Diario de Valladolid

Valladolid

Las quejas por falta de personal se triplican y elevan a otro récord el descontento en Sacyl

Medicina de Familia y Pediatría registran los mayores aumentos / Las listas de espera acaparan la mitad de las reclamaciones / Las áreas de Salamanca, Burgos y Valladolid, principales focos de protesta

7:00 h. 20/07/2019 ESTHER NEILA VALLADOLID

Habitación en el Hospital Río Hortega de ValladolidHabitación en el Hospital Río Hortega de Valladolid

ICAL

El descontento sanitario marcó un nuevo récord en Castilla y León en 2018. Los pacientes registraron 24.883 reclamaciones el año pasado ante Sacyl, lo que supone un nuevo máximo en la serie de datos de la Consejería de Sanidad, que ayer publicó en su portal el balance del último ejercicio.

La nueva titular de la cartera, Verónica Casado, tiene ahora en su mano corregir el creciente volumen de quejas en la Comunidad, que lleva siete años en aumento, desde 2011, cuando tomó las riendas el hasta ahora consejero AntonioSáez Aguado.

De media, el año pasado los servicios públicos recibieron 68 quejas al día, cinco más que en 2017. Los que más protestan por la atención recibida son los salmantinos: de cada 10.000 usuarios 227 presentaron un escrito para trasladar su disconformidad.

En cuanto a los motivos que generaron reclamación el año pasado, los más numerosos siguen siendo los que aluden a las listas de espera, que vuelven a concentrar más de la mitad de los escritos presentados, con 14.222. Entre ellos, la mayoría critican la demora para ser atendidos en consulta o para recibir la citación de una prueba diagnóstica:10.373 quejas, casi un 3% más. La espera para pasar por quirófano concentró otras 1.754 quejas, lo que supone un descenso del 9% frente a la lista quirúrgica del año anterior. La demora en la obtención de resultados fue la motivación de otras 771 reclamaciones (un 69% más) y la espera en urgencias recibió 518 quejas (un 25% más). Las que descienden son las formuladas por el incumplimiento del horario en la cita programada (458, un 13% menos).

Las quejas por las listas de espera, aunque aumentan, pierden peso en el conjunto. Las que más crecieron fueron las relacionadas con motivos asistenciales, que representan una cuarta parte del total. En concreto, casi 6.800 reclamaciones en 2018, frente a las 4.800 de 2017.

Dentro de este grupo general se encuentran las reclamaciones por ‘insatisfacción por la asistencia recibida’, que suben un 17% hasta las 3.071. También en este epígrafe figuran las que reprochan ‘falta de personal’, que son el motivo específico que más aumentó el año pasado de toda la lista (Sacyl clasifica en total 30 argumentos de queja). El año pasado las denuncias por falta de efectivos se dispararon un 219%. En términos absolutos, 2.178 quejas registradas, frente a las 681 del ejercicio anterior.

Ligero descenso (-2%) se anotan las reclamaciones por ‘falta de asistencia’, que suman 402 el año pasado, mientras crecen aquellas que trasladan su descontento por el transporte sanitario (275, un 27% más)y por falta de continuidad en la asistencia (274, 53% más).

Otro epígrafe aglutina las protestas contra la organización o funcionamiento sanitario, que suman 3.228 escritos, un 9,5% más. De ellos, los más frecuentes protestan por la supresión de citas para consultas o pruebas y otros 672 por diversos aspectos relacionados con las citaciones, con crecimientos en ambos casos. Las que menguan son las relacionadas con la anulación de una intervención quirúrgica, con apenas 101 reclamaciones, un 10% menos que en 2017.

El trato recibido motivó 1.354 escritos, con un descenso de una décima. Las reclamaciones por la gestión de la documentación del paciente se mantuvieron estables con 516 protestas. Ylas relacionadas con la información se elevaron un 38% hasta las 379.

La mayoría de las demandas registradas se dirigen contra los hospitales y servicios de atención especializada, que concentran tres cuartas partes, con 18.639 el año pasado. Sin embargo, las que más crecieron fueron las de Atención Primaria, que se disparan un 38%, pasando de 3.907 a 5.390 reclamaciones.

RADIODIAGNÓSTICO, EL 1º

Por servicios asistenciales, radiodiagnóstico se convierte en el mayor foco de descontento (en sustitución de traumatología, que el año anterior aglutinaba el mayor aluvión de reclamaciones). La especialidad de tratamiento por imágenes concentra 3.141 reclamaciones, un 13% más. Traumatología pasa al segundo puesto al recortar una quinta parte las protestas, que bajan hasta las 2.689. En tercer lugar se mantiene urología, con 2.384, tras un notable repunte del 35%.

Porcentualmente, sin embargo, se constata que los mayores incrementos se dan en los centros de salud y consultorios. Por un lado, en Medicina de Familia, donde la indignación crece un 53% hasta las 2.219 quejas. Mayor subida contabiliza pediatría, con 1.310 reclamaciones, casi el doble que un año antes (un 92% más).

Notable volumen recibieron también los servicios de urgencias, con 1.407 escritos, un 13% más.
Por encima del millar de reclamaciones se sitúan oftalmología (donde bajan un 6% hasta las 1.196) y rehabilitación (que ve incrementada la disconformidad de los pacientes un 35% hasta las 1.129). El resto de especialidades recibe menos de mil protestas anuales. La que procura menos motivos para el ‘lamento’, fisioterapia, con 234 escritos.

Baja Ávila, León y Bierzo.

Por áreas de salud, Salamanca se mantiene como el epicentro de las interpelaciones de los usuarios. De las 24.883 quejas registradas en el conjunto de Castilla y León, la sanidad charra aglutina casi un tercio, con 7.366, un 12% más que el año anterior. En el segundo puesto sigue también Burgos, con 4.225 reclamaciones en 2018 que representan un crecimiento del 19%.

A continuación se sitúan las dos áreas vallisoletanas, ambas con un ligero repunte. Valladolid Oeste contabilizó 2.565 protestas, un 1% más. Y Valladolid Este recibió 2.297 al aumentar un 7% las reclamaciones. Porcentualmente, sin embargo, las mayores subidas se dan en Zamora (1.246 quejas, un 58% más) y Palencia (1.162, al ascender un 39%).

La satisfacción de los pacientes sólo mejoró en tres áreas de salud –Ávila, León y Bierzo– al rebajar el volumen de reclamaciones recibidas en 2018.

Además de reclamaciones, los usuarios pueden formular sugerencias para mejorar con su opinión el sistema de salud. El año pasado se presentaron 370, frente a las 341 del ejercicio previo.

Como es habitual, Sacyl respondió a casi la totalidad de reclamaciones y sugerencias. Y tomó medidas para solucionar el motivo de la queja en la mitad de las ocasiones. Dio la razón a más de 6.000 usuarios y pidió disculpas a 4.200 firmantes.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile