Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

UN PERSONAJE ICÓNICO

Joker: la enfermedad detrás de la risa compulsiva del villano de Joaquin Phoenix

Los ataques de risa incontrolada que sufre Arthur Fleck corresponden con los síntomas de una rara tipología de epilepsia

EL PERIÓDICO
10/10/2019

 

La risa histérica, descontrolada, compulsiva que le sobreviene al Joker que interpreta magistralmente en el filme Joaquin Phoenix cada vez que se enfrenta a una situación tensa es un síntoma de una rara enfermedad mental que sufren algunas personas. La risa suele ser sinónimo de alegría y conlleva innumerables beneficios psíquicos y físicos, pero en el caso del personaje de Arthur Fleck las carcajadas exageradamente histriónicas y perturbadoras le impiden articular palabra y en algunas ocasiones le producen un nudo en la garganta que no deja pasar el aire. En varios momentos de la cinta de Todd Phillips, el personaje de Fleck experimenta uno de esos ataques de risa y, para que la gente de su alrededor comprenda lo que le está pasando, muestra una tarjetita en la que avisa que es algo involuntario, pues padece un trastorno mental.

La película no especifica cuál es esa enfermedad mental, si bien el personaje toma siete tipos distintos de medicación, garabatea en un diario sus pensamientos y visita regularmente a una asistente social.

Pero, ¿qué tipo de enfermedad puede provocar tal reacción? O, ¿es tan solo un elemento más del guión de la película?

UN TIPO DE EPILEPSIA

En un artículo de la BBC que aborda el tema, el doctor Francisco Javier López, coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología, describe que la risa descontrolada e involuntaria sí es el síntoma de toda una serie de condiciones médicas y, en el caso del personaje interpretado por Phoenix, podría tratarse de una "crisis de epilepsia gelástica". En realidad, se trata de un tipo de crisis epiléptica "muy infrecuente". "Se calcula que representa el 0,2% del total de todos los tipos de crisis epilépticas", especifica el doctor.

"La característica es que es una risa que aparece de forma inapropiada, y al paciente no le supone alegría, es inmotivada", agrega.

Para preparar este aspecto de la personalidad de su personaje en la película 'Joker', Phoenix ha explicado en varias entrevistas que se inspiró en vídeos de personas que sufrían estos molestos ataques. Uno de ellos le impresionó especialmente, pues era un paciente que mientras sufría el ataque se llevaba las manos al cuello con expresión de dolor. Algo tan impactante, que decidió añadirlo a su personaje.

TUMORES EN EL HIPOTÁLAMO

La causa más frecuente de este tipo de epilepsia "es una pequeña tumoración en el hipotálamo que llamamos hamartoma hipotalámico, pero también puede deberse a otras causas como crecimientos tumorales en los lóbulos frontales o temporales", detalla López. Además, estas "crisis gelásticas suponen un estrés añadido, porque si uno tiene una crisis (de las otras) y pierde la conciencia, no pasa nada, pero si estás consciente y te ríes en situaciones inoportunas, eso provoca un sufrimiento importante", añade.

Para controlar estos arranques incontrolados de carcajadas -más frecuentes en adultos que en niños- se usan fármacos antiepilépticos, y si así tampoco, se recurre a la cirugía.

El doctor Francisco Javier López subraya que el aspecto violento que cada vez se vuelve más importante en la personalidad de Arthur en la película no tiene nada que ver con los síntomas de este trastorno.

Otras patologías neurológicas también pueden dar lugar a esa clase de risa excesiva. Por ejemplo, detalla el especialista, se da en "pacientes ancianos con enfermedades neurodegenerativas".

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria