Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Cómo ayudar a los negocios a ser sostenibles

Tres estudiantes de la UVA crean una consultora ecológica para luchar contra el cambio climático desde el mundo laboral / Buscan sustituir el plástico por productos obtenidos a partir de materia orgánica

E. LERA
16/07/2019

 

El tiempo corre en contra y la puerta está a punto de cerrarse. El planeta agoniza y cualquier acción, por pequeña que sea, cierra alguna de las múltiples heridas provocadas por el hombre. El cambio climático es un hecho tangible y los habitantes del planeta Tierra somos testigos de los fenómenos meteorológicos extremos. Una transformación sin precedentes que no se puede ignorar, más bien hay que intentar entenderla para dar con la clave que ayude a dejar la mejor herencia.

La receta mágica no existe pero los movimientos verdes son necesarios aunque tiemblen los cimientos políticos. En esta cruzada se ha embarcado un grupo de tres estudiantes de la Universidad de Valladolid (UVA). Andrea Fernández de Derecho y ADE, Sofía Lana de Comercio y Luna Fontecha de Química han creado una consultora ecológica para promover el interés corporativo de las empresas hacia la reducción de su impacto ecológico y medioambiental en lo concerniente al uso de polímeros no biodegradables y que impactan de forma negativa en el ecosistema, en especial en el medio acuático. La idea es, según recalcan, apoyar a las compañías en su proceso de transición ecológica y en la búsqueda de alternativas –a partir de materia orgánica, como de la planta de azúcar, maíz, hueso de aguacate o la piel de patatas– a los plásticos de un único uso.

Verde Agua plantea alternativas más sostenibles, como son maximizar el porcentaje de plástico reciclado en sus productos, aumentar la vida útil de los mismos y fomentar el uso y desarrollo de polímeros biodegradables. «El objetivo es beneficiar a las empresas que se apoyan en estos materiales en objetos de distintos usos a lo largo de la cadena de valor, favoreciendo su imagen, reduciendo el coste de oportunidad, creando valor, introduciendo la filosofía verde dentro de su estructura empresarial, lo que tiene como resultado una estrategia ofensiva que los adapte a lo que el mercado va a necesitar y lo que las regulaciones van a exigir, ser responsables y sostenibles», expone Fernández.

Se trata de una empresa social que promoverá «una aceleración de un proceso de cambio» hacia bienes de consumo diarios en el medio laboral, teniendo en cuenta los cambios legislativos del marco comunitario. «Se basa principalmente en materiales biodegradables y compostables de origen bio, por ello hemos diseñado una lista de proveedores de dichos materiales, esperando aumentar dentro de poco con propuestas de grupos de I+D+i o centros tecnológicos de Castilla y León que estén interesados en formar parte de nuestra cartera», detalla Fontecha para, a continuación, añadir que quieren inducir a las firmas de diferente cabida empresarial al uso de alternativas biodegradables en la producción y el empaquetado de sus productos.

Las tres estudiantes de la Universidad de Valladolid confían en este proyecto. Y es que tiene «múltiples ventajas». En primer lugar, Lana sostiene que permite a las empresas exentarse de procesos convencionales de gestión y tratamiento, e incluso de tasas que comenzarán a aplicarse en unos meses debido a la directiva en la han basado cada uno de sus pasos, que promueve aumentar la responsabilidad del productor en el caso de envases de usar y tirar.

En este sentido, argumenta que Verde Agua se ha apoyado en algunos informes que demuestran que los negocios españoles con mayores percentiles de sostenibilidad obtienen un retorno de beneficio mayor y por ello quieren ser «las acompañantes» que faciliten la adaptación empresarial hacia una producción más responsable de la manera más eficaz.

La iniciativa surgió porque sus tres creadoras siempre han estado interesadas en el tema de la sostenibilidad y los Objetivos al Desarrollo sostenible marcados por las Naciones Unidas en el año 2015. El pistoletazo de salida fue la directiva aprobada el pasado mes de abril para la prohibición de plástico de un solo uso, tales como vasos desechables, pajitas, platos y cubiertos. Acorde con esta directriz, los gobiernos de los países miembro de la Unión Europea deben promover con fecha límite de 2021 medidas legales. «Creemos que es el mejor momento para crear el cambio dentro de la estructura interna de las empresas y vimos una oportunidad de mercado».

Para desarrollar la idea se ha utilizado la comunidad online de crowdsourcing desarrollada a través del proyecto Erasmus+ Hillary. En dicha plataforma, cuentan las tres emprendedoras de la UVA, recibieron seminarios específicos sobre importantes partes del plan de empresa, y gracias a ellos consiguieron dar forma al proyecto con más orientación profesional.

Lana, Fernández y Fontecha pusieron en común las propuestas y decidieron crear una consultora. No se quedaron ahí. La presentaron al concurso Start Up Women´s Cup. Y ganaron. Recibieron 2.000 euros que van a utilizar para dar «los primeros pasos» de la iniciativa, sobre todo en formación e investigación. Ahora, cuentan muy emocionadas, están muy interesadas en conocer cómo funcionan a nivel interno los procesos de calidad de las empresas castellanas y leonesas.

La meta es comprender «la buena práctica» en este campo para ir aprendiendo. No obstante, su idea es que la consultora ecológica sea una aliada de compañías involucradas en el tratamiento con plásticos, principalmente envases, como la industria alimentaria, de bebidas, juguetera, textil, etc. También el sector de la hostelería o instituciones autonómicas o provinciales. Podría contribuir a «algo tan común» como gestionar los plásticos en las pausas café de los congresos.

Tras finalizar sus estudios, las estudiantes de la Universidad de Valladolid quieren poner en marcha «a medio corto plazo» la consultora ecológica, ya que están convencidas de tener «una respuesta interesante» en el mercado.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria