Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

JORGE DREXLER

«Todo lo que conseguimos lo pagamos con tiempo»

Cantautor. El compositor uruguayo, ganador de un Oscar por ‘Al otro lado del río’, se sube este jueves al escenario del Carrión para presentar Salvavidas de hielo, un trabajo en el que reivindica como tesoros la pausa, el silencio y el tiempo

JULIO TOVAR
09/10/2018

 

Jorge Drexler (Montevideo, 1964) recala este jueves en el Teatro Carrión de Valladolid para presentar, a las 21.00 horas, su decimotercer disco de estudio, publicado hace justo un año: un trabajo dedicado a explorar por completo la sonoridad de la guitarra.

Y si algo tiene este Salvavidas de hielo, al contrario de lo que pudiera parecer, es la complejidad de unas canciones repletas de ritmos variados, de matices, de silencios, de recitados. «Es un disco muy denso, con muchas capas de sonido. No es que sea minimalista, como se ha dicho, es que tiene pocos elementos de base: una guitarra y una voz. La idea era jugar con los elementos básicos del arte trovadoresco, usar esos elementos tradicionales de manera no tradicional. La verdad es que es un disco lleno de paradojas», reconoce el oscarizado autor de Al otro lado del río en conversación telefónica.

En Valladolid se presentará con un formato de quinteto. «Es una banda bastante enérgica y en algún momento todos tocan guitarras, hasta el percusionista. Hay mucha guitarra percutida. Un show en vivo tiene una serie de requerimientos y códigos que no tiene un estudio, que también te da otras posibilidades que no te ofrece un escenario», justifica.

Pregunta.– ‘Estamos vivos porque estamos en movimiento’, canta en la primera canción del disco, sobre la emigración. ¿Es eso lo que le mueve a la hora de componer: experimentar, evitar la reiteración, explorar nuevas sonoridades desmarcándose quizá de las de su anterior trabajo?

Respuesta.– Exactamente. Ese movimiento me mantiene vivo. El cambio me motiva y me mantiene interesado en abrir caminos. Un disco es una experiencia muy larga: lleva un año de composición, varios meses de realización... y, después, un año y medio defendiendo sus canciones en vivo casi cotidianamente. Canciones que luego quedan para toda la vida. Es un período tan largo de tiempo que hay que buscarle una motivación, un sentido.

P.– Salvavidas de hielo muestra a un Drexler íntimo que lo mismo evoca amores de juventud que muestra su faceta más concienciada con las migraciones.

R.– Nunca he querido hacer discos temáticos. Cuando compongo, cada día comienza y termina un mundo. No trato de abarcar todo el universo, aunque hay muchos temas de los que me hubiera gustado hablar.

Uno no escribe sobre lo que quiere, sino sobre lo que puede. Movimiento y Despedir a los glaciares son canciones que tienen que ver con una cierta temática social, más comprometidas, quizá, aunque no son canciones de protesta.

Trato de establecer vínculos emocionales, humanizando por ejemplo: tratando a los glaciares como a un ser querido al que hay que aprender a despedir.

Con Movimiento hago un enfoque antropológico de la emigración:hemos de sentirnos parte de un movimiento que no empieza en el Mediterráneo o en Centroamérica, sino que lleva con nosotros desde el principio de los tiempos, ‘apenas nos pusimos en los pies’. No hemos hecho otra cosa que emigrar, pero hay muy poca memoria: Estados Unidos se construyó con oleadas migratorias, violentas y pacíficas, pero siempre desesperadas.

P.– Acaba de recibir cinco nominaciones a los Grammy Latinos cuando este parece un disco a contracorriente: en estos tiempos de vértigo y ruido usted habla de pausa, del tiempo como tesoro y del silencio.

R.– Hoy tenemos de todo menos tiempo, que era lo único que teníamos de jóvenes. Mis canciones tienen algo en común con las canciones de cuna: no celebran lo que se tiene, intentan lograr lo que se carece. Canto Silencio porque soy una persona dispersa y golosa, y este mundo de estímulos permanentes es muy peligroso para mí.

Me críe en el Uruguay de los ochenta y no nos hemos dado cuenta del despegue material en nuestras vidas: yo me vine a vivir aquí, a Madrid, a un mundo más rico; tenía muy pocas cosas, pero lo que más tenía era tiempo. Ahora uno se encuentra con que ha conseguido muchas cosas, desde un punto de vista artístico, material, espiritual también... pero todo ha sido pagado con tiempo.

P.– Qué encuentra Drexler en esa fugacidad de Salvavidas de hielo.

R.– El disco entero es una oda a la fugacidad, a lo efímero. Encuentro una sensación paradójica:hay quien dice ‘ay, qué pena: qué fría y qué triste esa imagen’. Para mí es la constatación de que, dada la fugacidad de la vida, hay que celebrarlo todo, porque si fuese todo eterno tendríamos toda la vida para celebrarlo. Es, casi, como un spin off de La trama y el desenlace (Amar la trama, 2010). Quizá no tenga muchos temas sobre los que hablar, pero sí muchos ángulos sobre esos temas. La grandeza de una canción no radica en la riqueza temática, sino en la manera de enfocarla: ya se ha contado todo sobre el amor, pero seguiremos cantándolo siempre con distintos ojos.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria