Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Elecciones 24-m sondeo a las Cortes

Herrera sujeta la mayoría absoluta

El PP obtendría 44 procuradores pese a que caería nueve puntos y perdería 190.457 votantes respecto a hace cuatro años / Tudanca hundiría al PSOE al peor resultado de su historia con 24 escaños / C´s y Podemos irrumpirían con 10 y 4, mientras UPL e IU mantienen su representante

Felipe Ramos
07/05/2015

 

La marca Herrera parece tener efecto en Castilla y León, frente al deterioro del Partido Popular a nivel nacional. El presidente de la Junta y candidato ‘popular’, Juan Vicente Herrera, revalidaría la que sería su cuarta mayoría absoluta consecutiva de celebrarse hoy las elecciones autonómicas del próximo día 24.

El PP obtendría 44 procuradores, uno por encima de los 43 necesarios para gobernar sin necesidad de pactos, gracias al masivo apoyo que recibiría de los mayores de 65 años, según la encuesta elaborada por Celeste-Tel para EL MUNDO DE VALLADOLID a partir de 2.700 entrevistas.

La candidatura liderada por Herrera sería la triunfadora en todos los tramos de edad, pero son las personas con más de 65 años quienes le darían su apoyo mayoritario, con un respaldo del 68,2%. O lo que es lo mismo, 373.119 votos de los 547.096 que recibirían los ‘populares’ llegarían directamente de las personas de la Comunidad con mayor edad.

Un respaldo que supone 47 puntos y 307.849 votos más de los que recibiría el Partido Socialista de Luis Tudanca de estas personas, que se quedaría en un 21,1% de apoyo y 65.269 sufragios de los castellanos y leoneses mayores de 65 años.

‘Populares’ y socialistas dominan todos los tramos de edad. El 24,1% de los de entre 18 y 30 años respaldarían a Herrera, frente al 21,5% de aquellos que darían su voto al líder del PSOE, Luis Tudanca. A continuación se colocarían Ciudadanos (17,3%) y Podemos (16,8%). Los de Pablo Iglesias caen en picado a partir de esa edad, del 8,2 %de los de 31 a 64 años, al insignficante 1,8% de los de 65 o más. Y es que a mayor edad, más elevado es el apoyo al PP. En el PSOE sucede lo mismo, salvo cuando llega a los mayores de 65 años. En el caso de Ciudadanos, los de Albert Rivera recibirían principalmente el apoyo de aquellos que tienen entre 31 y 44 años. Después se desploman hasta ese 4,3% de mayores de 65 que responden les votarían.

Este respaldo, sobre todo de los más mayores, no evita que la candidatura que encabeza el presidente de la Junta sufra un drástico recorte de votos, respecto a las elecciones de hace cuatro años. El PP se dejaría, según la encuesta de Celeste-Tel para este periódico, la friolera de 190.457 votantes, lo que supone una pérdida del 9% del electorado que optó por la lista ‘popular’ en las elecciones de mayo de 2011.

Al nivel de 1991

Hay que remontarse a hace 24 años para encontrar un resultado similar del Partido Popular en unas elecciones autonómicas. En 1991, con Juan José Lucas como candidato, el PP obtuvo su primera mayoría absoluta con 43 procuradores, uno menos de los que ahora lograría Juan Vicente Herrera, según el sondeo de este periódico. Desde esos comicios, los ‘populares’ no volvieron a bajar de 48 representantes en las Cortes de Castilla y León. Un retroceso que en el caso del Partido Popular tiene dos vías de escape claras: la abstención y el efecto de Ciudadanos, que irrumpiría en las Cortes autonómicas como tercera fuerza política con 10 procuradores.

El partido de Albert Rivera se llevaría 158.375 votos, el 12,8% del total. Y, de éstos, el 10,9% vendrían de la mano de aquellos que hace ahora cuatro años dieron su voto a la lista de Juan Vicente Herrera. Podemos le restaría otros 18.302, un 2,5%, del electorado de hace cuatro años. Y hasta los socialistas le arrebatarían 10.981, el 1,5% de los votantes que tuvo en las autonómicas pasadas. Y todo hasta sumar una fuga final que estaría en los 219.619 de votantes, el 29,8% de aquellos que sí lo respaldaron cuatro años atrás.

En cambio, el PP apenas ‘cazaría’ voto en el resto de formaciones políticas. Sólo sumaría un 3%, 16.498 nuevos votantes y restos mínimos de otros partidos hasta ‘robar’ apenas 29.169 (5,3%) de votos. Al PP lo sujetaría su importante suelo electoral, ese que asegura mantendrá su voto, pase lo que pase, y que en el caso de estas elecciones sumaría 517.934 votantes, el 94,7% de todos los que contestan que en la urna meterán la papeleta con la candidatura de Juan Vicente Herrera.

El trasvase de votos entre Ciudadanos y el PP, que tal y como reflejan las últimas encuestas publicadas por EL MUNDO DE VALLADOLID se da también en capitales como Salamanca, Valladolid –en menor medida-, Burgos y Soria, es claro. Basta con ver que los diez procuradores que suma la formación que en Castilla y León encabeza Luis Fuentes son prácticamente los que dejaría de recibir el Partido Popular.

La sangría de votos que se fugan del Partido Popular y su descenso casi hasta rozar la pérdida de la mayoría absoluta, no es aprovechada por el PSOE, como también sucede en los ayuntamientos de Salamanca, Valladolid y Burgos.

Los socialistas que lidera Luis Tudanca rompería el que consideraban su sueldo de 29 procuradores, que cosecharon en 2011, y sufrirían un nuevo descalabro electoral, ya que se dejarían otros cuatro representantes por el camino hasta bajar a los 24 que le augura la encuesta.


El peor de la historia

Un resultado que sería el peor de la historia del socialismo castellano y leonés. Esos pírricos 24 procuradores que cosecharía Tudanca estarían tres por encima de los que obtuvo la candidatura liderada por Jesús Quijano en 1995, cuando se quedó en 27 parlamentarios y que, hasta la llegada de Tudanca, tenía el dudoso honor de ser el resultado más bajo logrado nunca por el Partido Socialista.

A los socialistas le arrebatarían votantes, casi a partes iguales, Ciudadanos y Podemos. El partido de Rivera se quedaría con el 9,6% de quienes en 2011 votaron al PSOE, mientras Podemos se apoderaría del 7,9%. Entre ambos, se llevarían a 73.710 electores socialistas; 40.422 se irían con Ciudadanos y 33.288, con la lista ‘podemita’ de Pablo Fernández. A éstos hay que sumar los votantes socialistas que ahora aseguran tienen intención de quedarse en casa.

La abstención, como en el caso del PP, es la que más mella le haría a Luis Tudanca, que vería cómo se le quedaban sin votar 64.199 (15,2%) castellanos y leoneses que hace cuatro años sí dieron su apoyo a la lista que lideraba el hoy senador, Óscar López. Si a esto se le suman los 9.511 votos que se marcharían a Izquierda Unida y mínimos restos a otras candidaturas, el Partido Socialista vería cómo estos cuatros años se le habrían quedado por el camino 154.554 votantes.
Una pérdida que apenas sería capaz de mitigar, porque el socialismo de Castilla y León sólo pillaría a nuevos electores, 12.962 (4,2%); y curiosamente, el 3,5% (10.981) de los que en 2011 votaron al Partido Popular. Sumados a otras pequeñas aportaciones en forma de votos que le llegarían principalmente de UPyD, el 1,5%, le permitiría hacerse sólo con 40.647 (13,1%) de votos nuevos.

C’s vive de PP y PSOE

Ciudadanos, y así lo están diciendo todos los sondeos, se augura como la gran sorpresa la noche del 24. El partido de Albert Rivera, y eso también lo dejan claro las encuestas, vive su irrupción del Partido Popular.

Más del 75% de los 158.375 castellanos y leoneses que responden van a dar su apoyo a Ciudadanos serían ex votantes del PP (50,8% y 80.527 votos) y del Partido Socialista (25,5% y 40.422 electores). El resto, serían nuevos electores (13,4% y 21.211), UPyD (4,5% y 7.057). Ya más residuales quedarían los votos que le ‘robaría’ a IU, a UPL y otras formaciones. Votos que le permiten entrar en las Cortes con 10 procuradores.

Lo mismo puede decirse de Podemos. El parttido de Pablo Iglesias, que en Castilla yLeón encabeza Pablo Fernández, se nutriría del 57,5% de ex votantes del PSOE (37,1% y 33.288 votos) y del PP (20,4% y 18.302). Resulta curioso que la formación ‘podemita’ acapare a más personas que en 2011 votaron al PP que quienes lo hicieron a Izquierda Unida, a la que le restaría un 12,2% (10.959) de sus electores.

Y es que a IU la desangrarían a partes iguales Podemos y la abstención, con un 15,7% y 10.959 de aquellos que respaldaron a la coalición de izquierdas en las autonómicas de hace ahora cuartro años. Ciudadanos, PP y PSOE le quitarían el 3,9% de su electorado, hasta provocarle una sangría de 30.138 votantes, el 43,1% de quienes apoyaron a IU en 2011.
Caída que no mitiga con los 17.602, el 30,7%, de los votantes que IU robaría a otros, principalmente al PSOE (9.511, el 16,6%) y hasta el 6,4%, 3.660 votos, del PP.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria