Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LIGA ASOBAL

Peligrosa amnesia

Un desconocido Recoletas Atlético Valladolid, sin identidad, sin dirección y sin alma, cae impotente (25-30) ante un BM Logroño muy superior

GUILLERMO VELASCO / VALLADOLID
08/02/2018

 

¿El balonmano se olvida? ¿La raza se pierde? ¿Las marcadas señas de identidad que han caracterizado a un equipo desde su fundación pueden, de la noche a la mañana, caer en saco roto? Lo cierto es que el ‘nuevo’ Recoletas Atlético Valladolid, tras la revolución vivida antes de Navidad con el cambio de entrenador (Pisonero por Nacho González), cuanto menos asusta por la imagen demostrada ayer en el primer envite en el ya no inexpugnable Huerta del Rey.

Segundo partido tras el parón y segunda derrota. Alarma. Alarma porque la imagen y las sensaciones que dejó ayer el Recoletas Atlético Valladolid no es lo que se intenta vender por activa y por pasiva desde el club. Al menos, por lo visto ayer ante un BMLogroño infinitamente superior que como bien decía en la previa su entrenador, el vallisoletano ‘Jota’ González, al paso por la jornada ocho (o lo que es lo mismo, hace ocho partidos) su equipo estaba en zona de descenso. Pero ayer fue otra historia con dos balonmanos muy diferentes separados años luz. Con peor, mucho peor equipo que el pasado año, esta vez el conjunto riojano sí fue ese equipo comprometido con la causa y con su entrenador. Supo aguantar para poner la puntilla donde y cuando quiso.

El debut de Pisonero en ‘su’ Huerta del Rey no fue ni mucho menos el deseado. Nunca dio la sensación de poder cambiar el sino de un partido que se complicó, como ocurriera caprichosamente la pasada semana a las primeras de cambio por culpa de su incapacidad ofensiva. Una más que peligrosa amnesia a la hora de jugar que le dejó tocado ante un rival que tan solo tuvo que esperar a que el flotador del conjunto vallisoletano, el portero Javi Díaz, comenzara a perder aire, comenzara a desinflarse fruto de las muchas paradas realizadas.

El 6-7 del minuto 16 era ya más que un aviso, entre otras cosas porque Javi Díaz llevaba siete grandes intervenciones.

La defensa no brillaba porque sí sino por la inspiración de su portero. El problema estaba en ataque con pérdidas, regalos y lanzamientos erráticos para despertar al veterano Gurutz Aguinagalde. Fue en los últimos minutos de la primera mitad cuando la brecha que abrió el BMLogroño, no excesivamente grande (12-15 al descanso) ejercería de visionaria de una segunda mitad sin soluciones. Y es que el reparto de roles en la plantilla y la tan manida ‘gestión de minutos’ tampoco fue acertada precisamente. Con dos centrales y un lateral derecho en la derecha, el Recoletas Atlético Valladolid se estrelló. Era el principio del fin para un equipo que con un juego aburrido, errático en los pases y sin meter en ningún momento la quinta marcha, tampoco fue capaz de despertar a una grada aletargada que comenzó a murmurar y comparar. ¿Acaso se les había olvidado jugar en ataque?

La salida de la segunda mitad tampoco ayudó. Cuando el Recoletas debía poner toda la carne en el asador fue su rival el que metió el cuchillo, con Imanol Garciandía cogiendo el relevo anotador que en la primera mitad habían llevado los extremos, derecho e izquierdo, Muñoz y Sánchez-Migallón, auténticos y efectivos puñales ante el desespero de un Javi Díaz impotente y vendido por las alas.

El Recoletas comenzó a desangrarse. Los tiempos muertos de Pisonero tampoco sirvieron para frenar la sangría. Los vallisoletanos recurrían a la épica con acciones deslavazadas, anárquicas y sin ninguna continuidad a través de Víctor Rodríguez y Adrián Fernández. La sentencia estaba firmada a quince minutos para el final. Porque aunque las diferencias eran ‘solo’ de cuatro goles, parecían un mundo ante el bloqueo de unos ‘gladiadores’, posiblemente por primera vez desde su fundación, sin alma. Con la máxima del partido (23-30) el Recoletas maquillaba una derrota que cuanto menos invita a la reflexión. Alarma.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria