras, se seleccionaron y multiplicaron en el laboratorio. Se recogieron boletus en jarales, se seleccionaron y multiplicaron. Se siguió investigando para reproducir todas las condiciones que propiciaran la fructificación del hongo y se descubrió que hay una bacteria que favorece la unión entre el hongo y la planta.

Afirma Olaya que detrás de este proyecto no está ella sola. Hay todo un equipo de investigadores de la Cátedra de Micología, el iuFOR y la empresa ID Forest, un trabajo gigantesco, muchísimas horas de laboratorio, de investigación, de búsquedas en publicaciones científicas y de ensayos con resultados a largo plazo que acercan cada vez más al cultivo de Boletus y que siguen la filosofía que siempre ha determinado el camino de esta investigadora: desarrollar investigaciones con una aplicación práctica, pero siempre sobre una rigurosa base científica. Reconoce que quizá el hecho de compaginar su formación con el trabajo en la empresa IDForest, le ha dado una visión muy práctica de lo que tiene que ser la investigación. «Trabajar en una empresa te cambia la mentalidad. Todo tiene que tener aplicación y provecho», resume.

El rigor científico de sus investigaciones se ha confirmado con publicaciones en revistas científicas internacionales de alto impacto como Micorrizas. Y su capacidad para divulgar y dar a conocer los resultados de su trabajo, con el premio de la Sociedad Española de Ciencias Forestales que recibió el pasado mes de junio y con el Primer Premio del Concurso ‘Tu Tesis en Tres Minutos’, promovido por el Campus de Excelencia Internacional, en el que se enfrentó a 150 investigadores el pasado mes de noviembre. Mediavilla fue capaz de enganchar en tres minutos al contenido de su tesis, que no solo tiene largo el título: Producción de Boletus Edulis como puesta en valor de Sistemas Forestales y prevención de incendios forestales. «Resumir el trabajo de seis años en tres minutos lleva mucho tiempo», afirma, porque «se trata de hacer atractivo un tema para mantener la atención y que llegue a todo el mundo, aunque no sepan nada de hongos». Ella considera «fundamental» que la sociedad sepa lo hacen los investigadores y el valor que tiene sus descubrimientos, y reconoce que los científicos no siempre son capaces de trasmitirlo. Personalmente ha ido puliendo sus habilidades comunicadoras en numerosas actividades micológicas científicas y divulgativas, en congresos internacionales, y en reuniones científicas y técnicas que la han llevado fuera de España.

Hoy da clases de Selvicultura Multifuncional a alumnos de Vietnam, Papua Nueva Guinea y Brasil, y de Incendios Forestales en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de Palencia, mientras concluye su tesis y se doctora finalmente en Conservación y Usos Sostenibles de Sistemas Forestales. «Me gusta mucho la docencia, pero también la investigación, el trabajo de laboratorio y la divulgación», afirma. Así que seguirá formándose, –lo más inmediato será una estancia en la Universidad de Murcia y otra en Holanda, para obtener el doctorado internacional–, hasta que el cultivo de Boletus sea una realidad. «Estamos muy cerca», afirma.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria