Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VALLADOLID

Entrenador personal de la «población especial»

Un emprendedor desarrolla programas de ejercicios individualizados para personas con dolencias como diabetes, cardiopatías o hernias lumbares. Cuenta con la Estrella de Oro a la excelencia profesional.

E.L.
13/03/2018

 

Para muchos es una carrera de fondo. Hacer ejercicio físico es saludable pero un sector importante de la población no se puede calzar las zapatillas a la ligera. Necesita que un profesional le ayude a ejercitar su cuerpo sin poner en peligro la salud. En este escenario aparece Javier García, un emprendedor de 25 años que hace dos montó su propio centro para dar una atención individualizada mediante programas de entrenamiento personalizados. Aunque se dirige a la población en general, «un cuarto» de sus clientes es «población especial», es decir, usuarios con dolencias como hernias lumbares, diabetes o cardiopatías.
El primer paso es una evaluación integral donde los clientes informan de descompensaciones articulares, condicionantes o cualquier problema que el entrenador tenga que conocer. A continuación se diseña una tabla de ejercicios que se puede realizar tanto en solitario como en grupos reducidos de hasta cinco personas.

García explica que la actividad física va encaminada a aportar bienestar a los beneficiarios y a retrasar la ingesta de fármacos o a reducir su dosis. «Que tengan un componente no farmacológico para combatir su enfermedad», sostiene muy orgulloso. Por ejemplo, si acude una persona con hernia lumbar, habría que centrarse en el trabajo de control motor, sugiere antes de señalar que siempre habría que ver el nivel. «Intentar que coja tono muscular suficiente para que pueda estar protegido y no vuelva a tener molestias para poder llevar una vida normal». En este caso comenta que estarían contraindicados aquellos ejercicios que comprometen la columna vertebral como son los abdominales.

Respecto a los diabéticos, manifiesta que depende del caso. En este punto, expone que existen dos tipos de diabetes: la 1 que es hereditaria y la 2 que, en la mayor parte de los casos, se produce por hábitos de vida poco saludables. En este último supuesto los enfermos cuentan con enfermedades asociadas como obesidad, depresión o problemas articulares. «Lo que se le suele pautar es una mejora en su calidad muscular para que pueda metabolizar mejor el azúcar, es decir, que utilice menos dosis de insulina o que pueda evitar todas las consecuencias derivadas de la enfermedad, ya que puede desencadenar en un infarto».

La cuestión, recalca, es que la diabetes es «un factor de riesgo» de padecer una enfermedad cardiovascular y los profesionales de las Ciencias de la Actividad Física y del Deporte intentan reducir ese riesgo a través de una pérdida de peso «eficiente», trabajo para ganar masa muscular y una adaptación a sus necesidades.

Los usuarios más complicados son los que tienen problemas de corazón. «Si acude una persona que ha sufrido un infarto de miocardio y tras hacer la rehabilitación cardíaca con su médico viene a nosotros para continuar con la actividad física, lo primero que haríamos sería hacer un control previo donde un cardiólogo me explique sus limitaciones», expone para, a continuación, subrayar que «en ningún caso» comenzarían con el programa de entrenamiento sin tener una serie de pautas, entre las que figure que no existe «ningún impedimento» para hacer deporte. Un trabajo en equipo «muy útil» que no sólo se lleva a cabo con los cardiólogos, sino también con un fisioterapeuta.

Para García, la motivación de sus clientes es diferente a la de los socios de cualquier gimnasio de la capital. Y lo es porque en este centro se plantean objetivos y se realizan controles para comprobar los pasos que se van dando hacia la meta. «Aquí interviene mucho el trabajo del entrenador, lo que se puede currar. Marca el objetivo de la sesión y en base a eso diseña unos ejercicios que mucha gente se queda alucinada al verlos, ya que nunca antes los ha hecho y se da cuenta de que al realizarlos tienen todo el sentido para lograr lo que buscan», defiende muy orgulloso. «Se trabaja de manera innovadora sin dejar nada a la improvisación».

La pieza clave del método reside en el equipo de profesionales que le acompaña en su andadura. Todos son titulados como él. Además, cuenta con maquinaría puntera: una máquina que simula el esquí de fondo, una cinta de correr sin motor, en la que se trabajan habilidades, y plataformas de escalada, entre otras.
Javier García estudió Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) y un máster de Especialista Universitario en Entrenamiento Personal en Madrid. Decidió montar este negocio que en próximas semanas se ampliará con su segundo centro porque, tal y como reconoce, le apasiona el tema del entrenamiento personal y, sobre todo, el estudio de la «población especial». «Hubo bastante incertidumbre porque tenía pocos clientes», admite. Eso sí, denuncia que en Castilla y León a las personas que quieren montar su negocio solo les «ponen zancadillas». «Si quieres abrir un negocio a lo mejor tardas un año porque todo son trabas», declara.

Este vallisoletano pudo hacer su idea realidad gracias a la ayuda de sus padres. «Tenía cuatro ahorros y sin mis padres no podía haber hecho nada», expone antes de añadir que «si tienes que depender de la administración económicamente, estás perdido».

El año pasado recibió la Estrella de Oro del Instituto para la Excelencia Profesional, un galardón que se entrega a las mejores empresas y profesionales de España. Cuenta que no se presentó, sino que un comité de expertos consideró que su trabajo basado en la innovación, el desarrollo económico y el compromiso social era merecedor del reconocimiento.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria