Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VALLADOLID

Discípulos de las buenas maneras a tan solo un clic

Hardtronic crea un sistema de mayordomía digital que interacciona con los clientes para hacerles la estancia más agradable

E.L.
11/07/2017

 

Los gurús de la complacencia te preparan un baño con sales y música celestial; si vas a salir de excursión, tendrán tu ropa lavada y planchada, y si decides cenar en la habitación unos carabineros, los buscarán en alta mar, si hace falta. Los mayordomos ya no envejecen a la sombra del señor de la casa, aunque su trabajo, servir, sigue siendo el mismo, y sus funciones entroncan a la perfección con la receta del éxito de sus predecesores: saber hacer y vocación de servicio.

Los discípulos de las buenas maneras del siglo XXI cuentan con una formación muy completa y especializada para solucionar la actividad cotidiana y supervisar todo sin olvidar una máxima: «Siempre está pero nunca se ve». Para ello siguen reglas básicas y prácticas: las mesas se montan con guantes para no dejar huellas en las copas; los camareros deben moverse en la mesa en sentido de las agujas del reloj; la cuchara y el cuchillo, a la derecha y el tenedor, siempre a la izquierda y así un largo etcétera. Todas costumbres de antaño adaptadas a los nuevos tiempos. Unos tiempos donde el mayordomo ya no es el señor Carson de Downton Abbey, es una figura crucial que se ha aliado con las nuevas tecnologías.

En este rumbo la empresa vallisoletana Hardtronic y Abadía Retuerta LeDomaine, único hotel con este servicio, tienen mucho que decir. Han creado un servicio de mayordomía digital para hacer la estancia más agradable. El sistema está basado en una herramienta y una serie de procedimientos internos que comienzan cuando el cliente confirma su reserva en este lujoso establecimiento de 5 estrellas, ubicado en la región vitivinícola del Valle del Duero. A partir de ese momento, se pone en funcionamiento Butlers –así se llama la invención de forma interna– y empieza a interaccionar, ofreciéndole una serie de servicios y comodidades a través de un portal web.

En este espacio todo está organizado por áreas: datos personales y modo de viaje, acontecimientos durante su estancia, requerimientos especiales en cuanto a la alimentación, requerimientos especiales en cuanto a la habitación, reserva en el restaurante, tratamientos especiales de mejora de salud, actividades durante su estancia, entre otras especificaciones. Una vez que el huésped ha definido los detalles de su plan de estancia, el sistema toma nota de ello y asigna un mayordomo. «Si hay que hacer algún retoque se pone en contacto con él para actualizar los servicios solicitados que permitirán que tenga una estancia más agradable en el hotel», puntualiza Fernando Pérez, director técnico comercial de Hardtronic.

La innovación de la herramienta, en su opinión, radica en que no está implantada en ningún hotel, al menos en España. «Introduce las nuevas tecnologías en un área distinta», comenta para, a continuación, manifestar que aumenta la productividad del departamento de mayordomía porque puede dedicar más tiempo a la atención del cliente y de esta forma hacer más gratificante el paso por el establecimiento. Además, añade, se aumentan las posibilidades de repetir visita a las instalaciones.

Para Pérez, la peculiaridad se encuentra en que este equipo multidisciplinar ha sabido fusionar las nuevas tecnologías con un servicio muy personal, donde el cliente está en contacto con un profesional multifacético y multitarea que desea agradarlo pero no a toda costa. Por ello, expresa que el servicio mejora las funciones del saber hacer esquivando «la frialdad» de estar interactuando con una máquina.

La tecnología que utilizan es la que en la actualidad usan la mayoría de las herramientas software y permite su utilización en varios idiomas y desde cualquier dispositivo móvil, ya que está en la nube. Es accesible, por tanto, desde todos los lugares siempre y cuando haya conexión a internet.

Respecto a las ventajas, considera que la principal es que el departamento de mayordomía dispone de una herramienta que permite tener «una mejor visión» de los servicios que va a necesitar el cliente antes de que llegue a sus instalaciones. Además, destaca, aumenta la productividad del propio departamento y, por ende, del hotel.

El proyecto comenzó a gestarse a finales de 2013 y la explotación arrancó en 2014, si bien la herramienta sigue evolucionando para completar y actualizar funcionalidades. En este último aspecto, Fernando Pérez indica que están evaluando la integración de la inteligencia artificial que, a su juicio, mejoraría el servicio que presta este mayordomo digital. Dentro de sus planes de futuro, quieren buscar otros posibles clientes ya que, de momento, sólo se puede disfrutar en Abadía Retuerta LeDomaine.

¿Por qué eligieron este enclave? La razón principal es porque es el único establecimiento que cuenta con este servicio personalizado y de alto nivel. Allí, los mayordomos son profesionales que se hacen cargo de cada detalle sin ser intrusivos y pasando desapercibidos. «Ellos se involucran con sus huéspedes para aprender lo más posible acerca de sus preferencias, necesidades y expectativas. Planean y coordinan sus estancias, incluido el spa, las reservas en el restaurante y las actividades en la finca, como paseos a caballo y visitas. Todo sin molestar», cuenta.

Para esta labor eligió a los mejores. Contrató a Robert Watson, fundador y director de la Guild of Professional Butlers (escuela de mayordomos) y entrenó al personal. Para completar este departamento, decidió que las nuevas tecnologías tenían que estar presentes en el establecimiento. Y fue en ese momento en el que solicitó el saber hacer de Hardtronic, una empresa que nació en 1983 para ofrecer soluciones tecnológicas en Castilla y León. En la actualidad, su principal actividad es la consultoría, auditoría e implantación y mantenimiento de sistemas tecnológicos y ciberseguridad, en este último área tienen una experiencia de más de 15 años y son una de las compañías líderes en la Comunidad, con clientes tanto del ámbito empresarial como de la administración pública. También trabajan en el desarrollo de software y hardware, donde realizan proyectos específicos para cubrir las necesidades de los clientes.

FERNANDO PÉREZ / DIRECTOR - TÉCNICO COMERCIAL DE HARDTRONIC

«La I de la I+D+i sólo puede ser abordada por las universidades y algunos centros tecnológicos»

Fernando Pérez, director técnico comercial de la vallisoletana Hardtronic, sostiene que la investigación en su sector es «muy difícil» de realizar por el tamaño de la mayoría de las empresas de Castilla y León. Por tanto, asegura que «la I de la I+D+i sólo puede abordarse desde las universidades, centros de desarrollo tecnológico y compañías con un volumen de facturación alto».

En este sentido, expone que el tejido empresarial está compuesto por pymes a las que el día a día les desborda, «impidiéndoles» ver la necesidad de investigar y desarrollar, a pesar de que «es su futuro». «Nosotros estamos trabajando con algunos de nuestros clientes en la creación de servicios sobre todo en el área de la ciberseguridad, que esperamos que pronto vean la luz», informa.

Pérez tiene claro que la situación sería distinta si la crisis económica no hubiera azotado a la sociedad de la manera que lo ha hecho. En su opinión, los jóvenes han sido «uno de los colectivos más perjudicados», si bien no han sido los únicos, ya que las personas de una cierta edad están «en circunstancias parecidas y con peores perspectivas». «En mayor o menor medida hemos perdido todos», señala, antes de poner como ejemplo que en el sector de las TIC se han perdido cerca del 50% de las empresas.

Para el director técnico comercial de Hardtronic, las administraciones públicas sí que trabajan para que Castilla y León sea puntera y realizan una labor importante, no obstante, considera que hay empresas que, aunque cuentan con posibilidades para triunfar, lo tienen complicado, puesto que necesitan un apoyo extra de las administraciones públicas que, tal y como destaca, no deben limitarse solo a aplicar la estrategia de investigación e innovación.

«Simplemente nos tenemos que creer que nuestras empresas pueden darnos los mismos niveles de servicio y de productos que otras regiones y países. Con eso sería suficiente para que pudieran ser punteras en el mercado no sólo nacional sino internacional porque competitivas ya creo que lo son», estima.

Fernando Pérez manifiesta que hay mucha innovación y mucho talento en nuestras empresas y en nuestro país, sin embargo, es «muy complicado» hacérselo ver a la sociedad. De hecho, expone la circunstancia que ha tenido lugar desde 2007 con la llamada fuga de cerebros. «Hemos perdido talento y a la sociedad le ha dado prácticamente lo mismo. Es verdad que ahora le estamos intentando recuperar, pero resultará complicado hacerle volver a nuestro país, ya que ha conocido lugares donde realmente sí que es reconocido y saben valorarlo en su justa medida».

Otra cuestión es, declara, cómo la sociedad va a asumir las innovaciones que van a llegar, como son la robótica y la inteligencia artificial.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria