Diario de Valladolid | Sábado, 20 de julio de 2019

Auvasa suma seis buses eléctricos por la zona centro

Incorporados a las líneas 3 y 7, el resto del recorrido los harán con un sistema híbrido

F. M / VALLADOLID 10/01/2019

La flota de autobuses de Auvasa cuenta desde ayer con seis nuevos vehículos híbridos eléctricos, que vienen a sumarse a los cinco que se incorporaron en 2017 a raíz de la electrificación de la línea 7. Como es habitual, la presentación de los nuevos autobuses, «lo más moderno del mercado», en palabras del alcalde, Óscar Puente, fue en la plaza Mayor, sin apenas espacio al estar todavía ocupada en parte por la decoración navideña y por las obras del aparcamiento.

Con un coste de 2,3 millones de euros, los seis vehículos disponen de un sistema de almacenamiento de energía basado en baterías de ion-litio y realizan el cambio de híbrido a eléctrico de forma automática. Y es esta posibilidad de circular en parte del recorrido con energía eléctrica, sin por eso perder prestaciones, lo que distingue los nuevos autobuses, que según explicó el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, se destinarán a las líneas 3 y 7.

La autonomía eléctrica de los seis vehículos ronda los 4,5 kilómetros y permitirá que circulen con este sistema por el centro histórico de la ciudad, la conocida como zona de bajas emisiones. El resto del recorrido lo harán con el sistema híbrido.

Aunque destinados a las líneas 3 y 7, podrían utilizarse en cualquiera de las otras que recorren la ciudad salvo en las que cruzan el túnel de Labradores al ser su altura superior a la de este paso. De ahí el énfasis que puso el alcalde en la importancia de las obras, por importe de 20 millones de euros, que permitirán acometer la reestructuración de este paso bajo la vía, la primera de las actuaciones que se ejecutará dentro del proyecto de integración del tren en superficie, el sustituto del soterramiento.

Puente anunció que el próximo mes de junio se incorporarán otros seis vehículos similares, híbridos eléctricos, y recordó que está en marcha la construcción de una estación de repostaje de gas natural comprimido en las instalaciones de Auvasa, en el polígono de Argales, para los vehículos propulsados por este combustible que se incorporen a la flota.

El concejal de Seguridad y Movilidad avanzó, aunque sin concretar todavía, que 2018, el año de la reordenación de las líneas, cerró con un «ligero» incremento en el número de viajeros. Vélez señaló que la reestructuración «tiene que consolidarse» dado que, según los técnicos, «tarda tiempo, más de un año probablemente, en asentarse totalmente».