Diario de Valladolid | Miércoles, 23 de agosto de 2017

Joaquín Díaz: «La depresión es una forma de morir en vida»

El músico y etnógrafo zamorano recupera ‘La cárcel blanca’ con ánimo de estímulo para quienes se encuentren en un trance similar

ICAL 03/03/2017

«Desgraciadamente la depresión sólo te permite tener la seguridad de que estás en un laberinto del que desconoces la entrada y la salida, e incluso la posición que ocupas dentro de él. A veces tienes la impresión de haber emprendido un tramo ancho y cómodo que, sin saber cómo ni por qué, se convierte al instante en estrecha y abrumadora senda que te angustia y anula. Veinte años después de escribir desde una cárcel, y ahora aparentemente en libertad, sigo pensando lo mismo».

Con esas palabras corona Joaquín Díaz el epílogo que ha escrito para Memorias de una depresión (La Huerta Grande, 10 euros), el volumen que recupera para las librerías españolas La cárcel blanca, una obra que vio la luz originalmente en 1996 y que presentó ayer en su nuevo formato (corregido, con un epílogo escrito para la ocasión y con un nuevo prólogo a cargo de Andrés Amorós) en la Librería Oletvm de Valladolid.

Con el objetivo de «recordar y recrear situaciones personales que fueron desafortunadas o crueles» pero que hoy le permiten «contemplarlas y pintarlas con una paleta en la que existan colores que otorguen al cuadro un sentido más positivo», el etnógrafo zamorano aceptó la propuesta de la editorial de reeditar una obra donde reflejaba en primera persona las dos veces a lo largo de su vida que sufrió depresión, una dolencia que calificó como «una forma de morir en vida antes de nuestra desaparición física», informa Ical.

«Hemos aceptado que los momentos de felicidad en la vida son escasos, pero cuando notamos que la infelicidad se prolonga y comienza a provocar efectos preocupantes o anómalos hay que pensar en la probabilidad de una patología», señaló el autor en el inicio de su intervención.

Según expuso, uno de los motivos que le han impulsado a enfrentarse de nuevo al texto original ha sido que «al contemplar el tablero en las actuales circunstancias, se observan con mejor perspectiva los recodos del camino y se minimizan los obstáculos». «El libro no es un método ni una guía para salir de la depresión, pero sí recoge una serie de reflexiones que, a quien se encuentre en una situación similar, pueden hacerle reaccionar. Por eso no me ha importado reeditarlo», explicó el músico.