Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA ESPUELA / DAVID PISONERO - ENTRENADOR DEL BM ATLÉTICO VALLADOLID

«Los españoles somos supervivientes y para eso tenemos que fintar bien»

Siempre es recordado en la grada de Huerta del Rey como uno de los jugadores más queridos. Su garra le hizo recibir el apodo de ‘El caimán de los seis metros’. Recibió 2018 con la sorpresa de dirigir al equipo de su ciudad. La prueba la pasó con nota. Ahora, disfruta desde el banquillo. Un hombre familiar, que no soporta las injusticias, y con un saco de anécdotas.

J.I. FERNÁNDEZ
10/07/2018

 

Pregunta.- Ahora que ha pasado el tiempo, sea sincero. Vaya marrón lo de ser entrenador del Atlético Valladolid después de la marcha de Nacho González.

Respuesta.- Una apuesta chula, pero fue un marrón agradable. Lo hemos toreado de una manera más o menos solvente.

P.- ¿Qué ha aprendido?

R.- De todo. Pero desde el primer jugador al último. Del primer equipo al de benjamines. Siempre hay un sitio para poder aprender.

P.- ¿Cuántas veces ha pensado sacadme de aquí?

R.- No, no. Fueron momentos complicados al principio, pero el grupo es fabuloso. No ha habido ocasión de salir corriendo.

P.- ¿Qué tiene que decir a esos que criticaban ‘si solo ha entrenado a un equipo infantil’?

R.- Bueno, es verdad. La experiencia se coge con situaciones como éstas. Era cierto, pero poco a poco hemos ido acoplándonos. No tenía experiencia de banquillo pero sí de jugador.

P.- Estudió y se formó en La Salle. ¿Por qué jugador de balonmano y no de baloncesto?

R.- Porque La Salle es un colegio de BA LON MA NO, con mayúsculas. ¿Vale? (risas). Se respira y se vive, y espero que sea siempre así.

P.- Cuando comenzó sacaba dos cabezas a sus compañeros. ¡Vaya abusón!

R.- Sacaba dos cabezas pero luego se me fue acabando con el tiempo. Yo crecí deprisa, el resto, tarde pero mejor.

P.- El periodista Alejandro Romero le bautizó como el caimán de los seis metros. ¿Le gusta?

R.- Un grande. Viniendo de Alejandro no me importa, está hecho con cariño. Tengo de caimán que soy agresivo y competitivo. Defiendo mucho lo mío.

P.- ¿En su equipo Iñaki Urdangarin hubiera chupado banquillo o sería titular?

R.- Hubiera jugado. Un tío que se ha mantenido en ese balonmano de tanto calado tendría sitio.

P.- ¿No le planteó ningún negocio?

R.- No, no. No llegamos a ser compañeros nunca. (Risas).

P.- Si tuviera que fichar algo de León, ¿qué sería?

R.- Me gusta León. Jugadores no, tengo la plantilla ya rica. Quizás un poco de su garra e intensidad. Nuestra inteligencia con su garra sería una mezcla perfecta.

P.- ¿Tapas gratis?

R.- También.

P.- Es persona tranquila, pero ¿qué le hace salirse de la zona de los 7 metros?

R.- Hay bastantes cosas que me hacen salir de mi zona de confort. Soy moderado, me cuesta salir de mis casillas, pero cuando salgo, lo hago de verdad. No me gustan las injusticias y menos las relacionadas con los niños.

P.- Acabó su carrera con un 72% de efectividad.

R.- No era alto, no era rápido, no era nada, si no era efectivo no podía seguir. Fue una necesidad.

P.- ¿Es para todo tan efectivo?

R.- (Risas). Para casi todo.

P.- Raúl González y usted fueron la mejor pareja sobre la pista. ¿Se llegó a compenetrar mejor que con su mujer?

R.- Hubo momentos en los que era la persona con la que mejor me compenetraba. (Risas). Pero cuando salíamos de la pista ya no nos queríamos ni ver. (Risas).

P.- ¿La espinita clavada fue ‘Pisonero selección’?

R.- Era un momento difícil. Una Liga con mucha calidad. Siempre me he definido como jugador de club y eso estaba bien.

P.- Dicen que con usted comenzó todo.

R.- ¿Cuál?

P.- El juego con el pivote en España.

R.- No, conmigo no, yo estaba allí cuando lo comenzó Pastor. Me aproveché de su trabajo, pero el vuelco al balonmano se pegó en Valladolid, y en la pista de Huerta del Rey, y sí, fui partícipe de todo ello. Estoy orgulloso.

P.- Le veo más fino que cuando era jugador. ¿Alguna dieta?

R.- Sí, más fino, pero menos fuerte. Este año me metí dos veces a enseñar algo desde dentro de la cancha y me llevé dos que no lo he vuelto a hacer.

P.- ¿Richardson tenía tanta magia como dicen?

R.- Mucha. Era difícil de defender, pero me daba más miedo, incluso, cuando atacaba yo. Sabías que te la iba a robar.

P.- Un portero japonés me manda recuerdos para usted. (En la final de la Copa City fue expulsado por lanzar un penalti a la cara del guardameta Hashimoto del Grosswallstadt).

R.- Sí, un gran amigo (risas). Es cierto que siempre te recuerdan por algo, y será algo que vaya conmigo toda la vida. Un japonés en un equipo alemán, mala mezcla. No le he vuelto a ver. Algún día acabaré vistándole en Japón.

P.- ¿A quién volvería a lanzar ese balonazo a la cara?

R.- Luego lo he vuelto a hacer (carcajada). Era un tiro mío, marca de la casa.

P.- ¿Y ahora?

R.- A nadie. Soy una persona tranquila y moderada.

P.- Dijo Manu Carreño que el juego sin ataque de España en el partido contra Rusia del Mundial parecía de balonmano…

R.- Estoy seguro que si dice eso Manu no ha visto muchos partidos de balonmano. No soporto que digan eso. Supongo que será por el tránsito derecha izquierda, pero que se acercan a un partido de balonmano saben lo que hay.

P.- Dice Garabaya que todo lo que sabe, se lo debe a usted.

R.- Seguro que no. Ahora he aprendido yo de él, que ha llegado a jugar con 40. ¡Qué envidia!

P.- ¿Qué más ha enseñado?

R.- Poco. Soy poco de enseñar, pero pienso que se enseña más con el ejemplo que con la palabra.

P.- ¿Y a sus hijos?

R.- Tengo la suerte de tener unos hijos maravillosos, que les trasmito valores y por suerte los tienen.

P.- En España, ¿quién es especialista en hacer fintas?

R.- Buff, mucha gente. Somos especialistas en este tema. Se nos define como supervivientes y para eso tienes que fintar muy bien.

P.- Si fuera arbitro, ¿a quién le pitaría pasivo?

R.- ¡Qué jodida es esta pregunta! (Risas). No lo sé. Pasamos.

P.- Sobre el campo nunca fue de extremos. ¿En la vida tampoco?

R.- En la vida tampoco. No soy de rodeos, no me gusta la gente que da rodeos. No estamos preparados para escuchar lo que nos quieren decir directamente, pero no me gusta la gente que se va por la tangente.

P.- El famoso pega (resina) del balonmano sirve para algo más que agarrar el balón. ¿Verdad?

R.- (Risas) Las picardías no se enseñan, se aprenden. Un día en Chapela (Pontevedra), un pivote me dio hasta en el DNI, y en la vuelta, en Valladolid, cogí la pega y fue directa a su pelo.

P.- ¿Es de manías?

R.- Cuando era jugador tenía todas las del mundo. Siempre digo a mi mujer que no soy supersticioso, pero siempre lo hago por si acaso. Ahora no soporto los rituales de mis jugadores, y eso que yo tenía muchos.

P.- ¿No me cuenta lo de la gomina?

R.- La usaba mucho. El pelo con el que nací no era moldeable y tenía que usar esas cosas. Ahora también me gustaba hacerlo, pero ya ves que no me gustan los rodeos así que he tirado por el medio y adiós pelo.

P.- ¿Dónde hay que buscarle si se pierde?

R.- Al lado de mi familia. No soy de irme lejos.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria