Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA ENTREVISTA / IGNACIO MOLINA DE LA TORRE

«Castilla y León no ha tenido ninguna política para mantener población»

Director del Comisionado del Gobierno Frente al Reto Demográfico. Dotar de servicios al medio rural es la receta que plantea frente a la despoblación con una auténtica ordenación territorial

J. LUIS F. DEL CORRAL
02/11/2018

 

Acaba de cumplir cien días como director del Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico. Este doctor en Geografía por la Universidad de Valladolid se enfrenta a sus 43 años a uno de los desafíos más importantes de España y al mayor de Castilla y León. Ignacio Molina (Valladolid.1975) nunca militó en un partido. Como experto conoce como pocos la situación de esta Comunidad y no tiene pelos en la lengua para afirmar que la región no ha tenido nunca una política demográfica para mantener la población.

Pregunta.- La gravedad de la pérdida de población de Castilla y León no tiene precedentes y las previsiones a corto y medio plazo son aún más negativas, dice usted en un estudio. ¿Qué se puede hacer que no se haya hecho hasta ahora para frenar la despoblación?

Respuesta.- Todavía hay bastante margen de acción porque hay muchas cosas que se ha dicho que se iban a hacer y al final no se han traducido en acciones concretas. Por ejemplo, una ordenación del territorio real en buena parte del territorio nacional.

P.- ¿Hay alguna otra importante y prioritaria?

R.- Hay una medida prioritaria para que, después, puedan desarrollarse otras, que es la accesibilidad universal a la banda ancha y la conectividad digital vía móvil. Es una condición sine quanon para buena parte de lo que podamos ir proyectando a corto y medio plazo.

P.- Y en esa conectividad, Castilla y León está bastante floja.

R.- La cobertura genérica en porcentaje de población está bien en el territorio nacional. Es alta en comparación con Europa en los que tienen más de 100 megas, pero el territorio sin ningún tipo de cobertura es bastante más alto que en Europa. Los ámbitos urbanos rápidamente cubren todas las tecnologías pero en el medio rural no ha llegado ninguna de las tecnologías.

P.- Con el peso rural del territorio de Castilla y León tendremos más zonas de sombra.

R.- Tenemos un porcentaje bastante amplio del territorio sin cubrir. En otros sitios, como Galicia o Asturias, es por la dispersión.

P.- ¿Qué debe garantizar la estrategia contra el reto demográfico?

R.- La garantía de igualdad para todas las personas en cualquier lugar del territorio.

P.- Estamos lejos de conseguir eso.

R.- Una persona tiene que tener la capacidad de tener igualdad de oportunidades de empleo y acceso a los servicios allí donde viva. Hay que poner los medios para que eso suceda. Ese es el primer paso para lograr la cohesión territorial. España no puede dejar de lado a la mitad de su territorio porque pone en riesgo el propio modelo de convivencia.

P.- Concrete algo de esa estrategia.

R.- Estamos haciendo una apuesta fuerte por generalizar la banda ancha.

P.- Eso lo dejó atado Rajoy.

R.- Sí, el plan. Hasta ahora eran las operadoras las que hacían propuestas. Eso hace que las zonas menos rentables nunca sean objeto de atención por estas empresas. Hasta el punto de que los programas queden desiertos. Queremos que llegue a todo el territorio. En los próximos pliegos se tendrá en cuenta eso. En Castilla y León se podrá llegar al 98% o 99%.

P.- ¿Hay grandes desequilibrios demográficos en la región?

R.- Ni la mejor de las provincias está muy bien. Hay desequilibrios demográficos severos sobre todo en los ámbitos urbanos más dinámicos y el medio rural .

P:- El INE augura a la Comunidad la pérdida de 207.000 habitantes en quince años. ¿Considera fiable esta proyección o le resulta excesiva?

R.- El INE, cuando hace las proyecciones, toma las tendencias económicas y sociales que se prevén. Si no hay grandes cambios, no es descabellada. Simplemente por una cuestión de crecimiento vegetativo. Somos una Comunidad muy envejecida, apenas nacen niños… evidentemente vamos a tener pérdida de población. Además, tenemos junto a nosotros a Madrid, que sigue siendo un polo de atracción que no para.

P.- ¿Cuál es el hecho diferencial demográfico de Castilla y León respecto al resto?

R.- El hecho diferencial es que es tan grande que algunas provincias asumen los de otras regiones. León tiene características parecidas a Galicia y Asturias, Salamanca asume algunas similares a Extremadura y entre Soria y Teruel apenas hay diferencias. En Castilla y León tenemos todos los desafíos demográficos dentro de nosotros. Tenemos los más complejos y los que más problemas nos pueden dar.

P.- Castilla y León sufre el mayor retroceso demográfico y pierde efectivos por falta de nacimientos, por un mayor envejecimiento y porque resulta menos atractiva que otras comunidades. ¿Se ha perdido mucho tiempo para atajar estos problemas o era imposible?

R.- No creo que sea imposible. El caso de Castilla y León no es una isla que nos haga singulares. No ha habido ningún tipo de política vinculada a la demografía para el mantenimiento de la población en el territorio. Castilla y León es el paradigma en España de la no ordenación del territorio. Lo que no se hace no es neutro, tiene efectos también a largo plazo. Lo que ahora sucede, esta pérdida continua, no tiene que ver con lo que viene sucediendo desde 2011, sino que es la intensificación de lo que venimos haciendo desde los años noventa.

P.- Concrete qué debe tener esa ordenación del territorio para que sea eficaz contra la despoblación.

R.- La garantía de prestación de servicios en todo el territorio y para todas las personas. Castilla y León tradicionalmente se preocupaba de pintar mapas, pero no tanto en decir en cada una de las unidades qué, cómo y cuál es la intensidad de los servicios que debe haber en el territorio.

P.- Se refiere a sanidad, educación y servicios sociales.

R.- Eso para empezar, pero también de servicios de empleo. Que las industrias agrarias no se centren en las ciudades.

P.- Todo eso cuesta dinero.

R.- Depende de cómo hagamos las cuentas. Lo que está costando dinero ahora es lo que creíamos que nos estábamos ahorrando hace treinta años.

P.- ¿Usted cree que no ha existido voluntad política en la Junta de abordar la ordenación con seriedad?

R.- No ha habido voluntad de hacer una ordenación del territorio eficaz desde los años noventa. O no se consideraba prioritario o se consideraba que no iba a dar resultados o no se creía en ello o se pensaba que no hacía falta. No se ha abordado y ahora echamos cuentas de lo caro que nos va a costar y no hacemos cuentas de lo caro que cuesta no haberlo hecho cuando había que hacerlo.

P.- ¿Cómo ve este proceso de ordenación del territorio que lidera el vicepresidente José Antonio de Santiago-Juárez? ¿Lo ve entonces como un intento de hacer algo sobre el papel?

R.- Sí, hacer algo sobre el papel. Las dimensiones de las unidades básicas no se corresponden con las áreas funcionales porque detrás de una unidad básica en ningún momento se dice que sea prestadora y que garantice estos servicios concretos en este territorio y para esta población. Es pintar los mapas como lo hacíamos en el colegio.

P.- ¿Y no cree que el modelo de financiación autonómica no tiene en cuenta lo que cuesta en Castilla y León una sanidad y una educación? ¿O son dos factores diferentes?

R.- Son dos factores diferentes. Es verdad que cuando se aborde un modelo de financiación autonómica tiene que tener en cuenta la localización de las personas y también las dificultades para dar servicios…

P.- ¿Por qué cree que han fracasado las estrategias de población de la Junta de Castilla y León? La actual, hasta 2020, cuenta con 175 medidas.

R.- Cuando se aborda la Agenda no se plantea una política demográfica para Castilla y León, sino salir al paso de un problema demográfico que parece que se nos venía encima. En el prólogo de la agenda se habla del mito de la despoblación. Es como decir que no la necesitamos porque la despoblación es un mito.

P.- ¿Tener casi el 11% de los centenarios en una Comunidad con el 5% de población es también una desventaja competitiva desde el punto de vista económico?

R.- Hay que ver el envejecimiento como un éxito social y no como un problema. Y sucede en todo el territorio.

P.- Pero es menos población activa.

R.- Lo que reduce la población activa no es la existencia de centenarios, sino que los jóvenes se van a Madrid. Cada vez tenernos que dar más servicios a la población mayor.

P.- ¿Por qué se van los jóvenes de Castilla y León a Madrid?

R.- Porque las oportunidades de empleo son superiores y porque hay una imagen de que aquí la posibilidad de desarrollar un proyecto de éxito está mucho más limitada.

P.- Tenemos una industria potente.

R.- Sí. ¿Y tenemos una formación vinculada a esa industria potente? Los que se nos van no se están formando en esa industria potente… Preferimos formar y exportar que invertir en que ellos monten aquí su empresa.

P.- ¿Y cómo se revierte eso?

R.- Castilla y León debería tener una política industrial más sólida y vinculada a sus capacidades: humanas, de medios, logísticas…

P.- ¿Menos centrada en automoción?

R.- Evidentemente. Hay que cuidar la automoción porque es un sector estratégico. Pero hay más sectores y un territorio muy amplio con suficiente número de recursos válidos como para no concentrar todos en un punto o en un único sector. Por ejemplo, el sector agroalimentario es muy pujante pero aún hay una cantidad enorme de recursos cuyo valor añadido se obtiene fuera. Hay que redistribuir e incentivar el valor añadido en las zonas rurales. Hay que tomar el ejemplo de la automoción en la agroalimentación.

P.- ¿Detectan una sensibilidad especial en la Comisión Europea o en el Europarlamento sobre el fenómeno de la despoblación?

R.- Sí, en el ámbito del Parlamento Europeo hay una resolución aprobada. También he visto sensibilidad en la Comisión, nos hemos reunido con ellos. Falta plasmar esa sensibilidad en números y acuerdos.

P.- Pacto Gobierno-Podemos. 10 millones para 2019 y la creación de oficinas contra la despoblación en al menos 20 comarcas. ¿No es un reto poco ambicioso?

R.- Es una medida concreta que se plantea como piloto para seguir avanzando en la lucha contra la despoblación. A la vez se están tomando y se tomarán otras medidas. Esto no invalida que se está elaborando la Estrategia contra el reto demográfico con un plan de medidas y sobre todo con mayor capacidad presupuestaria. Hay un compromiso para que esté en primavera de 2019. Intentaremos que esté antes de las elecciones para que nos sea motivo de disputa.

P.- Hay quien identifica envejecimiento rural con voto conservador. ¿Ha podido haber una cierta parálisis en la actuación política en los medios rurales para conservar este perfil y por lo tanto este tipo de votación?

R.- Eso lo tendrán que decir los sociólogos y politólogos que se dediquen al ramo. No he hecho las cuentas, pero es evidentemente que se ha seguido una política conservadora en Castilla y León y en el medio rural.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria