Diario de Valladolid

Valladolid

Cultura

Los teatros de papel muestran su "magia" y "valor pedagógico"

La exposición que acoge la Casa Revilla reúne fondos de la colección de Jesús Martínez Leis, con piezas de Daniel Villalobos, Luis Resines, Elena Casuso, Luis de la Fuente y la Galería Frame

14:35 h. 08/04/2015 Ical

Muestra 'Jugando al teatro. Exposición sobre teatros de papel'Muestra 'Jugando al teatro. Exposición sobre teatros de papel'

Ical

La Casa Revilla de Valladolid acoge, hasta el próximo 17 de mayo, la exposición 'Jugando al teatro', una muestra que reúne alrededor de un centenar de piezas relacionadas con los teatros de papel. Ese divertimento, extinto desde la irrupción de la televisión modificando por completo los hábitos en los hogares españoles, fue reivindicado hoy en la presentación por el comisario Joaquín Díaz, que aludió a la “magia” que sigue envolviendo los mecanismos que envuelven los teatrillos de papel, y por el coleccionista Jesús Martínez-Leis, que invitó a redescubrir el poderoso “valor pedagógico” que se encierra en estos recortables.

“Propuestas como los teatros de papel no le daban todo hecho a los niños, sino que les permitían desarrollar su creatividad”, expuso el coleccionista, cuyos fondos conviven estos días con piezas cedidas para la ocasión por Elena Casuso y Luis de la Fuente, de la Librería El Grifilm de Urueña, por la Galería Frame de Madrid y por los coleccionistas Luis Resines y Daniel Villalobos, profesor de la Facultad de Arquitectura este último, que ha cedido tres teatros montados, de la primera mitad del siglo XX, que representaban 'Hansel y Gretel', 'La madre' y 'The high Toby'.

Según expuso Martínez-Leis, este divertimento permitía difundir entre los más pequeños conocimientos de obras literarias, fomentar la interacción entre ellos, y propiciar la participación de los adultos. “Los niños compraban los pliegos, luego los pegaban sobre cartón, los recortaban, los montaban y más tarde invitaban a sus amigos o familiares a ver las representaciones”, resumió.

Joaquín Díaz, por su parte, detalló que la preparación de esta muestra ha supuesto un año de trabajo, y argumentó que “nos siguen llamando la atención los inventos del pasado, quizá más por el armazón cultural sobre el que se sustentan que por la técnica que se encierra detrás de ellos”. “La sabiduría se transmitía a través de la tradición, y eso es lo que ha preservado la magia de aparatos como la linterna mágica, los zoograscopios o los grafoscopios”, añadió.

Esos tres aparatos se exhiben en la muestra, que incluye asimismo un polyorama óptico, una caja óptica que se denominaba tutilimundi, piezas con las que se daba forma a teatros de sombras chinescas y grabados en los que se representaba el calado social que tenían estos aparatos. Además, aparecen títeres de papel con sus extremidades móviles, una decena de hojas de teatro de la editorial Paluzie, tres piezas de hojas de Litografía Artística Española, seis ejemplos de la editorial Hernando, que cerró sus puertas con el estallido de la guerra civil, y diversas hojas de editoriales europeas, con muestras de Haguental (Francia), de Münchener Bilderbogen (Alemania) y de editoriales holandesas.

'Jugando al teatro' es la tercera exposición organizada por el Ayuntamiento de Valladolid a partir de fondos de la colección de Jesús Martínez-Leis, tras 'La fuerza del humor', que en el otoño de 2013 recuperaba el trabajo de los ilustradores españoles del siglo XIX para reflejar con mordacidad la convulsa situación que atravesaba el país en diferentes revistas satíricas, y 'Cuentos de la Vieja Europa'. Leyendas y relatos para niños y mayores', que la pasada primavera cedió el protagonismo a historias y personajes dibujados por los ilustradores más destacados del siglo XIX.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, que recordó la afición por los teatros de papel del senador 'popular' Emilio Zapatero Villalonga, fallecido en el año 2000, explicó en su intervención que “miles y miles de niños se asomaron a la ventana del arte y del gusto a través de esas pequeñas embocaduras cuya abertura daba paso a la fantasía y a la estética”. “Esta exposición nos introduce en una cultura teatral doméstica o de alcoba, es decir la practicada en casas particulares donde se iba creando y fomentando, por medio de recortables una afición al gran espectáculo, al espectáculo real”, añadió en presencia de la concejala de Cultura, Comercio y turismo, Mercedes Cantalapiedra.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile