Diario de Valladolid | Martes, 20 de agosto de 2019

El Ayuntamiento se compromete con UGT a liderar la reivindicación del traslado de los talleres de Renfe

El objetivo es impedir que se pierda carga de trabajo

ICAL 15/02/2016

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se comprometió hoy con el sindicato UGT a liderar la reivindicación para que se produzca antes del mes de marzo el traslado de los talleres de Renfe con el objetivo de impedir que se pierda carga de trabajo. Así se lo señaló Puente a los responsables de la sección ferroviaria de este sindicato en un encuentro que mantuvieron esta tarde en Valladolid.

Un traslado que, dijo, es “esencial” para la economía local y para los trabajadores y así lo expresará mañana en la reunión prevista de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y donde el Consistorio mostrará su intención de liderar esta reivindicación a pesar de que, dijo, no es de su competencia que se trasladen o no los talleres.

El margen es “escaso”, según el alcalde ya que este traslado se tiene que producir, tal y como estaba comprometido, en el primer trimestre de este año 2016 para poder afrontar la carga de trabajo comprometida para el otoño, por lo que confió en que se produzca cuanto antes la conformación del nuevo gobierno de España para poder contar con un interlocutor que pueda tomar decisiones.

Al parecer, según el alcalde, el motivo principal de esta paralización es que la parcela que se ofrece a cambio de los talleres es de un valor inferior, por lo que el compromiso de establecerlo a través de una permuta, tal y como recoge el convenio firmado en su día, no puede llevarse a cabo porque hay una diferencia de 120 millones de euros entre los terrenos ofrecidos y el taller que se obtiene a cambio. “No se puede pretender que se cumplan los términos del convenio porque el valor de los talleres no es ni parecido”, remarcó Óscar Puente.

En todo caso, no tiene sentido que se construyan estos talleres y se dejen en desuso por no tomar “decisiones coherentes”, algo en lo que coincidió con el responsable de UGT Felipe de Diego, quien afirmó que es “incomprensible” que se cuente con los mejores talleres de Europa y no se utilicen.

A juicio de De Diego, la carga de trabajo “empieza a peligrar” y si no son capaces de asumirla se corre el riesgo de que lo asuma una empresa privada.