Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La familia de Gabriel cree que «seguiría vivo» si se hubiera «investigado» en Burgos

La hija menor de Ana Julia Quezada murió en 1996 tras caer desde un séptimo piso

M. R. BURGOS
18/09/2019

 

El pasado burgalés de Ana Julia Quezada, la asesina confesa del niño Gabriel Cruz, y las circunstancias que rodearon la muerte de su hija de cuatro años Ridelca Josefina, fallecida al caer por una ventana en 1996, volvieron ayer a salir a la luz. El abogado de la familia del nilo, Francisco Torres, recordó este suceso para señalar que si se hubiera «investigado» en su momento se podría haber «evitado» el asesinato de Gabriel.

El abogado de la familia de Gabriel hizo esta reflexión a la salida del juicio contra Ana Julia Quezada, que quedó ayer visto para sentencia, pendiente del veredicto del jurado popular. Torres expresó su «convicción absoluta» de que si el caso sobre la muerte de Ridelca Josefina, la hija de Ana Julia Quezada que se precipitó por una ventana en Burgos cuando tenía cuatro años, se hubiera «investigado en condiciones», «con toda seguridad Gabriel seguiría vivo», según informa Europa Press. Afeó además la posición de la fiscal Elena Fernández en su alegato final, que de modo «incomprensible» discrepó del relato de la acusación particular al no apreciar ensañamiento en el crimen. «Ella no lo ve aunque ha dicho frases que encajarían con esa agravación específica del asesinato», insistió el letrado.

Sobre las acciones pasadas de la acusada, su abogado defensor, Esteban Hernández, recalcó que el caso de Burgos «se investigó», con lo que ha encuadrado estas consideraciones en la «estrategia de calumnia que algo queda» emprendida por la acusación particular, a pesar de que sobre este asunto la magistrada-presidenta, Alejandra Dodero, «ha sido exquisita» a la hora de sortear un asunto que no se enjuicia.

Cuando se supo que una hija de Ana Julia Quezada había muerto en 1996 tras caer por una ventana, el entonces ministro del Interior, Juan Ignacio Zodio, señaló que había que revisar el caso para saber qué ocurrió el 10 de marzo de ese año. La menor murió cuando cayó desde la ventana de un séptimo piso del número 41 de la calle Casa la Vega, donde Ana Julia vivía con su pareja de entonces. En aquel momento, el juzgado dictaminó que la muerte había sido accidental. El archivo se realizó después de recibir los informes de la Policía Nacional y del Instituto de Medicina Legal, que concluyeron que la muerte de la menor fue accidental. Todo ello tras practicarse las diligencias oportunas, como la declaración de la madre, el padre y otros familiares.

Lo que sí hizo la Policía es revisar las actuaciones practicadas en el año 1996, después de que el Juzgado de Instrucción nº4 de Burgos remitiera unas diligencias que hubo que recuperar del archivo de expedientes judiciales de Zaragoza. Un juzgado que daba validez al archivo decretado hace ya 23 años.
Expertos forenses como el vallisoletano Aitor Curiel sostuvo que la caída de Ridelca se «orienta más» a un «acto homicida» que «accidental», ya que la menor apareció a tres metros de la línea de la fachada.
No obstante, si las nuevas averiguaciones policiales sobre este caso hubieran determinado que podía haber sido una muerta violenta, el delito ya estaría prescrito desde el año 2016.

Desde antes de su detención, cuando los agentes de la Guardia Civil la estuvieron siguiendo en el momento en que estaba transportando en su coche el cadáver del niño, los investigadores de la UnidadCentral Operativa (UCO) de la Benemérita plantearon la sospecha de que también pudo haber matado su hija de cuatro años. Fue una llamada desde Palencia a la Policía Nacional la que puso en su conocimiento el pasado de Ana Julia, en concreto este episodio de la muerte de su hija que desconocía el padre de Gabriel y el que entonces era su pareja.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria