Diario de Valladolid | Miércoles, 26 de septiembre de 2018

10:44 h. tordesillas

El TSJ rechaza la demolición de Hislabor y avala su continuidad

Agropecuaria del Norte vuelve a perder tras recurrir el auto del Contencioso e insistir en que debía cesar la actividad y debía derribarse

M. J. Melgar 26/01/2015

Hislabor se queda como está y donde está. Esto es lo que dice ahora el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ), que rechaza y el cese y la demolición de esta empresa textil ubicada frente a la urbanización El Montico de Tordesillas en la que trabajan 150 personas.

La sociedad Agropecuaria del Norte presentó un recurso de apelación al auto emitido por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Valladolid que requería al Ayuntamiento de la Villa del Tratado, en el plazo de 20 días, presentar las licencias de AyB Hislabor. Solicitaba revocar ese fallo y que se anulasen los permisos tanto de obra como de actividad, lo que conllevaría el cese de la empresa y su posterior demolición, al considerar que el Consistorio había presentado las licencias fuera de plazo.

Los hechos se remontan al 15 de julio de 2009, fecha en la que el Ayuntamiento de Tordesillas concede licencia ambiental y de obras a AyB Botones y Accesorios SL, ahora Hislabor, para la instalación de «una nave industrial singular de producción, almacenamiento, distribución y comercialización de productos auxiliares del sector textil y confección». Estos permisos quedaron sin vigencia en 2012 tras anular la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad una sentencia del 30 de noviembre de ese año y que, recurrida en casación, aún no es firme.

Un año después, Agropecuaria del Norte solicita la ejecución del fallo emitido por la Sala de lo Contencioso-Administrativo que tumbaba esas licencias, y pedía «el inmediato cese del uso de la edificación y su demolición».

El Ayuntamiento de Tordesillas exige que se declare la imposibilidad legal de ejecutar la sentencia, alegando que se ha interpuesto un recurso de casación contra ese fallo del 30 de noviembre de 2012 que anulaba la modificación del PGOU. En ese escrito, el Consistorio informaba que había tramitado una nueva modificación del Plan General de Ordenación, aprobada por la Comisión Territorial de Urbanismo de Valladolid, y que daba nuevas licencias a Hislabor. Esgrime, por ello, que «carecería de sentido llevar a cabo la demolición de una obra cuando el nuevo planeamiento permite» la actividad empresarial.

Por este motivo, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León desestima el recurso de Agropecuaria del Norte y considera que ha surgido una «nueva situación jurídica que impide legalmente la ejecución de la sentencia firme» que exigía la demandante. Explica que, al haber sido sustituido el Plan General de Ordenación Urbana por otro nuevo «podía, como se ha hecho, otorgarse las correspondientes licencias» tanto de obras como de actividad.

Ésta ha sido la cuarta vez que Agropecuaria del Norte acude a las tribunales para intentar acabar con AyB Hislabor y hasta ahora, la justicia le ha dado la razón al Ayuntamiento y a la empresa de textil.

Esta empresa, que da trabajo a 150 personas, cuenta con una superficie de 33.000 metros cuadrados. La línea de fabricación ocupa en la actualidad 5.000 metros, aunque la intención es ampliar a otros 10.000 más.

La facturación de esta empresa ronda los trece millones de euros y su producción se centra en encajes, pasamanería, bordados, cintas textiles, componentes de adorno e hilos. Hasta 140 tipos de productos se elaboran en la planta de Tordesillas.