Diario de Valladolid | Miércoles, 16 de octubre de 2019

Los fans de Cervantes toman Valladolid

La ruta teatralizada, a cargo de Azar Teatro, atrajo a cerca de 300 personas a conocer la figura del literato del Siglo Oro, su paso por la ciudad y sus parecidos con Shakespeare

J.AYUSO SANTAMARÍA VALLADOLID 10/06/2019

«No nos mires, únete y a Cervantes léete», los ‘ultras’ del literato tomaban al asalto la plaza de la Universidad, a los pies de la estatua del autor de la obra culmen de las letras españolas. Aunque no hay que asustarse por una posible una pelea de seguidores enloquecidos de los literatos del Siglo de Oro, todo se trata de una ruta teatralizada que se enmarca en las actividades del último día de la Feria del Libro.

La puesta en escena fue inimaginable, lo típico en estas rutas teatralizadas sería esperarse una caracterización actoral con ropajes del Siglo de Oro, pero la propuesta de Azar Teatro fue radicalmente opuesta: una pequeña manifestación para defender la obra de autor.

De forma muy apropiada, la situación era una comedia de enredo, como habría hecho Cervantes, ya que los ‘manifestantes’, una guía turística y un director de cine inglés querían dar a conocer su versión del paso del autor de La Galatea y al final, acaban por ponerse de acuerdo y plantean una duda: ¿Y si Shakespeare habría coincidido en Valladolid con Cervantes?

El dato histórico era para plantear la incógnita,, puesto que los artistas en la corte inglesa servían, además, a los representantes de su rey, y de ahí la cuestión planteada.

Mediante una representación, en la que todos los personajes tenían vínculos con Valladolid, por ejemplo: una guía turística local, una vecina de Pajarillos, una catedrática de la Universidad de Valladolid, un estudiante de Erasmus inglés durante los años 90 y, cómo no, menciones varias a la cultura popular: El Berlín, el pacharán o Celtas Cortos. El alumno británico retornaba a la ciudad para buscar ubicaciones para grabar para la BBC una ficticia serie que abordaría una presunta relación entre los genios de las letras inglesa y española.

¿Y Don Quijote y Sancho? Sutilmente, los personajes más famosos de Cervantes se personaron en forma de ayudantes al director inglés. Ataviados de sendos monos de trabajo, y con un un Sancho con su célebre retahíla de refranes, representaron un breve diálogo del capítulo de la Ínsula de Barataria. Con esto despejaron cualquier duda de que los diálogos de las obras del ‘manco de Lepanto’ habían tomado la calle.

Ante la eterna pelea entre Quevedo y Góngora, que también pasaron por Valladolid, la ‘célula de terror cultural’ solucionaba el conflicto: «Ni Góngora, ni Quevedo, Cervantes será el primero».

Los cánticos hacían girar la cabeza a aquellos transeúntes que no entendían lo que pasaba. En los cambios de localización, mediante un diálogo entre la guía turística y el supuesto director, se recordó la historia de la ciudad y se puso en valor la importancia como cuna del castellano, puesto que Valladolid es cuna y hogar de los grandes espadas de las letras hispánicas.

Entre entremés y entremés, El juez de los divorcios o Los habladores, entre otros. Una frase lapidaría: «Escritores de los de antes y el mejor será Cervantes».