Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los hogares monoparentales crecen un 15% en un año; el único modelo de familia que sube

Denuncian que la Junta no ha creado el carné identificativo de este colectivo, que recogía la Ley de 2007, ni les aplica los beneficios de los que gozan las numerosas L Familia espera a una «regulación estatal»

MAR PELÁEZ VALLADOLID
20/05/2019

 

Se sienten «invisibles», aunque con cifras en la mano resulten ser verdaderamente ‘numerosas’. Son las familias monoparentales. En Castilla y León, un total de 100.700 hogares están formados por un único progenitor (padre, pero sobre todo madre) que convive y es responsable de sus hijos menores.

Representan el 10% del millón de hogares existentes en la Comunidad, según la última encuesta continua realizada por el INE, y quintuplican en volumen a las familias consideradas numerosas.

Son, además, el único modelo de familia que dibuja una clara línea ascendente. Solo en el último año, su número ha crecido en un 15,2%, frente a la caída del 5% experimentada por el modelo tradicional de pareja con hijos. Castilla y León figura como la quinta autonomía en el ranking nacional donde mayor auge están teniendo. No es nuevo. Lleva esa progresión ascendente desde, al menos, el último lustro.
Y, pese a contribuir a la demografía castellana y leonesa» y de «estar sacando adelante en solitario a una generación», como explica Katia Maraver, delegada en Castilla y León de la Asociación de Madres Solteras por Elección, las familias monoparentales se sienten «discriminadas». «Penalizadas y en un limbo administrativo», remarca Rut Palmero, presidenta de la Asociación regional de Familias Monoparentales, Monocyl, creada hace apenas tres meses.

«Más en Castilla y León». Y es que, a diferencia de cinco comunidades autónomas que sí reconocen legalmente la monoparentalidad como una realidad familiar con derechos –Valencia, Cataluña, Aragón, Navarra y recientemente Cantabria–, en Castilla y León «se está a la espera de un decreto que les defina y les otorgue derechos», denuncia Palmero.

Tampoco la Comunidad recoge exenciones fiscales para este tipo de familias, como sí las prestan en Andalucía, Asturias, Canarias, Cataluña, Extremadura o Valencia. Ni siquiera como Baleares, donde las monoparentales con dos hijos están igualadas a las numerosas en cuanto a derechos, deducciones y bonificaciones.

Sobre el papel, sí existe un reconocimiento específico en la Comunidad. Sin embargo el apartado correspondiente a este colectivo que recogía la Ley de Medidas de Apoyo a las Familias, aprobada en las Cortes de Castilla y León en marzo de 2007, «no se ha desarrollado reglamentariamente». «Lleva 12 años guardado en un cajón», añade Maraver.

La Junta no ha extendido, como marcaba el punto dos del artículo 42, los beneficios de las que gozan las numerosas a las monoparentales con dos hijos. Ni existe un título, similar al de las familias numerosas, que «permita acceder al disfrute de los beneficios previstos para las personas que formen parte de familias monoparentales (artículo 42.3)». «No tener carné nos genera un sinfín de contratiempos en nuestro día a día, más cuando eres una persona con un hijo y sin un convenio regulador», apunta Marta de Frutos, cansada «de tener que dar explicaciones» de su vida personal «ante cualquier requerimiento administrativo».

La Consejería de Familia reconoce que no ha creado ese título o identificación de las familias monoparentales. Y no lo ha hecho, alega, porque es «partidaria» de que ese reconocimiento se realice antes a nivel nacional «para dar homogeneidad» en el conjunto de España y «se defina con claridad y con criterios específicos lo que se entiende por familia monoparental» en cualquier punto del país.
«No es un concepto aún cerrado y del que haya unanimidad», añade, mientras insiste en que «es conveniente una regulación estatal». «Es una excusa», contesta Palmero, repasando el nombre de Comunidades que sí lo tienen.

La Consejería, en cambio, defiende que Castilla y León tiene en cuenta, como fijaba el punto uno del artículo 42 de esa Ley, las circunstancias derivadas de la situación de monoparentalidad en todas las subvenciones y prestaciones, siempre que esa situación suponga una desventaja respecto al resto de familias.

Cita, entre esos beneficios, reducción de la cuota en el programa de Madrugadores y Tardes en el Cole, en el comedor escolar o en Conciliamos, así como preferencia en la admisión al primer ciclo de Educación Infantil en las 29 guarderías de la Junta, en las subvenciones destinadas a la conciliación –reducción de jornada y excedencia– o en la Renta Garantizada.

Sin embargo, a ojos de la presidenta de Monocyl, «los límites que establece son tan rígidos que resulta difícil beneficiarse». Como ejemplo, Palmero se queja de que «la Junta se jacta» de baremar con diez puntos a las familias monoparentales en las subvenciones para la conciliación, «pero les impone condiciones de acceso inviables. ¿Cómo pretenden que vivamos un año con una reducción de jornada del 50%, o sea medio sueldo de los de hoy?». Ni siquiera se pueden acoger a una excedencia porque, como recalca Palmero: «No podemos vivir sin sueldo durante medio año».

Se sienten en clara «desventaja» frente a las familias numerosas, tanto en las ayudas como en la falta de una casilla específica en cada solicitud. Según sus datos, a una familia biparental con tres hijos e ingresos de 100.000 euros anuales, el comedor de sus hijos les sale a 1,91 euros por menú; a una familia monoparental con dos hijos e ingresos de 23.000 euros, por 3,83 euros.

Con el mismo ejemplo, a los primeros les cuesta ocho euros al mes por hijo el programa madrugadores; a los segundos, los 16 euros completos. Para acceder al programa Conciliamos en vacaciones, las monoparentales con dos hijos e ingresos de 18.500 euros pagan 6 euros al día, las numerosas e ingresos de 40.000 euros, solo tres al día. «No se trata de subsidiar a las monoparentales, sino de adaptar los servicios a nuestras necesidades», aclaran.

El foco, en el menor

En paralelo se ven «discriminados en relación a los viudos o viudas con dos hijos. «Ellos son monoparentales, pero sí están equiparados a las numerosas», afirma Palmero, quien ha llegado a escuchar: «Lo mío es un capricho, lo suyo una desgracia».

Por ello, reclama a las administraciones que «pongan el foco en el interés del menor» y se olviden de cuál es el motivo por el que cada familia ha llegado a la monoparentalidad: elección, viudedad, divorcio, separación..., y también de cuál sea su estructura familiar.

No cesa aquí la ristra de «agravios». «Nosotros pagamos el IRPF como ‘papá y mamá’, pero nos desgravamos solo 2.400 euros frente a los más de 3.400 euros que gozan las familias biparentales en su declaración conjunta. «Yo pago el IBIentero, pero cuando voy a pedir al Ayuntamiento una plaza de guardería, me mide en función del IPREM, y eso me penaliza porque solo somos dos», apunta De Frutos.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria