Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El Brexit fisura las exportaciones y mina la inversión del Reino Unido en la Comunidad

El turismo, en cambio, crece, a diferencia de lo que ocurre en España / Los empresarios huyen de la palabra pánico / La Junta espera aún la cita prometida con el Gobierno para abordar el plan de contingencia

MAR PELÁEZ VALLADOLID
22/09/2019

 

No hay día en que el Brexit no salte a las portadas de la prensa. El carrusel de noticias intranquiliza a los mercados y erosiona la economía europea, española y castellana y leonesa. Los efectos de un posible Brexit duro ya golpean a la Comunidad a mes y medio de que venza, el 31 de octubre, la segunda prórroga pactada entre Londres y Bruselas: cae la inversión británica en la Comunidad, se fisura el comercio exterior con ese país, retrocede la industria, lo que contribuye a que la economía castellana y leonesa se desacelere hasta el 2,4%. Sí parece resistir el turismo, que incluso amplía sus cifras.

Si se consuma la amenaza de una salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea, y con ello una posible depreciación de la libra y el levantamiento de barreras arancelarias, el comercio resultará el gran perdedor. No en vano ese país es uno de los cinco mercados más importantes para la economía castellana y leonesa.

De momento, las exportaciones de empresas castellanas y leonesas con el país que dirige Boris Johnson se han desplomado un 9,4% entre enero y junio. De los 556 millones de euros que colocaron en el Reino Unido en ese periodo de 2018, se ha pasado a 504 millones de euros. Y se desplomaron un 47% en junio. Eso sí, estas caídas se producen después de que las empresas castellanas y leonesas batieran a lo largo de 2018 todo un récord de ventas en el Reino Unido, por encima de los 1.300 millones de euros en un solo año.

Los últimos descensos han provocado que el Reino Unido rebaje su peso y caiga hasta la 6 posición en el ranking de países donde con más fuerza miran las empresas castellanas y leonesas. Las ventas allí representa el 6,4%, punto y medio menos que hace justo un año. Los más afectados: los sectores de la automoción, la industria agroalimentaria y el transporte. Solo la venta de vehículos se redujo el pasado año un 26,5%, y la venta de componentes de vehículos un 36,6%.

Aun así, el número de empresas de la Comunidad que mantiene relaciones con el Reino Unido crece. El pasado año 453 exportaron, de las que el 60% lo hacía de forma regular –un 2,6% más que el ejercicio anterior–.

De forma recíproca, también Castilla y León importa menos productos británicos. Las importaciones sufrieron un revés del 8,2% durante la primera mitad del año, que contrasta con el crecimiento de 21% experimentado en 2018, y que podría deberse a que las empresas castellanas y leonesas decidieron abastecerse de productos, en especial medicamentos que duplicaron sus compras, para acumular stock como medida de contingencia.

La inversión británica en Castilla y León se escapa. Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio, el flujo de inversión de Reino Unido en la Comunidad ascendió en 2018 a 7,2 millones de euros, un 66% menos que un año antes. Pierde fuelle y, por tanto peso. Pasó de ser el primer país inversor en 2017 (con 21,4 millones invertidos) a la tercera posiciónen 2018. Si se extienden los datos registrados entre enero y marzo de este año (1,7 millones de euros), caerá incluso hasta el cuarto puesto, por detrás de Francia, México y Alemania.

TURISMO. El turismo británico que elige Castilla y León como destino de naturaleza, historia y gastronomía no se ha resentido por el Brexit, al menos de momento, tal y como advierte la Consejería de Cultura y Turismo. «No ha tenido repercusión» ni en el último año, ni siquiera desde que se produjo el voto favorable a la salida del Reino Unido de la UE en el referéndum del 23 de julio de 2016.

Castilla y León recibe, de esta forma, más turistas del Reino Unido cada año, lo que contrasta con el desplome vivido en el conjunto del país en el último ejercicio.

Según los datos facilitados por la Consejería que lidera Javier Ortega, los visitantes procedentes del Reino Unido alcanzaron en 2018 la cifra de 230.197, lo que supuso un incremento del 4% en relación al año anterior. Fueron 9.063 más los viajeros que escogieron Castilla y León. Esto significa que el 12,03% de los turistas extranjeros que visitaron en 2018 Castilla y León tenía nacionalidad británica; una proporción prácticamente estable en el tiempo.

Además, desde 2016 hasta 2018, el volumen de paseantes británicos se elevó un 8,59%. Y el incremento continúa este año, aunque de forma más moderada. En los siete primeros meses del año visitaron la Comunidad 128.494 británicos, que equivale a un 0,09% más que en 2018.

La Consejería fundamenta esta situación en que el turista británico que llega a Castilla y León está muy alejado del «low cost» que busca sol y playa. Recala en la Comunidad interesado en «vacaciones activas o de naturaliza, experiencias gastronómicas y enoturísticas» e incluso añade «el turismo de idiomas y el escolar».

Pese a esto, la Consejería no esconde «un futuro que sin duda es incierto». Y lo es por varios factores: por un lado la caída constante del tipo de cambio de la libra al euro, lo que provoca un aumento generalizado de precios; pero también que existen otras «amenazas» en forma de destinos turísticos que compiten con España –Turquía, Túnez, Egipto, Malta, Croacia, Grecia–.

ADMINISTRACIÓN. Ante este escenario de incógnitas, el consejero de Economía, Carlos Fernández Carriedo, anunció, en su comparecencia ante las Cortes para explicar el programa de legislatura de su Consejería, el diseño de un Programa de adaptación de empresas al Brexit, que «permitirá poner a su disposición una tutorización individualizada en procesos de homologación de productos, aranceles y necesidad de diversificar mercados».

Y eso porque es consciente de que la salida del Reino Unido «supondrá en el corto plazo una amenaza para el comercio internacional y, por tanto, para la apertura al exterior de la economía de Castilla y León».
La Consejería no aporta, sin embargo, pistas de en qué consistirá ese programa de ayuda a las empresas que tengan relaciones con Reino Unido, ni siquiera aventura un cálculo aproximado de cuál sería el impacto del Brexit para la economía de la Comunidad, a diferencia de comunidades, como Andalucía, que ya lo han cifrado entre 500 y 1.200 millones de euros.

El inicio de la legislatura y la reestructuración interna de las Consejerías les está obligando ahora a recopilar información entre servicios sobre las actuaciones realizadas por la propia Junta.

Como las autonomías obviamente no forman parte de la negociación, fuentes de la Consejería de Transparencia y Acción Exterior aseguran que la Junta «está a la espera de la coordinación y las directrices de las propias instituciones europeas y del Gobierno de España». «Las comunidades autónomas no podemos ir por libre», sostienen, mientras la Junta aguarda a que se concrete la fecha en que se reunirán todas las autonomías con el Gobierno, tal y como ya anunció su presidente, Pedro Sánchez. El último encuentro Gobierno-Comunidades sobre este tema tuvo lugar en diciembre de 2018, según confirman desde la Consejería que lidera Francisco Igea.

EMPRESARIOS. Tanto Cecale como las Cámaras de Comercio, de la mano del ICEX, han venido organizando jornadas informativas dirigidas a sus empresarios y realizando asesoramientos específicos. «Han pasado ya por muchas fases y ya se van aclimatando y estableciendo sus propios planes de contingencia: estudiar si sus márgenes de negocio les permite afrontar el coste de aranceles o si tendrán que optar por buscar otros proveedores u otros destinos», explica el secretario general de Cecale, David Esteban.

«El Brexit genera inseguridad empresarial», apunta el presidente del Consejo Regional de Cámaras Fernando Escobillas, si bien advierte de que «no hay que tener pánico», ya que «los efectos no supondrán una hecatombe». «Los empresarios saben adaptarse a las circunstancias y hay que diversificar mercados».

AGRICULTURA. El consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, prefiere ser cauto a la hora de anticipar escenarios de actuación. «Hasta que no sea una realidad, será difícil aventurar cómo puede afectar a Castilla y León», asegura convencido de que «cuanto más suavizada sea la salida, mejor para los intereses de la Comunidad».

El presidente autonómico de Asaja, Donaciano Dujo, asegura que «aún no se está notando en la venta de productos» agrícolas y ganaderos castellanos y leoneses, si bien advierte de que si la UE pierde un país «será un país menos a consumir y un país que buscará en otros lugares productos que van a ser competencia» de los castellanos y leoneses. Para Dujo, el Brexit está suponiendo «un palo en la rueda al funcionamiento de la UE» y provocando que «no se avance en el conjunto de la PAC». «Está debilitando a Europa», concluye.

AGROALIMENTACIÓN. La presidenta del cluster Vitartis, Beatriz Escudero, ve en la incertidumbre el gran problema al que se enfrenta el sector cuando se mira hacia el Reino Unido. «Si no sabes qué va a pasar, cómo te preparas para algo», se cuestiona. Recalca los efectos negativos que provocará en el sector, sobre todo cárnico y de bebidas, si al final se produce el temido Brexit duro, y lamenta que en se tenía que luchar «por conseguir una Europa fuerte, competitiva y orgullosa». Pese a todo, Escudero prefiere fijarse más en las «oportunidades que se abren». «Nuestro sector es muy dinámico. Les está llevando a diversificar sus negocios y a buscar otros países que minimicen el daño».

TRANSPORTE. Si el Reino Unido se convierte en un tercer país, con controles fronterizos, prohibiciones, restricciones y aranceles, el transporte de mercancías por carretera se resentirá. El presidente de Fetracal, Juan Luis Feltrero, ante un posible Brexit duro, alerta de que supondrá «un gran desafío» para el sector, y afectará «de manera grave a las empresas de Castilla y León que operan en el Reino Unido», máxime cuando, según añade, «es un sector tan débil y tan denostado».

Lamenta que muchas de las empresas del transporte de Castilla y León que trabajan con el Reino Unido «todavía no tienen una información clara y determinante ante el peor escenario posible», que podría suponer nuevas medidas en los puntos fronterizos y aduanas, con unos importes de los aranceles aduaneros que podrían volver a subir.

Desde la Confederación Española de Empresas del Transporte de Mercancías por Carretera (CETM) se está pidiendo a las empresas transportistas que operen en las islas británicas que lleven toda la documentación a bordo del camión (pasaporte, declaración sumaria de entrada (ENS) y declaración de seguridad) y que, además, esta se envíe de forma telemática.

CIUDADANOS. La duda de qué ocurrirá al día siguiente del Brexit no solo afecta a las empresas, también inquieta a los 6.058 castellanos y leoneses que viven en el Reino Unido y al millar de británicos que han elegido Castilla y León como lugar de residencia. Se preguntan si sus derechos se mantendrán si se hace efectiva la salida del Reino Unido de forma abrupta.

Deben saber, tal y como informa la Comisión Europea, que si es así el sistema de reconocimiento mutuo de los permisos de conducción entre los Estados miembros ya no se aplicará al Reino Unido. El acceso a la asistencia sanitaria en la UE ya no será posible sobre la base de una tarjeta sanitaria europea, y viceversa. Los derechos de los pasajeros de la UE a información, reembolso, transporte alternativo o compensación en caso de retrasos y cancelaciones podrán dejar de aplicarse a los vuelos y las compañías aéreas del RU.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria