Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El tirón de vestir a la realeza

El Instagram de Kate Middelton impulsó su negocio / La imagen de Charlotte de Cambridge el primer día de colegio con un abrigo de la firma zamorana Marae dispara los pedidos y el reconocimiento, sobre todo en el exterior, de esta empresa familiar / «Al ver la foto, sabíamos que sería un pelotazo»

ALICIA CALVO / VALLADOLID
19/02/2018

 

El sobresalto de Manoli Escudero observando su Facebook esa noche fue tan grande como la alegría de su hermano Raúl cuando recibió en su WhatsApp la fotografía de esa niña de dos años que auguraba días de ajetreo.

No hacían falta palabras que acompañaran la imagen. Los dos hermanos zamoranos, propietarios de la empresa textil Marae, reconocieron al instante el abrigo que llevaba puesto la princesa Charlotte de Cambridge en su primer día de guardería. La estampa la publicó su madre, Kate Middelton, en Instagram, la red social que más utiliza y en la que acumula miles de seguidores.

Esa prenda de lana austriaca y color burdeos la diseñó la propia Manoli Escudero y lo confeccionaron en su taller de la localidad zamorana de Coreses, desde el que surten directamente a diversas tiendas, entre las que se encuentra la londinense Amaia Kids, regentada por la empresaria vasca Amaia Arrieta. «En ese momento, al ver la foto, ya supimos que sería un pelotazo», relata Raúl. La velocidad a la que se multiplicaron los pedidos lo confirmó.

El día después de ese 8 de enero, Arrieta ya tenía comprometidos otros 60 abrigos idénticos. Los mismos que en tan sólo una semana Raúl, Manoli y su equipo confeccionaron y distribuyeron para cubrir a tiempo la repentina demanda.

En el mes transcurrido desde que trascendió la autoría del vestuario de la hija de Guillermo deInglaterra se han duplicado los pedidos. Más de 135 artículos iguales a los de la hija de los duques de Cambridge han puesto rumbo desde Zamora a la capital inglesa durante estos días. En un tono, el burdeos, que en España apenas se vende y gusta más fuera.

Este incremento de actividad para Marae, con un aumento sustancial de las exportaciones, le obligó a reestructurar su planificación laboral. Llegaban ahora las semanas de menor carga de trabajo, pero el tirón que de la fotografía altera el ritmo. «Ya habíamos terminado la temporada de invierno. Estos eran meses flojillos y estábamos centrados en la próxima, pero de repente hemos recibido un aluvión de peticiones», indica Raúl Escudero, que comparte las riendas del negocio familiar con Manoli.

Para este zamorano, la promoción inesperada brindada por la realeza británica supone el espaldarazo que deseaba para su marca. «Es como si nos hubiera tocado la lotería. El premio gordo. Sabíamos que teníamos un producto bueno, pero nunca antes nos lo habían reconocido así», expone sin esconder la emoción. «Ha sido muy importante para la empresa», agrega antes de desgranar por qué.

El primer ejemplo, por encima de cifras incluso, lo encuentra en que todas las temporadas iniciaban la actividad en mayo y este año adelantarán el inicio a finales de marzo. «Sólo trabajamos invierno, de mujer y de niños, y este tiempo solía ser para descansar, vacaciones o como mucho alguna reposición o cambios de tallaje». A partir de ahora, la rutina será diferente. «Empezaremos mucho antes porque tendremos muchos más pedidos», avanza.

Al día siguiente de que trascendiera que la firma zamorana era la artífice del abrigo, los hermanos Escudero reunieron a todo el equipo. Sólo fabrican bajo demanda y en los picos más altos la plantilla la forman nueve personas, pero el resto del ejercicio hay menos empleados en el taller.

Tuvieron que recurrir a ese refuerzo extra, a tres profesionales eventuales, y encargar más hilo a Austria –desde donde se surten porque aseguran que «tiene mayor calidad»– para poder entregar las primeras prendas en plazo porque la actividad entre las máquinas de su pequeña fábrica bullía.

Raúl atribuye la adquisición de moda española en palacio a «la influencia de la niñera» de los pequeños, la palentina María Teresa Turrión. Al origen español de la nani y al «gusto británico por la lana y por el estilo clásico» en la ropa de niños, que, en su línea infantil, es el que ofrece Marae.

Escudero reconoce la «fuerte» repercusión en el extranjero, aunque todavía no puede medir el impacto en sus transacciones nacionales porque aún faltan unas semanas para que las tiendas con las que trabajan les trasladen sus demandas. «En Inglaterra se tiene mucho aprecio a la realeza. En cuanto uno de los niños sale con una prenda y se identifica, se agota», indica uno de los dos propietarios de la firma.

Lo mismo que sucede ahora con este abrigo de 135 euros podría haber ocurrido hace un año con un caso parecido, pero no se dio el mismo contexto.

No es la primera vez que uno de los biznietos de la reina Isabel II luce uno de sus modelos. Hace un año, durante una recepción de Navidad, el príncipe George, hermano mayor de Charlotte, vistió una chaqueta azul made in Zamora; en realidad, también made in Marae.

Sin embargo, Raúl y Manoli tardaron varios meses en confirmar que se trataba de una prenda salida de su taller de 900 metros cuadrados de Coreses y la única imagen que circuló del pequeño, de ahora cuatro años, fue robada por los fotógrafos de prensa y se veía borrosa. «Fue una alegría también, pero esto significa lo más. Es un premio al trabajo y una publicidad única», asevera el empresario textil.
Por estos antecedentes, reconoce que mantenían «la ilusión» de que aparecieran con una prenda suya de nuevo. Sabían «desde hace un par de años» que la tienda de Amaia Arrieta vendía a la Casa Real de Inglaterra con cierta frecuencia, pero no imaginaban que la utilizaría en una jornada tan señalada y que la propia madre lo mostrara. «Esos factores han sido clave. Que fuera el primer día de cole, que Kate Middleton enseñara la foto a tanta gente y que esté bien hecha y el abrigo se aprecie perfectamente», precisa este zamorano.

Eso sí, matiza que en ninguna de sus predicciones suponía «tantísima repercusión», pese a que conocen otras marcas españolas que se han visto impulsadas por el mismo fenómeno real.
Como ejemplo cercano, en 2015 otra compañía castellano y leonesa, la vallisoletana M&H, saltó al papel couché por la misma razón. En su caso, por un vestido.

Las cifras de fabricación deMarae antes de este espaldarazo situaban las prendas anuales en 7.000; la facturación, en 300.000 euros y lanza una colección de 40 modelos de niño y 30 de mujer. «Se incrementará bastante», augura contento.

En el taller zamorano se controla todo el proceso, desde el diseño a la fabricación y la distribución.
La compañía compra toda la materia prima, el hilo, en Austria y comercializan su material a través de representantes que acuden a distintas ferias y presentan sus colecciones a distintos comerciantes.
En pleno auge de Marae, la familia escudero ve dispararse las exportaciones y cada pocos días tacha otra pequeña conquista. Como si de esos mapamundi de rallar el país visitado tan de moda se tratase, cada vez destapa más lugares.

La firma también fabrica para otras marcas, pero para dar salida a su principal negocio, su colección propia, dispone de 180 puntos de venta en España y de algunos en el exterior.

A lo largo del pasado año, la textil zamorana exportó principalmente a Inglaterra y Portugal, y también a una tienda de Nueva York.

Ya preveía ampliar su radio internacional con la mira puesta en el norte de Europa, donde Raúl señala que «hay más periodos de frío y rentas mayores» acorde a los precios de su oferta, pero la actividad cotidiana se ha impuesto a los planes y los ha adelantado.

Desde el 8 de enero, a Marae le han surgido nuevas oportunidades que rebasan fronteras: «Ya tenemos ventas cerradas en Irlanda, en dos tiendas en Italia, otra tienda cercana a Londres, con una distribuidora en Georgia, Estados Unidos, y, además, hemos recibido un nuevo pedido para China esta misma semana de 50 prendas», apunta Raúl, que subraya que la expansión está «empezando».

Sus expectativas son tan altas que calcula que en dos o tres años «las ventas de la colección de niños en el exterior superen a las nacionales».

Sólo venden a través de tiendas y pese a encontrarse en Castilla y León, éste es uno de los territorios en los que la firma cuenta con menos incursión. En algunas provincias, como Valladolid, no trabajan con ningún comercio en el que mostrar sus diseños. «Nos gustaría que eso cambiara».

El momento dulce que viven estos dos hermanos que se han criado entre máquinas de coser, hilos y agujas, llega seis años después de que transformaran la empresa familiar en Marae. Le cambiaron el nombre y la orientaron a moda para mujeres y niños.

Han transcurrido dieciséis desde que ambos tomaran las riendas de un negocio textil que antes regentaron su madre y su tía.

Nació hace 38 años en Villarrín de Campos para confeccionar ropa de esquí de punto. Ya entrado el 2000, confeccionaban «las típicas austriacas y ropa de caza» que proveían a armerías. Pero el mercado les obligó a reciclarse hacia otro público, el femenino y el infantil, manteniendo la lana austriaca.
Los mimbres para tanta adaptación los forjaron de pequeños. «Correteábamos por el taller, pasábamos mucho tiempo en él», explica Raúl, que estudió Empresariales, mientras Manoli se decantó por Graduado Social.

Su contacto «desde siempre» con el oficio, le animó a ella a diseñar y juntos se complementan para sacar adelante el negocio. «No somos diseñadores, pero hacemos una moda para la gente, no para las pasarelas», detalla sobre una firma que acaba de recibir el premio «más importante» de su historia en forma de imagen, de ajetreo, de encargos, de notoriedad y de trabajo. Para Raúl, «un empujón grande».

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria