Diario de Valladolid | Jueves, 19 de septiembre de 2019

El juez que ficha Igea dimite en sólo tres días

José María Crespo presentó su renuncia el pasado día 5 de agosto, tras tomar posesión el día 2, por temor a perder su plaza por el cambio del ley del poder judicial

FELIPE RAMOS / VALLADOLID 12/08/2019

Tres días. Ese el tiempo que el juez José María Crespo, fichado por el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, para su Consejería de la Transparencia ha durado en el cargo. Aunque si el cómputo se hace con arreglo a la fecha efectiva de su renuncia no sumaría día alguno en el cargo. Crespo, según reconocen y explican desde Ciudadanos renuncia a su cargo de director general de atención al ciudadano ante el temor de perder su plaza como juez en Valladolid en el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid. José Mar4ía Crespo presentaba su dimisión el pasado día 5 de agosto, tras tomar posesión el día 2, por temor a perder su plaza por el cambio del ley del poder judicial, pero la renuncia la hacía efectiva con fecha del día 2.

Según detallan desde la formación naranja, Crespo había pedido una excedencia extraordinaria que finalmente no ha sido concedida porque la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial, en su artículo 351, especifica que para que los jueces puedan tener esa excedencia de servicios especiales tienen que ser nombrados por decreto o real decreto, algo que no sucede en el caso de Castilla y León donde el nombramientos de estos altos cargos como la dirección general de José María Crespo lo hace el Consejo de Gobierno. De hecho, desde el entrono del vicepresidente Igea se indica que en el próximo Consejo de Gobierno que tendrá lugar la próxima semana, previsiblemente el lunes, se tomará en consideración la renuncia presentada por José María Crespo, que conviene recordar fue el instructor del caso Arroyo. El de Crespo fue el nombramiento más llamativo de los efectuados por el Consejo de Gobierno, con el que
prácticamente quedó cerrado el organigrama de la Junta, a falta de
dos viceconsejeros.

Crespo formará parte del equipo de Francisco Igea, como director general de atención al ciudadano y Calidad de los Servicios. Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid, ingresó en la carrera judicial en 1992 y ha pasado por varios juzgados, el último de ellos el vallisoletano, al que ahora regresa tras presentar su dimisión a los pocos días de jurar su cargo, de hecho el primer día hábil que tenía que ejercer como tal, aunque no ha sido hasta ahora cuando se ha conocido.