Diario de Valladolid | Miércoles, 18 de septiembre de 2019

La FP no atrae el empleo en la región

UGT pide revisar este tipo de formación adaptando la oferta y ofreciendo una mayor garantía laboral a los recién titulados / Castilla y León concentra el 5,37% de las ofertas

J. AYUSO SANTAMARÍA / VALLADOLID 14/08/2019

Castilla y León ofertó cerca de 8.713 puestos de trabajo para titulados de Formación Profesional en 2018, esto supone el 5,37% del total, según un informe sobre empleabilidad y Formación Profesional de Adecco. La Comunidad se encuentra muy por debajo del resto de regiones líderes en generar oportunidades laborales para titulados de este nivel educativo, aunque se sitúa sexto en el conjunto nacional. Mientras que comunidades como Madrid, con el 22,6% de las ofertas, Cataluña, con el 25,3% de las ofertas, y País Vasco, con el 14% de las ofertas, aglutinan seis de cada diez ofertas, las 14 regiones restantes se tienen que conformar con las cuatro restantes.

La distribución de las ofertas laborales, desvelan desde Avadecco, atiende a razones demográficas y en cómo está repartida la industria en nuestro país. Para realizar el estudio se analizaron 383.960 ofertas analizadas para un total de 1.197.407 puestos de trabajo, de los cuales 162.261 se corresponden con los dos tramos de Formación Profesional: el Superior y el Medio.

El nivel formativo solicitado en las ofertas laborales estudiadas en Castilla y León se concentra en titulados universitarios, con el 42,4%, seguido por graduados en Ciclo Formativo Superior, con el 21,6%, titulados con un Ciclo Formativo Intermedio Medio, con el 14,4%. Los niveles formativos con menos demanda de empleo son personas en posesión con un título de Máster y/o Postrado, con el 1,41%.

A diferencia de la media nacional, en la que los datos revelan que la mejor opción para encontrar trabajo es estar en posesión de alguno de las dos modalidades de Ciclos Formativos, con el 42,2% demanda de titulados FP sobre el 38,5% de titulados universitarios, Castilla y León se revela como lo opuesto: es más fácil encontrar trabajo con un título universitario que con cualquiera de los Ciclos Formativos. Ambas Formaciones profesionales juntan el 36% frente al 42,4% de titulados universitarios.

Por Ciclos Formativos y familias profesionales, los Grados más demandados en Castilla y León, para trabajar son de Electricidad y electrónica; Instalación y Mantenimiento; Administración y Gestión y Hostelería y Turismo.

En este apartado Castilla y León tiene cierto parecido con el conjunto de España en donde las familias profesionales más demandas para trabajar, en ambas modalidades de la Formación Profesional, son Administración y Gestión; Electricidad y electrónica y Fabricación Mecánica, Fabricación Mecánica, Informática y Comunicaciones e Instalación y Mantenimiento. Estas cinco ramas profesiones aglutinan el 36% de las ofertas que buscan candidatos con este nivel de estudios.

A nivel nacional, por categoría profesional, los técnicos experimentan el mayor crecimiento de los diferentes escalafones dentro de las empresas y pasaron a concentrar el 51% de la oferta en 2018, esto supone 8,7 puntos porcentuales más que el año 2017.

Los mandos intermedios registran cifras parecidas a los del ejercicio anterior, aunque sufren una leve caída de 0,2 puntos porcentuales. La mayor caída se refleja en los puestos dirigidos a empleados, que pasan de un 45,4% de 2017 a un 36,3% de 2018. Para puestos de dirección se dispuso el 1,2% de las vacantes.

DARLE UNA VUELTA A LA FP
Ante los datos que muestran que la Formación Profesional en Castilla y León está muy por debajo de la creación de empleo respecto a los líderes nacionales, Raúl Santa Eufemia, secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT, propuso la necesidad de darle «una vuelta de hoja» entre todos los que componen la negociación colectiva. Además de fomentar la FP Dual.

Desde el sindicato proponen que haya que estudiar si los perfiles demandados en las ofertas laborales se adecuan al 100% a los que se crean con estos Grados porque se está demostrando que «se está perdiendo perfiles de toda la vida».

Para adaptarse a las nuevas realidades que va hacia «el empleo verde y digital», Santa Eufemia defendió la creación de escuelas talleres, «como las que había en los años 70», y tomar el ejemplo de contratación de Alemania. También pidió exigir a las empresas un mayor porcentaje de alumnos que se contraten y con mayores garantías laborales.

Además, una de las soluciones pasa porque las empresas, afirmó Santa Eufemia, es que dentro de la empresa se fomente la formación continua para buscar la promoción interna y no como se hace hasta ahora en que al existir cadencias formativas se realiza promociones externas o se subcontrata el servicios.