Diario de Valladolid | Miércoles, 16 de octubre de 2019

Caída en picado del ovino y caprino de carne

PRIMER TRIMESTRE La actividad en los mataderos se reduce más del 28% / El porcino continúa creciendo en la Comunidad y supera a Aragón

DIEGO SANTAMARÍA 10/06/2019


Los datos ya están sobre la mesa y certifican lo que cualquier ganadero de Castilla y León sabe desde hace tiempo. El ovino y el caprino de carne siguen sin ver la luz al final del túnel y el número de sacrificios sigue reduciéndose drásticamente. La situación es preocupante porque dicho descenso supone una importante merma a la hora de obtener ingresos y la Comunidad se encuentra inmersa en una grave crisis. Durante el primer trimestre de este año, la cifra de ovejas y cabras de aptitud cárnica que desfilaron por los mataderos cayó un 28,71 y 28,31%, respectivamente. O lo que es lo mismo:253.929 y 8.195 ejemplares menos en relación al ejercicio anterior.

Cierto es que el panorama en el conjunto del país no invita al optimismo. Los datos globales reflejan un descenso del 18,22% dentro del subsector ovino y del 5,61% en el caso del caprino. Eso sí, algunas regiones como Canarias culminaron los tres primeros meses del año con un balance positivo -2.757 ovejas que suponen un incremento del 23,3%- mientras Andalucía, líder nacional de sacrificios de caprino, cerraba el trimestre con un ligero decremento del 0,06% que apenas altera su situación dentro de este apartado.

Las perspectivas poco halagüeñas de ambos subsectores contrastan de pleno con el excelente estado de forma que atraviesa el porcino castellanoleonés. De hecho, la Comunidad vuelve a superar a Aragón -tradicionalmente, el segundo gran territorio del país después de Cataluña- en materia de sacrificios después de enviar al matadero a más de 2,2 millones de cerdos durante el primer trimestre del año.
De esta forma, la región se afianza en el segundo puesto del ranking patrio con un aumento cercano al 5,3% mientras la media nacional no llega al 4,1%. Además, el porcentaje de crecimiento es superior al de Cataluña, que entre enero y marzo sacrificó a algo más de 5,8 millones de ejemplares, obteniendo así una subida del 2,07%.

Dentro de un término medio se ubica la ganadería bovina. Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa), Castilla y León continúa siendo la segunda Comunidad Autónoma más productiva de España -por encima de Galicia pero por detrás de Cataluña- tras registrar 96.087 a lo largo del primer trimestre frente a los 94.707 del pasado ejercicio. Así pues, con este incremento del 1,46% no cabe duda alguna de que este subsector se mantiene prácticamente igual.No está para tirar cohetes, pero tampoco atraviesa una crisis galopante capaz de propiciar el cierre progresivo de explotaciones por falta de rentabilidad.

Mientras tanto, el ámbito avícola mantiene la senda de crecimiento que viene demostrando durante los últimos años. En concreto, la actividad en los mataderos ha crecido un 17,6% al pasar de 14.444 sacrificios en 2018 a 16.987 durante los tres primeros meses del presente año. Gracias a ello, Castilla y León se sitúa muy por encima de la media nacional (7,87%), cuyo porcentaje arrastra la merma indiscutible de Cataluña, principal productor del país con 44.464 aves sacrificadas que constituyen una caída del 10,79% respecto al año anterior.

Al igual que el bovino, el subsector cunícola regional se mantiene más o menos como estaba durante el primer trimestre del pasado ejercicio. Con 2.176 sacrificios, uno más que en el mismo periodo de tiempo en 2018, el incremento porcentual es del 0,07%. No vano, la media nacional se redujo un 6,71%. De nuevo, en gran medida, por el bajón registrado en Cataluña, líder en sacrificios pero pendiente de lidiar con una pequeña crisis interna que se traduce en un 6,93% menos de visitas al matadero.

Por último, el equino sufrió una caída notable. En Castilla y León, el número de sacrificios descendió un 9,37% mientras en el conjunto del país el decremento ronda el 6%. De momento, Navarra continúa siendo el territorio que más apuesta por los caballos de aptitud cárnica. En total, se enviaron 3.274 animales al matadero y la actividad creció un 4,7%.