Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Huercasa abre su aventura internacional en Rumanía con una inversión de 3 millones

Levantará este año en Calarasi una planta industrial de agricultura ecológica en una parcela de 20.000 metros / Contempla otros 3 millones y dispone de 80.000 metros más para futuras ampliaciones

J. LUIS F. DEL CORRAL / VALLADOLID
18/03/2019

 

La empresa agroalimentaria Huercasa 5ª Gama, con sede social en Sanchonuño (Segovia), no para ni un minuto en reforzar su apuesta internacional. La compañía que preside Félix Moracho se lanza por primera vez a una aventura industrial fuera de España y pone el foco en Rumanía, donde ha comenzado ya a invertir 3 millones de euros, «ampliables a seis», para productos vegetales.

El primer reto inversor en el exterior de Huercasa será en Calarasi, un distrito de la región de Valaquia situada al sureste del país, a 150 kilómetros de Bucarest y a 100 de Constanza, el puerto más grande delMarNegro.

En esa ciudad rumana, la empresa segoviana ha empezado ya las obras para levantar una planta industrial sobre una parcela de 20.000 metros cuadrados, donde pretende producir remolacha roja, maíz dulce, zanahorias, lentejas, garbanzos y alubias..., los mismos productos que transforma en sus plantas de Sanchonuño y San Miguel del Arroyo (Valladolid). La compañía supedita su actividad en Rumanía a las necesidades de sus plantas en los dos municipios de Castilla y León.

La inversión implicará la creación de unos 50 empleos aproximadamente. Esta empresa cuenta hoy con una plantilla de 150 personas, pero en campañas de seis meses contrata a otros 300 más.
Huercasa no abordará esta inversión en solitario. Se aliará con un socio local, «que está pendiente de definir». «Será un socio minoritario que aporte algo importante al proyecto», precisa Félix Moracho.
La titular de las acciones de la compañía rumana será Desarrollos Industriales Amice, que controla el 75,6% de Huercasa.

Las expectativas inversoras futuras son muy superiores a los tres millones de esta primera fase. No solo porque contempla la posibilidad de duplicar esa cantidad, sino porque dispone de 80.000 metros cuadrados adicionales contiguos para futuras ampliaciones industriales. La nueva apuesta inversora se asienta en una antigua granja rehabilitada en Calarasi.

Huercasa orienta este proyecto hacia la agricultura ecológica o BIO, que en los países europeos tiene cada vez más tirón y en la que esta compañía ha depositado su prioridad de futuro. Se trata de sistemas de producción y elaboración que tienen como objetivo la obtención de alimentos de óptima calidad, libres de residuos, sin utilizar productos químicos sintéticos y minimizando el impacto humano en el medio ambiente. Para ello, Huercasa ha elegido «las mejores tierras agrícolas de Rumanía y una de las mejores de Europa», en palabras de Félix Moracho, que destaca en la elección la cercanía de la parcela de la ribera del Danubio y su riqueza y fertilidad.

La previsión de la compañía es terminar este año la planta, acometer pruebas industriales entre noviembre y marzo de 2020, para alcanzar en junio los niveles de producción adecuados a los objetivos iniciales.

Huercasa pretende con esta nueva inversión «ordenar las producciones» con arreglo a las demandas de sus clientes, que son principalmente las grandes cadenas de supermercados que operan en los principales países europeos y en EEUU. «También trabajamos con importadores y distribuidores», matiza Félix Moracho.

Su entrada en Rumanía atenderá principalmente las demandas procedentes de Alemania, Polonia y los países del Este. Huercasa opta por Calarasi tras haber estudiado su posible implantación en Turquía, Brasil y Rusia.

Uno de los objetivos de este proyectos es reforzar aún más el peso exportador de la empresa. «La exportación supera el 80% de la producción. Cada vez vamos a más, desarrollamos producto en colaboración con nuestros clientes internacionales», precisa el presidente de la compañía agroalimentaria.
Huercasa cerró el ejercicio 2018 con algo más de 40 millones de euros de facturación, lo que representa un aumento cercano al 7%. Los beneficios rondaron el millón y medio de euros, un 5% más.

Moracho justifica el menor aumento de las ventas que en ejercicios anteriores en el impacto de la cosecha de 2017 y en que fue «un año de transición» con el peor ejercicio agrario, la asimilación de la planta de San Miguel del Arroyo, el cambio en la dirección general y los «encajes» informáticos.

La previsión de Huercasa es que la planta de Rumanía represente el 25% de la facturación. Su objetivo es obtener 6.000 toneladas de producto final, un 15% del volumen actual. «Como los productos BIO son más caros, el incremento de la facturación será superior al de producción».

«Seguiremos haciendo una apuesta estratégica por los cultivos ecológicos, ya que el producto BIO tiene una fuerte demanda en toda Europa y en los mercados más desarrollados», señala la compañía en su informe de gestión de 2017. Y añade: «Es una tendencia que ha venido para quedarse y Huercasa estará en primera línea para dar respuesta a los clientes más exigentes». El informe precisa que para reforzar esa agricultura ecológica ha «reforzado» sus equipos técnicos de campo, que trabajan en estrecha colaboración con los agricultores».

Además, Huercasa se ha marcó como «la máxima prioridad durante el año 2018» la reducción drástica del consumo de agua y de energía en todos sus procesos industriales «e ir avanzando de forma paulatina hacia los principios de economía circular, que hacen referencia a la reducción del desperdicio alimentario».

La compañía segoviana ha encontrado en la exportación la gran oportunidad para crecer y el filón de su negocio. Este objetivo le llevó a invertir 12 millones de euros en el centro logístico y de empaquetado de San Miguel del Arroyo, a 28 kilómetros de Sanchonuño en la misma autovía A-601 que une Valladolid y Segovia. La producción se mantiene en el municipio segoviano y la fase final de etiquetado, empaquetado y almacenamiento en el vallisoletano, además de la zona de expedición. Un edificio anexo aloja desde el año pasado el departamento de comercial, el de marketing y el de comunicación.

«La nueva planta de San Miguel está adaptada a los últimos avances en automatización y robótica, lo que nos permitirá ser más competitivos y adaptarnos mejor a nuestros clientes y a sus necesidades», destacó Moracho en julio del año pasado con motivo de su inauguración oficial.

Huercasa se plantea conseguir un crecimiento constante en los próximos años para llegar a facturar 60 millones de euros en 2025. Su reto es reforzar la venta de productos ecológicos. La compañía que preside Félix Moracho ha firmado recientemente una alianza con Anecoop, una de las cooperativas más importantes del Mediterráneo, para crear una línea de productos de conveniencia 100% vegetales, sin aditivos y preparados de manera tradicional para consumo inmediato.

Huercasa cumple este año 40 años. Fue en 1979 cuando el joven Félix Moracho terminaba la carrera de ingeniero Agrónomo y se alió con su cuñado Roger Pierre Bernard, que vivía en Francia, y con su suegro, Tomás Martínez, para «montar» la sociedad. «Lo hicimos sobre una idea: una empresa francesa había descubierto que la endibia volvía a tener éxito en Francia. Es entonces cuando tratamos de trasladar el éxito de la endibia de Francia a España. El clima de Castilla y León era apropiado».

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria