Diario de Valladolid | Lunes, 19 de noviembre de 2018

Medio Ambiente tumba el vertedero de San Martín

Da la razón a las entidades ecologistas y obliga a cambiar la ordenación para consolidar la zona como suelo protegido / La empresa modificará el proyecto

SANTIAGO G. DEL CAMPO / SAN MARTÍN 20/12/2017

Frenazo al proyecto de vertedero en San Martín de Valvení. Medio Ambiente da la razón a los grupos ecologistas que presentaron alegaciones y obliga a cambiar las Normas Urbanísticas Municipales (NUM) que tramitaba el municipio para consolidar la protección del suelo sobre el que se iba a asentar el ‘Centro Integral de Tratamiento de Residuos Industriales No Peligrosos’.

El Ayuntamiento intentó aprovechar la nueva ordenación para cambiar la catalogación de una parte de las cuestas del Páramo de Bárcena como Suelo Rústico Común, en lugar de Suelo Rústico con Protección Natural como se consideraban con anterioridad. Ese cambio habría posibilitado la instalación del centro de tratamiento.

«La conclusión es que todo el suelo que forma parte de la ribera del Pisuerga está protegido», explicó ayer en respuesta a este periódico el alcalde, Antonio Ibáñez. «Es una norma que no sólo afecta a San Martín, sino a Valladolid y a toda Castilla y León».

El primer edil anunció que a raíz de la consolidación del suelo como protegido, la empresa promotora del complejo, que iba a procesar 200.000 toneladas de residuos al año, «está modificando el proyecto para hacerlo compatible», si bien admitió que en el Ayuntamiento no saben «exactamente cómo» lo harán.

Ordenación

Eso sí, el primer edil mostró su satisfacción por la entrada en vigor de las nuevas NUM del municipio, cuyo texto definitivo publicó ayer el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). «Al menos podemos decir que por fin se han aprobado, porque no había ningún documento de ordenación salvo el general de la provincia», aseguró. «Llevamos muchos años, con tres equipos redactores distintos. Ha sido un camino muy largo, costoso y duro, pero ahora al menos tenemos unas reglas de juego».

Fue el voto particular del vocal representante de las organizaciones no gubernamentales en la sesión de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo del pasado 26 de abril, Miguel Ángel Ceballos, quien sometió el proyecto de las NUM a la última criba para sellar la protección del suelo.

En ese voto, Ceballos aseguró que el objeto principal de la segunda aprobación de las NUM no era otro que «allanar la aprobación pendiente del Proyecto del Centro de Tratamiento de Residuos». Pero la clasificación como Suelo Rústico Común del ámbito de dicho Proyecto contradecía «el criterio expresado anteriormente en el mismo documento según el cual las NUM clasifican como Suelo Rústico con Protección Natural».

Ceballos puso también de manifiesto que el Plan Regional de Ámbito Territorial del Valle del Duero «cataloga las cuestas del Páramo de Bárcena como corredores de enlace dentro de la Red de Corredores Ecológicos del Territorio Duero», así como el Plan Especial de Protección Natural y Rural ‘Soto de Aguilarejo’, «que cataloga como Área de Protección Absoluta las cuestas del Páramo de Bárcena», y otras disposiciones.

La Comisión de Medio Ambiente y Urbanismo acordó el 31 de mayo la subsanación del documento, que finalmente el Pleno de San Martín aprobó en su sesión del pasado 7 de septiembre.