Diario de Valladolid | Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Un enfermero del Río Hortega triunfa en el «Sacyl Innova»

El proyecto vencedor se llevó una dotación de 7.500 euros, mientras que el segundo y tercer premio, recibieron 5.000 y 2.500 euros, respectivamente

24/10/2018

El proyecto «Dispositivo de apertura de los fluidos endovenosos (DAFE)», del enfermero del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, Francisco José López, se proclamó ayer en el ganador del primer concurso de ideas en sanidad de Castilla y León «Sacylinnova».

El proyecto vencedor, con una dotación de 7.500 euros, mientras que el segundo premio y el tercero se llevaron 5.000 y 2.500 euros respectivamente, se trata de un dispositivo sencillo ya construido para la apertura de los miles de sueros y tratamientos endovenosos que diariamente se utilizan en los hospitales, tal y como ha sido reconocido en el marco de una jornada en la que se han destacado las diez mejores iniciativas presentadas, según informa Ical.

Con el desarrollo de este concurso, se pretende promover la cultura de innovación entre los profesionales de la Gerencia Regional de Salud así, como contribuir a la generación de proyectos que mejoren la asistencia a los pacientes y faciliten el trabajo de los profesionales.

El segundo premio lo obtuvo la idea «Soporte para fluidoterapia prehospitalaria (SFP)», del enfermero perteneciente a la Unidad Medicalizada de Emergencias Sanitarias de Valladolid, Carlos Escudero, que permitirá facilitar la fluidoterapia en accidentes y emergencias extrahospitalarias en condiciones de mayor seguridad y calidad.

El tercer premio fue para el proyecto «Terminal organizador laparoendoscópico para pinzas percutáneas (Tolepp)», del cirujano general del Hospital Medina del Campo, Miguel Toledano, una propuesta con valor añadido en seguridad en las intervenciones con laparoscopia y menores complicaciones.

En total, el 51 por ciento de los participantes eran médicos, el 35 por ciento personal de enfermería y el resto de otras categorías como celadores, fisioterapeutas, auxiliares de enfermería o farmacéuticos, entre otros. Los otros siete proyectos finalistas están referidos a la mejora en el seguimiento de los cuidados paliativos; la fabricación de una prótesis para intervenciones quirúrgicas en el oído medio; un colchón anti úlceras que realiza cambios posturales; un simulador para formación en pacientes traqueotomizados; aplicación de machine learning a ecocardiogramas por estenosis aórtica; optimización de los carros de curas de enfermería; y desarrollo de un endoscopio con luz UV para el diagnóstico de esofagitis eosinofílica.