Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Entre rituales, Beckett y circo

Tras cinco jornadas en sala, el TAC toma la calle. Teatro del Silencio estrena ‘Oh! socorro’, un montaje en el que invoca a Beckett

A.F.L. / VALLADOLID
25/05/2018

 

Tras cinco jornadas en sala, el TAC se hizo ayer urbano. La gran fiesta de las artes escénicas tomó la calle a pesar de la lluvia caída a última hora que obligó a cancelar un espectáculo en Portugalete y suspender otros tres cuando ya habían comenzado. Ana Matey, con Más de tres desplazamientos, y Kimvi Nguyen, con Bacchus Stone, fueron las encargadas de alzar el telón callejero en el Campo Grande con dos performances -una de las disciplinas por las que el TAC ha apostado fuerte en esta edición-. Mientras Matey donaba su aliento a tres piezas de agua helada para transformarlas en agua, Kimvi jugaba entre barriles con yeso y uvas rojas.

Ellas prendieron la mecha que continuará encendida hasta el domingo con más de 180 representaciones repartidas en una treintena de escenarios. A los pies de la catedral, en el Campo Grande, en la calle Santiago, Fuente Dorada, el barrio Girón o en la Acera de Recoletos se fueron sucediendo historias y espectáculos de danza, circo, clown, performances...

Historias abordadas desde la introspección y la reflexión, pero también desde el humor y la ingenuidad. Como Oh!Socorro, el último trabajo de Teatro del Silencio en el que la compañía de Mauricio Celedón invoca a Beckett, o la invitación de Kukai Dantza en Erritu a reflexionar sobre los rituales. Pero también se abría paso el humor de la mano del excéntrico bombero Rolabola -Premio Nacional de Circo- o con la compañía Pass&Company (Premio Sección OFFen la edición del año pasado). Tres payasos despojados de su característica nariz que, en la Plaza Mayor, desvelaban los secretos de un circo sin carpa. Una oda a todos esos grandes maestros que dejaron huella en el gremio del humor.

Entretener, divertir, conmover, emocionar, despertar conciencias. Esta variedad de sensaciones, además de la calidad de los montajes, son el sello que ha convertido al Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle en un referente escénico.

Así lo reconocía ayer Mauricio Celedón, director de la compañía chileno-francesa Teatro del Silencio, quien felicitaba al TAC por haber «resistido» en un momento «tan convulso para las artes escénicas de calle». «Hay que tener mucha fuerza en estos momentos para hacer teatro gratis con esta crisis que ha dejado a muchos espectáculos muy mal parados». Celedón regresa de nuevo al TAC -es la tercera vez que participa- con su último trabajo: Oh! Socorro. Un montaje que presenta por primera vez en España (Acera de Recoletos, hoy, 19,00 horas y mañana a las 19,30 horas). Un diálogo poético mudo entre Samuel Beckett y sus personajes, una inmersión en la obra y vida del poeta irlandés gracias a la obra Beckett y Godot, del autor chileno Juan Radrigán.

Compañías vascas

Un año más, y ya van trece ediciones, las compañías vascas recalan con fuerza en el TACfruto de un acuerdo de colaboración con el Gobierno vasco. En esta ocasión, se materializa con la presencia de Kukai Dantza, Iñaki Mata y Trapu Zaharra en la Sección Oficial y Shakti Olaizola y Rojo Telón en el OFF

Kukai, según explicó ayer su director artístico, Jon Maya llega con Erritu, «una composición coreográfica y coral construida desde una reflexión sobre los rituales». (Hoy a las 23,00 horas en la Cúpula del Milenio). Por su parte, Iñaki Mata participa con Welcome!, un trabajo itinerante de poesía visual en movimiento, de «búsqueda interior» en el que literalmente se introduce dentro de una mochila. Y por último, Trapu Zaharra presenta Sefiní, en el que, desde el humor, se analiza el impacto de la crisis en las artes escénicas.

También ayer -aunque en esta ocasión en sala- Victoria Chaplin, hija del mítico Charlot, desembarcaba en Valladolid para subir a las tablas del teatro Carrión El circo invisible (Le cirque invisible). Lo hacía junto a su pareja y socio desde hace casi cincuenta años: Jean Baptiste Thiérre. Un payaso ilusionista, una acróbata camaleónica, un conejo gigante, una cafetera humana. Todo un bestiario fantástico que repetirá hoy función (20,30 horas) y mañana a las 18,30.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria