Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Gestamp producirá en Soria el primer CO2 comestible de Europa

Generará 20.000 toneladas al año de esta burbuja verde y reducirá las emisiones en 498 toneladas al año de CO2 con respecto a la fabricación de gas convencional

IRENE LLORENTE YOLDI SORIA
15/12/2019

 

La planta de producción de energía de Gestamp en la localidad soriana de Garray producirá en el primer trimestre de 2021 el primer dióxido de carbono (CO2) para uso industrial alimentario con huella de carbono negativa y generado a partir de energías renovables. Y lo hará gracias a un proyecto que ya tiene el visto bueno de Europa, el Life CO2 Int Bio, y que se desarrollará hasta 2023. Coordinado por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla, cuenta con un presupuesto cercano a los nueve millones de euros de los que la Unión Europea aportará cerca de dos millones de euros. El resto será asumido por la Fundación junto con los socios Bioeléctrica de Garray, Gestamp Biomass y Carburos Metálicos. Un proyecto que posicionará a Soria como centro de referencia a nivel europeo en la mitigación del cambio climático a través de la captura y depuración de las emisiones y su transformación en productos de valor añadido.

Porque el principal objetivo de este Life es contribuir a la reducción de las emisiones de CO2 en los sectores industriales intensivos en energía.

Se trata de desarrollar un sistema de captura y depuración de las emisiones de CO2 para demostrar la viabilidad de la captura de dióxido de carbono en instalaciones industriales y transformarlo en productos de valor añadido. Y se llevará a cabo en la planta que Gestamp tiene en Garray. «Confiamos en tener la primera burbuja verde para 2021», explica el consejero delegado de la empresa, Emilio Luis López Carmona. Así, Soria será pionera en la producción de este gas carbónico con huella de CO2 negativa generado a partir de energías renovables. Este gas se utiliza en muchos procesos industriales, como las bebidas carbónicas, e incluso para la conservación de alimentos, pero a día de hoy se produce a partir de combustible fósil, tanto para la energía térmica como eléctrica. «En nuestro proyecto la materia prima procede de nuestros gases de CO2; no lo extraemos de un sumidero fósil, sino que ya se encuentra en la biosfera, de modo que se evita que se incorpore más por esta producción. Pero, además, la energía que utilizamos es renovable», asegura López Carmona.

Nueva planta

En estos momentos el Life CO2 Int Bio se encuentra a la espera de obtener los permisos necesarios para empezar a construir la planta piloto (que se ubicaría dentro del propio perímetro de la de biomasa) de captura y limpieza de CO2 procedentes de las emisiones del centro de producción de biomasa, que se espera realizar a lo largo de 2020. Y en paralelo Gestamp ya ha desarrollado toda la ingeniería y la equipación necesaria para estar produciendo el CO2 comestible el primer trimestre de 2021. Un proyecto que empezó a materializarse hace ya más de tres años y que encaja con todas las líneas políticas de desarrollo de economía circular y de apuesta por las energías renovables, a las que Gestamp siempre se ha dedicado, si bien hasta el momento las obtenían a partir de subproductos de otras actividades. El propio consejero delegado reconocía que ha estado durante muchos años parado hasta que el año pasado vio la salida gracias al reglamento sobre autoconsumo.

El proyecto es uno de los de más alto presupuesto aprobados por el Programa Life, siendo su presupuesto de ejecución total de unos nueve millones de euros y la subvención concedida de aproximadamente dos millones de euros, con un período de ejecución va desde junio de 2019 hasta el 16 de junio de 2023.

Se aplicará la metodología del análisis de ciclo de vida y la huella de carbono para determinar las ventajas del nuevo producto frente al producto convencional, se aplicarán criterios de compra verde y de reducción de la huella de carbono en todas las fases de ejecución. También se desarrollará un sistema de etiquetado ecológico para el nuevo producto CO2 ecológico basándose en la metodología Análisis de Ciclo de Vida y las Declaraciones Ambientales de Producto.

Con este proyecto presentado por la Fundación Patrimonio Natural se pretende situar a Castilla y León como región de referencia a nivel europeo en la mitigación del cambio climático a través de la captura de las emisiones de CO2 y la creación de cadenas de valor para nuevos productos. Es lo que se denomina CCU (Carbon capture and utilisation), un ámbito de innovación apenas desarrollado a nivel mundial y que en España contará con esta experiencia pionera en Soria.

Este enfoque responde al principio de economía circular, en el que cualquier residuo, emisión o vertido debe transformarse en un recurso, en una materia prima, y volver al ciclo productivo. Como resultados del proyecto se espera alcanzar una producción de 20.000 toneladas al año de CO2 ecológico y una reducción de emisiones de 498 toneladas al año de CO2 con respecto a la fabricación de gas convencional. Porque se crearán nuevas cadenas de valor a partir del CO2 verde capturado, transformándolo en un nuevo producto comercializable.

Fertilizantes

Pero es que además con este Life europeo se pretende conseguir fertilizante a partir de las cenizas obtenidas en el proceso de la generación de energía a partir de biomasa. Se demostrará por primera vez la posibilidad de un aprovechamiento total de la biomasa residual de la que ya se ha utilizado su contenido energético. La construcción, una vez se disipen las incertidumbres regulatorias en materia de fertilizantes, de esta segunda planta implicará que, adicionalmente, 7.800 toneladas de ceniza ya no irán a vertedero, de modo que menos residuos y menos transporte con la consiguiente reducción de CO2 y energía consumida. Así, se demostrará por primera vez la posibilidad de un aprovechamiento total de la biomasa residual y de la que ya se utilizaba su contenido energético.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria