Diario de Valladolid | Domingo, 15 de diciembre de 2019

Luces y sombras en el inicio de la temporada galguera

Los aficionados abren la campaña con las dos caras de la moneda: encuentran liebres enfermas o muertas, y otras totalmente sanas y fuertes / Por ahora no peligra el Campeonato de España

LEONARDO DE LA FUENTE VALLADOLID 18/10/2019

La temporada galguera que arrancó el pasado día 12 en Castilla y León lo hizo de una forma discreta, y no llegó a ser el inicio de la campaña tan nefasto como en principio se creía por la enfermedad de la mixomatosis que está afectando a las liebres en un buen número de acotado regionales.

Los galgueros tenían recelo sobre qué es lo que se iban a encontrar en sus cotos en las dos primeras jornadas y en realidad ha habido de todo, desde lugares donde siguen apareciendo cadáveres y liebres enfermas y afectadas, previsiblemente por la mixomatosis, hasta cotos donde se ha corrido con absoluta normalidad y en ocasiones sin que los galgos hayan conseguido tropezar a las rabonas.

La jornada inaugural, tras las lluvias caídas el día anterior a la apertura en buena parte de la Comunidad, dejó los campos casi perfectos para que galgos y liebres pudieran enfrentarse en su lucha ancestral.
Según manifestó a este diario el presidente de la Federación de Galgos de Castilla y León, David Jiménez, «el desastre lebrero que se esperaba de momento no se ha podido constatar, aunque somos prudentes y sabemos que hasta que no esté abierta la temporada general de caza, el próximo día 27, que es cuando mayoritariamente se saldrá al campo, no sabremos con exactitud qué es lo que tenemos».

«Ciertamente nos hemos encontrado un poco de todo y así en el grupo de WhatsApp que tenemos y que conformamos en torno a 80 cotos galgueros regionales, las noticias que nos han ido llegando es que hay zonas bastante afectadas y donde los dos primeros días se vieron muy pocas carreras y sí se encontraron liebres enfermas y afectadas de lo que todo indica que puede ser mixomatosis», agrega antes de ubicar los problemas.

«En cotos como Ataquines, Medina del Campo, Fuente el Sol, Lomoviejo, Palacios y toda esa zona, es donde más se están quejando los aficionados. En algunos cotos afamados, como en Gallinas, avezados galgueros no consiguieron levantar ni una liebre en la mañana inaugural. En Medina del Campo hubo alguna cuadrilla que encontró tres o cuatro liebres muertas, que corrieron alguna que no andaba en 10 segundos mientras que a otra ni siquiera se le arrimaron los galgos», s eñala el presidente de la federación territorial.

Este diario ha podido constatar que no se está cumpliendo con el protocolo establecido de entregar las liebres a los servicios medioambientales y sanitarios para tratar de analizarlas y saber de qué se están muriendo, aunque todo indica que la mixomatosis está haciendo estragos en un buen número de cotos. Incluso y a través de las redes sociales y de los propio WhatsApp hay recomendaciones de algún afamado coto de la Comunidad, como el de Nava del Rey, desde donde al menos se han enviado cinco ejemplares de liebre a analizar.

La directiva del coto recomienda «recoger los cadáveres para quemarlos o enterrarlos con cal viva; no curar liebres enfermas porque serán portadoras del virus toda la vida, y no quitar las liebres enfermas del campo mientras están pasando el proceso del virus».

Mientras, se está a la espera de conocer las conclusiones que se sacarán en la reunión que habrá en Madrid entre los responsables del Proyecto de investigación Mixolepus, que será presentado el próximo 30 de octubre en el Ministerio de Agricultura.

Entretanto, David Jiménez también tiene noticia de que «en algunos acotados las liebres han corrido sin mayores problemas en las dos primeras jornadas».

En cuanto a la celebración del campeonato de España que debe disputarse en Madrigal de las Altas Torres a partir de enero, el presidente de la territorial manifestaba que «el calendario regional de competiciones sigue como estaba y comenzaremos el día 1 de noviembre la fase clasificatoria».

A su vez, para el ex presidente de la federación de galgos, el vallisoletano Jesús Robles, «la preocupación a pesar de todo es muy grande, y yo al menos pienso que debería de haber una norma ya establecida para saber en qué condiciones vamos a correr este año las liebres. Creo que después de dos jornadas de caza habría que coger de una vez por todas el toro por los cuernos, porque da la sensación de que hay una inacción desde todos los lugares que nos lleva a pensar que el futuro de nuestras liebres es bastante negro, se celebren o no campeonatos», finalizó Jesús Robles.