Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Compañía virtual para los mayores

Investigadores de la UPSA diseñan una aplicación que sirve para prevenir y disminuir el sentimiento de soledad de los ancianos / Elimina la brecha respecto a las nuevas tecnologías y favorece las conexiones intergeneracionales

E. LERA
23/07/2019

 

Soledad. Siete letras que se esconden detrás del sentimiento. No viven en la marginalidad. Simplemente se han quedado solos. La familia está lejos y los amigos, o bien se han ido, o bien ya no están para tomar cafés y jugar la partida. La vida se escapa entre los dedos. Puede ser el vecino de la puerta de al lado. Un abuelo que te encuentras a diario, que se vale sin dificultad, con sus rutinas cotidianas y su independencia. Una persona con el corazón encogido. Sus conversaciones son reducidas y sus risas, esporádicas.

Las cifras de la vejez dan escalofrío. La soledad mata y solo hacen falta dos horas para hacer feliz a un anciano. Para atajar este problema, investigadores de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) han desarrollado una aplicación para Android que busca prevenir y disminuir el sentimiento de soledad en adultos mayores institucionalizados.

El objetivo, tal y como explica Ainhoa Leránoz, creadora de la herramienta, es fortalecer la conexión del anciano con la red social significativa –cónyuge, amigos y familia–, a través de la transmisión de documentos audiovisuales desde los miembros de esa red dirigidos al adulto mayor. Además, agrega, contribuye a eliminar la brecha de los mayores respecto a las nuevas tecnologías y favorece así las conexiones intergeneracionales.

La aplicación consta de un primer apartado donde figuran perfiles de los diferentes residentes y una base de datos para cada uno de ellos. A partir de los nombres se podrá acceder a un espacio privado para realizar la edición de los documentos de cada usuario, utilizando siempre una contraseña.

Una vez se cree el perfil del participante, el cliente puede acceder a la plataforma, realizar el registro donde figure su perfil y una definición. Más tarde, se aplicará una escala para evaluar los déficit existentes en el soporte social del sujeto –tanto familiar, conyugal como social–, así como en el sentimiento que estas situaciones pueden provocar. «La escala está basada en la ESTE I que fue diseñada para medir la soledad en personas mayores», apunta Antonio Sánchez, catedrático de la Universidad Pontificia de Salamanca.

En función de la puntuación que obtenga el sujeto en cada dimensión, recibirá un contenido determinado. Si la puntuación es alta en soledad –menos de cinco– en alguna de las dimensiones, el usuario tendrá a su disposición una técnica de relajación y un contenido audiovisual correspondiente a la dimensión. Si por el contrario obtiene una puntuación baja en soledad –mayor a cinco– únicamente recibirá el contenido audiovisual: un enlace, un vídeo o una fotografía junto con un comentario.

¿Cómo se previene el sentimiento de soledad? Leránoz expone que se estimulará el recuerdo positivo de momentos emocionalmente significativos para el anciano, que serán proporcionados a través de la conexión con sus familiares y amigos. «Los recuerdos positivos sirven para reafirmar la identidad de la persona mayor y a su vez mantener la autoestima», expone el catedrático de la UPSA, quien, a renglón seguido, señala que la aplicación ofrece la oportunidad de compartir las experiencias pasadas y los conocimientos adquiridos en esas experiencias, disminuyendo el malestar del adulto mayor y los niveles de ansiedad que este puede presentar, además de favorecer el contacto interpersonal.

Por otro lado, su creadora deja claro que el hecho de mantener la persona mayor conectada con su red social significativa implica un «importante apoyo social» e influye «de manera muy significativa» sobre la calidad de vida del anciano. Y es que, aunque el internamiento pueda propiciar un nuevo círculo de amistades, es más importante estar satisfecho con las relaciones de la red personal, con independencia del tamaño de esta, apostilla.

Esta idea permite conocer más a la persona, ofrecer servicios que colaboran en la prevención de sentimientos de soledad y patologías relacionadas, aumentar la interacción social, motivar al usuario para la interacción alrededor de la tableta y mejorar las relaciones con el personal del centro. Respecto a este último punto, incide Ainhoa Leránoz, se conocen mejor a los usuarios para hacer historias de vida y terapias de reminiscencia, también se promueve la atención individualizada y se aumenta la comunicación.

A esto se une que los usuarios se pueden crear un perfil propio en el que presentarse y que facilitará el sentimiento de pertenencia, disminuyendo la tensión de expectativa y reafirmando su lugar en el centro residencial. «Es un apartado que disminuye la posibilidad de aparición de estresores, como puede ser el ingreso en la institución», resalta Sánchez para, a continuación, subrayar que durante el ingreso, un elemento importante a considerar es la relación entre el futuro residente y su red social significativa. «Esta relación no se corta cuando un miembro del sistema familiar ingresa en un centro. Creemos que la aplicación va a favorecer a mantener las relaciones con las redes sociales del individuo. También va a permitir al centro controlar el nivel de bienestar del sujeto para poder ajustarnos a sus necesidades».

Dejan claro que esta herramienta la deben usar personas institucionalizadas o en proceso de institucionalización, ya que diversas investigaciones avalan que este sentimiento de soledad se acentúa con la institucionalización. Se considera que el adulto mayor siente desinterés y abandono por parte de la familia, que no tiene en cuenta el espacio del anciano, lo lleva a un papel pasivo.

El proyecto arrancó en base al concurso Talent organizado por el Banco Santander en la Universidad Pontificia de Salamanca. En junio se presentó el prototipo y en la actualidad se encuentran en la fase de desarrollo e implantación del piloto.

En este sentido, Antonio Sánchez y Ainhoa Leránoz adelantan que están colaborando con CETYS Universidad de Baja California (México) para el desarrollo completo de la aplicación y su posterior comercialización. En esta misma línea, indica que seguirán trabajando para desarrollar recursos relacionados con la tecnología que garanticen un mayor bienestar de los mayores.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria