Diario de Valladolid | Lunes, 11 de diciembre de 2017

10:17 h. FOMENTO

Puente lamenta que la Diputación asuma unos bomberos ‘más caros’

Carnero asegura que con el parque de Arroyo el coste será menor de lo que pide el Ayuntamiento

SANTIAGO G. DEL CAMPO 18/10/2016

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, deploró ayer que la Diputación provincial vaya a asumir, con un parque de bomberos en Arroyo de la Encomienda, un coste de mantenimiento «más caro» que lo que pide el Ayuntamiento por mantener el servicio de bomberos del alfoz, una decisión que dijo no entender.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, se reafirmó, por su parte, en que llevará al próximo Pleno de la institución provincial, que se celebrará el próximo viernes, el convenio de gestión del nuevo parque de bomberos de Arroyo. Con el plan, que anunció la pasada semana, se cubriría el servicio en los pueblos del alfoz.

El Ayuntamiento de Valladolid solicitó más de dos millones de euros por la prestación del servicio a los 32 municipios situados a menos de 25 kilómetros de la ciudad, para renovar el convenio con Diputación, cuando con anterioridad cobraba 150.000. Tras varias negociaciones, el Ayuntamiento redujo sus pretensiones hasta los 1,1 millones. La Diputación sólo está dispuesta a llegar hasta los 281.000 euros, al entender que el Ayuntamiento sólo debe aplicar el coste marginal y no el proporcional, como es su intención.

La solución de Arroyo será, según Carnero, «más barata de lo que nos pide el Ayuntamiento de Valladolid», pero, sobre todo, «aportará certeza y estabilidad al servicio, que es lo que demandan los ciudadanos de la provincia», añadió.

«Nosotros creemos que el coste que se debe aplicar es el marginal, que es el que se tiene en cuenta entre instituciones», explicó Carnero. «Es el que la Diputación  de Valladolid está negociando ahora, por ejemplo, con las de Segovia y Ávila para que los parques de Íscar y Medina del Campo cubran el servicio a algunos de sus municipios».

El convenio de colaboración entre la Diputación y el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda se concreta en la construcción, por parte del Consistorio arroyano, de un parque de bomberos totalmente operativo que será cedido para su gestión a la Diputación, responsable de dotarlo de personal, así como de su mantenimiento.

Carnero afirmó que, aparte del criterio económico, con el plan del parque de bomberos de Arroyo la Diputación gana en estabilidad y sostenibilidad financiera, con una inversión que la dota de independencia organizativa y funcional. Y es que, si la Institución aceptara el criterio proporcional, «¿quién nos asegura que el año que viene Valladolid no quiera construir un nuevo parque, y tenga que asumir una parte importante la Diputación?», especuló Carnero. De hecho, el presupuesto de los bomberos de Valladolid se incrementó en 2015 hasta superar los 9 millones de euros precisamente por una partida importante para inversiones.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, opinó que el acuerdo del parque de Arroyo es «una mala decisión, en primer lugar pensado en el servicio a los ciudadanos», puesto que con 25 efectivos el parque sólo tendrá «una unidad de 4 disponibles», debido a los tiempos de descanso de su personal.

«Es imposible que preste el mismo servicio que los 25 bomberos que tiene Valladolid disponibles para cualquier eventualidad», aseguró, al tiempo que mencionó un reciente informe de la Junta para aconsejar que la Diputación invierta en mejorar el servicio en la zona de Mayorga, antes que efectuar una inversión como la de Arroyo de la Encomienda.