Diario de Valladolid | Miércoles, 18 de septiembre de 2019

El incendio de Navalacruz (Ávila) sigue en fase de estabilización y en nivel 1

La primera estimación apunta a 180 hectáreas calcinadas

ÁVILA 14/08/2019

Los medios de lucha contra las llamas desplazados hasta la localidad abulense de Navalacruz continúan con el proceso de estabilización de un incendio que sigue en nivel 1, según informaron a Ical, fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta. Las llamas, según la estimación inicial de esta mañana del delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández, han calcinado 180 hectáreas.

Hernández remarcó en referencia al origen del fuego que los indicios apuntan a que sea intencionado, ya que "en la zona no existe posibilidad en principio de negligencias porque no hay actividades agrícolas, ganaderas o industriales y tampoco hemos tenido ningún episodio de tormentas", informa Ical.

Además, expresó su "reconocimiento" a todo el operativo de extinción gestionado por la Junta de Castilla y León, con participación de medios del Estado y de otras comunidades autónomas, por "su trabajo ímprobo y eficaz" y también al pueblo de Navalacruz por "mantener en todo momento la serenidad y la calma, facilitando al operativo todas las cuestiones complementarias de avituallamiento, habilitación del Puesto de Mando Avanzado y conocimiento preciso de la zona".

La Junta de Castilla y León mantiene el nivel 1 en un incendio que presenta dificultades para su extinción, al estar en una zona complicada, con vientos y altas temperaturas. El fuego fue declarado ayer sobre las 13.30 horas en Navalacruz (Ávila) y prosigue con este nivel de peligrosidad pese al trabajo combinando de los medios de la administración autonómica, el Ministerio y la Unión Militar de Emergencias (UME) –con más de 200 efectivos durante la noche de ayer-, que permitió “contener” el frente que amenazaba el pueblo, que se quedó a aproximadamente 1,5 kilómetros del casco urbano.

No en vano, la Junta informó que la localidad está ya “sin riesgo”, pues "no hay llamas, aunque sí puntos calientes". Además, los efectivos continúan con su trabajo en la zona. En concreto, durante toda la mañana estuvieron descargando agua en la zona cuatro medios aéreos para apoyar el trabajo de las cuadrillas y las motobombas terrestres.