Diario de Valladolid | Viernes, 18 de octubre de 2019

9:27 h. CLUB DE PRENSA. CIBERSEGURIDAD: DIEZ AÑOS DE INCIBE EN CASTILLA Y LEÓN

Rego ve al Incibe «esencial» en una ciberseguridad con más recursos

El director general del Instituto señala que las TIC tiene que aprovechar «la gran oportunidad»

FELIPE RAMOS / LAURA CEMBRANOS 21/03/2016

«Muy interesante». Así es como augura el futuro del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) su director general, Miguel Rego. Interesante para el Incibe «y lo que le rodea, una ciudad como León que está volcada con nosotros», puntualiza el máximo responsble del Instituto.

Y lo que lo hace interesante es el hecho de que, a decir de Miguel Rego, el Instituto «va a ser esencial en una ciberseguridad que va contar cada vez con más recursos».

A Rego no le hace dudar el desarrollo del Incibe, ni siquiera «la incertidumbre política» y todo porque «el trabajo que se ha hecho hace ser optimista sobre el esfuerzo público que se va a dedicar en cibeserguridad», matiza el director general, quien acto seguido remarca: «Y con más recursos el Incibe será esencial».

El instituto, señala, tiene ya labrado un pasado de retos conseguidos. «Una reputación que nos va a seguir ayudando. Incibe parte de una posición excelente para absorber más retos», asegura Rego, en un momento de su intervención inaugural en el Club de Prensa de EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN sobre los diez años del instituto.

Pero no solo el futuro es bueno para el Incibe, también lo será para aquellos que lo rodean. «Es una buena oportunidad para la investigación, el apoyo a las universidades, León y otras, y sobre todo para las empresas», afirma Rego, quien hace un llamamiento a las empresas de Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC), «que tienen que ver una gran oportunidad en la ciberseguridad». El mejor ejemplo de esa gran oportunidad, detalla Rego, son esos 450 millones en materia de seguridad que Europa va a poner en circuclación, «en un mercado que seguirá creciendo», aclara.

A la vista de esto, Rego no duda sobre lo que va a despararle ese futuro al Incibe: «Espero que en 10 años Incibe haya seguido contribuyendo al desarrollo económico de la región y de España».
Un futuro prometedor que pare de un pasado en el que Rego señala que «fue bueno colocar el Incibe en León, por las oportunidades que ofrece a la ciudad y a la Comunidad». Pero, sobre todo, por alejarlo de Madrid, donde se concentran casi todas las instalaciones que combaten los delitos en el ámbito tecnológico. En este tiempo, el centro ha pasado de centrar su actividad en la accesibilidad, la innovación, el fomento de internet y la seguridad tecnológica a focalizar su interés en la ciberseguridad, de la mano del Ministerio del Interior.

Una colaboración que permite prestar protección ante las ciberamenazas dirigidas a las entidades privadas y a sectores estratégicos del país como la energía y el transporte. En ese sentido, precisó el trabajo para prevenir, detectar y mitigar los ciberataques hace los ciudadanos y las empresas. El Incibe ha pasado de gestionar 18.000 incidentes en 2014 a los 50.000 de 2015. Para este ejercicio, Rego anuncia que se llegará a los 100.000.

Además, el instituto tiene la otra faceta de desarrollar programas para que las empresas crezcan en el ámbito de la ciberseguridad y estimular el talento profesional con el objetivo de contar con más estudiantes y especialistas en este ámbito. Un talento que no se vaya. «Queremos más jóvenes que decidan especializarse en ciberseguridad y quedarse en España, que no se vayan fuera», finaliza.