Diario de Valladolid | Sábado, 21 de septiembre de 2019

«Castilla y León no puede estar al margen del drama de Venezuela»

Silvia Clemente afirmó que tratar a los inmigrantes con «dignidad y respeto» es el punto de partida

J. GONZÁLEZ / VALLADOLID 10/02/2019

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, afirmó que Castilla y León no puede «estar al margen» de la «crueldad, drama humano y la opresión» que en estos momentos está «sufriendo el pueblo de Venezuela». «Tratar a los inmigrantes con dignidad y respeto representa el punto de partida a la hora de abordar la inmigración», destacó Clemente durante la presentación de la cuarta edición del encuentro ‘Castilla y León, Tierra de Acogida’, celebrado ayer.

En nuestra Comunidad «comprendemos y sentimos muy de cerca la realidad de la inmigración y la experiencia vital», insistió Clemente delante de los más de 600 inmigrantes y refugiados presentes en las Cortes de Castilla y León.

Para Clemente, la Comunidad «comprende y siente muy de cerca la realidad de la inmigración y la experiencia vital» que supone para los inmigrantes y refugiados aterrizar en un nuevo territorio.
En este sentido, Clemente indicó que en el mundo «no puede haber fronteras» cuando se trata de la «libertad, de la democracia, de la igualdad y de la dignidad».

La dignidad humana «no admite grados», puesto que todos los seres humanos, por el hecho de ser personas, «son iguales en dignidad, sin que pueda devaluarse la dignidad del individuo o de grupos de personas y considerarlos en inferior condición con respecto a los demás».

Por otro lado, la presidenta de las Cortes tuvo unas palabras con respecto a la situación del país venezolano.

En estos momentos, seguimos con enorme «preocupación la compleja situación socioeconómica y política que está viviendo Venezuela, que ha empujado a más de 1,5 millones de venezolanos a emigrar huyendo del terror, la inseguridad y la pobreza».

Clemente alabó la «democracia ejemplar» que fue Venezuela durante cuarenta años, entre 1959 y 1999. Era un país «muy próspero», aunque bajo los «regímenes de Chávez y Maduro», el país «se ha convertido en una dictadura que ha llevado al país a un progresivo empobrecimiento económico y al que miles de sus ciudadanos se han visto obligados a marcharse a otros países». Por ello, Clemente agradeció los testimonios que ofrecieron dos jóvenes universitarios venezolanos, Doni y Mariángela, así como el testimonio de Randa, Nadia, Mike y Raúl quienes contaron su historia de unión con España y con Castilla y León.

Según explicó Clemente, en la Comunidad viven y trabajan 128.633 inmigrantes de hasta 120 nacionalidades distintas. Mayoritariamente provienen de países europeos como Rumanía (19,8%), Bulgaria (17,48%) o Portugal (6,93%). También provienen del norte de África como Marruecos (16%) y de países de América como Colombia (4,09%), República Dominicana (3,30%), Brasil (2,71%) o Ecuador (2,46%) entre otros.