Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENERGÍA RENOVABLE

Burbujas para proteger a las marsopas

Iberdrola usa un sistema de mitigación de ruido para no molestar a los mamíferos del Báltico, donde construye un parque eólico

E.L.
13/06/2017

 

Son diminutas, tímidas y tan escurridizas que muy pocas personas han visto una. Las marsopas son las primas menores de ballenas y delfines, pero más robustas. Son la especie de cetáceo más pequeña de todo el Hemisferio Norte y también la más amenazada, aunque sus aletas aún pueden verse al navegar por el mar Báltico. Son la certeza y el misterio de que hay vida salvaje más allá de las fronteras de la civilización.

Viven en el océano. Su actividad diaria se ve alterada por el continuo trasiego de barcos y buques. Y es que, allá donde no llega la luz, los sonidos son esenciales para la supervivencia. Sus órganos sensoriales les permiten estar en equilibrio con la columna de agua. Pero si al soniquete habitual se suma el provocado por una obra de tal magnitud como un parque eólico marino, la situación es insostenible. Los sonoros golpes de las maniobras ahuyentan a estos mamíferos.

Por este motivo, Iberdrola ha utilizado unos sistemas para mitigar y monitorizar las emisiones de ruido durante la fijación en el suelo marino, a unos 40 metros de profundidad, de los pilotes sobre los que se anclan los jackets, las bases que sacan a flote a los aerogeneradores en el Báltico, que darán luz a 350.000 hogares alemanes. Se creó una larguísima cortina para que no molestara a estos animales en peligro de extinción.

Este silenciador, que ha supuesto un sobrecoste de 40 euros en una inversión global de 1.400, además de la función de protección del medioambiente, tiene una «gran importancia» en el proyecto llamado Wikinger, ya que el gobierno alemán exige el cumplimiento de ciertos niveles de ruido y de no ser así, los trabajos de instalación deben paralizarse hasta que se encuentren métodos más efectivos. «Esta parada tiene por tanto un gran impacto en el programa y en los costes», expresa Emilio de la Cerda, ingeniero de instalación de cimentaciones de Iberdrola.

Las cimentaciones consisten en estructuras de acero de cuatro soportes con más de 60 metros de altura llamadas jackets. Para poder fijarlas en el mar es necesario hinchar de forma previa cuatro pilotes en el suelo marino con un martillo hidráulico que está especialmente diseñado para su uso bajo el agua. Durante la instalación se genera ruido y aquí es donde el conjunto de técnicas de mitigación entra en acción.

La tecnología empleada para no molestar a los cetáceos, según explica, consiste en dos círculos concéntricos de tuberías de microperforaciones que se instalan en el lecho marino alrededor de la cimentación. Estas tuberías están conectadas a un barco repleto de compresores que bombean aire dentro de dichas tuberías. Gracias a los agujeros de las tuberías, el aire escapa hacia la superficie creando una cortina de burbujas. «Estas burbujas logran reducir los niveles de ruido en frecuencias específicas y de este modo se amortiguan las emisiones de ruido durante la instalación de los pilotes», señala De la Cerda.

En este sentido, destaca que la colocación de tuberías, distribución de las microperforaciones y número de compresores se deben ajustar al diámetro de los pilotes, energía utilizada en el martillo, profundidades de agua y condiciones de terreno. Además de esta doble cortina de burbujas, este equipo dirigido por un abulense utiliza una cortina adicional que está montada en la plantilla de la instalación y asegura que los pilotes se hinquen correctamente. «Todos los sistemas han sido diseñados para Wikinger basándonos en la fase de investigación previa y por lo tanto, la fase de desarrollo es muy importante para asegurar que el sistema cubre todas las necesidades», expone.

Una curiosidad de estos silenciadores es que para su funcionamiento se usan componentes relativamente comunes pero que, con alguna modificación, se utilizan para un propósito diferente.

Aparte de la mitigación del ruido, la firma que preside el salmantino Ignacio Sánchez Galán busca la monitorización de dichas emisiones. Para ello han utilizado hidrófonos calibrados para los niveles y frecuencias de sonido durante la hinca de pilotes. «Una boya con un procesador y una emisora nos permitía conocer los niveles de ruido en tiempo real», apunta, antes de añadir que este equipo se diseñó en exclusiva para la instalación de molinos de viento de 350 megavatios.

Esta información, además de ser útil durante el pilotaje para controlar el ruido, era necesaria, puesto que en menos de 24 horas necesitaban informar a las autoridades alemanas de que los niveles de ruido habían sido satisfactorios y por tanto, la siguiente cimentación podría ser instalada. «Esto conlleva un gran esfuerzo, ya que el equipo en alta mar trabaja 24 horas al día los siete días a la semana», reconoce el ingeniero de instalación de cimentaciones de Iberdrola.

De la Cerda comenta que la tecnología en sí no es nueva, lo que le hace novedoso es que cada proyecto es un mundo y es necesario adaptarlo a las necesidades. En este acorazado energético las condiciones del terreno y de profundidad varían y por tanto el equipo desplegado allí –formado por 200 personas– ha podido observar que los niveles de ruido fluctuaban «de una manera significativa» en función de la cimentación que se estaba instalando.

En el mercado de la eólica marina en Alemania es necesario implementar sistemas de mitigación de ruido para proteger a los mamíferos. Ahora otros países europeos están introduciendo medidas similares dentro de su legislación, así que se empezarán a ver métodos similares en este tipo de planes. La diferencia con sus competidores, manifiesta el ingeniero abulense, es que han logrado que todas y cada una de las instalaciones realizadas en Wikinger hayan estado por debajo de las emisiones de ruido exigidas por las autoridades germanas. Este logro se ha conseguido, tal y como sostiene, gracias al trabajo en equipo del proyecto, que ha consistido en una larga fase de desarrollo que ha requerido la búsqueda en diferentes países de empresas que deseaban colaborar con los españoles en encontrar una «solución perfecta» para esta apuesta mundial, bendecida por autoridades y ecologistas.

Las obras se realizaron durante 2016. La idea de utilizar cortinas de burbujas, indica De la Cerda, fue tomada principalmente por el tipo de cimentaciones que tienen, pero también para optimizar la logística de la instalación, ya que otros métodos de mitigación de ruido requieren paradas durante la instalación para preinstalar estos sistemas antes de empezar a pilotar. La ventaja principal, a su juicio, es que el equipo se puede instalar antes de la llegada del barco llamado Giant 7 y se opera desde un barco independiente que lleva los compresores. Gracias a esta decisión, el ahorro ha sido «significativo», puesto que cada minuto en alta mar es «muy costoso».

A día de hoy están haciendo un análisis detallado de toda la información que han obtenido durante la fase de instalación y esto les servirá para optimizar y seleccionar métodos en sus futuros parques eólicos. La instalación, ubicada frente a la costa noreste de la isla Rügen, será el segundo parque eólico marino de Iberdrola, tras la puesta en funcionamiento de West of Duddon Sands, en el mar de Irlanda, en 2014.

Además, proyecta otros dos. Uno en tierras inglesas, que será el mayor del mundo, el East Anglia One, con 714 megavatios de energía limpia, capacitado para suministrar a 500.000 hogares, el equivalente a una ciudad como Málaga, tras invertir 2.500 millones de euros. Estará listo en 2020. Francia también está en su objetivo. Su última aventura será al otro lado del Atlántico, en Massachusetts a través de su filial Avangrid. Será el primero que se construya en Estados Unidos. En tres años empezarán a construirlo y su capacidad puede alcanzar los 1.000 megavatios. De acuerdo con las estimaciones, la inversión alcanzaría un máximo de 2.000 millones de euros.

EMILIO DE LA CERDA / INGENIERO DE INSTALACIÓN DE IBERDROLA - «Hay que acortar la brecha entre las profesiones actuales y las que demandan las empresas»

Emilio de la Cerda, ingeniero de instalación de cimentaciones de Iberdrola, considera que España cuenta con «magníficas universidades» –donde reside el conocimiento–, una importante red de centros tecnológicos y una administración que promueve la investigación. Ahora, asegura, hay que extenderla a todos los sectores productivos, de manera que actúe de «palanca» de creación de valor. «Es necesario que la administración, las escuelas, las universidades y las empresas podamos trabajar de manera conjunta para aumentar la empleabilidad juvenil», expone.

En su opinión, las empresas necesitan jóvenes con habilidades y conocimientos adecuados para seguir creciendo en un entorno cada vez «más competitivo» y en constante cambio tecnológico. Por este motivo, asegura que es necesario «acortar» la brecha existente entre las cualificaciones profesionales actuales y las que ahora demandan las empresas.

El ingeniero abulense de la empresa presidida por Sánchez Galán considera que hay que hacer un «importante esfuerzo» en impulsar e inculcar a los alumnos algo «absolutamente esencial»: el espíritu innovador y emprendedor. Para ello, sugiere que se podría incluir el emprendimiento en el currículo escolar o promover cualificaciones internacionales para reconocer habilidades empresariales.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria