Diario de Valladolid

Valladolid

20 aniversario del IOBA

Dos décadas ‘enfocando’ miradas

El Instituto de Oftalmobiología Aplicada celebra su vigésimo cumpleaños buscando una gestión más profesional y con el objetivo de avanzar en el campo de las células madre / Con más de 20.000 intervenciones quirúrgicas, su vocación es la I+D

10:09 h. 19/12/2014 M. Á. Rodríguez

El equipo del Instituto de Oftalmología Aplicada (IOBA) se muestra al completo en la entrada del edificio del Campus Miguel Delibes que ocupanEl equipo del Instituto de Oftalmología Aplicada (IOBA) se muestra al completo en la entrada del edificio del Campus Miguel Delibes que ocupan

El Mundo

Como las pirámides de Egipto:«Un magnífico país hace 5.000 años pero, hoy, desorganizado». Así veían los americanos a España en oftalmología, a pesar de ser tiempos de los Barraquer, Castroviejo o Arruga. Era 1977 y José Carlos Pastor viajaba por primera vez a EEUU: le impresionó sobremanera el gigante Bascom Palmer, el insituto de oftalmología de Miami. «Es uno de los mejores centros para ver pacientes, sí;pero son atractivos porque hacen investigación». Se quedó con la copla.

Quién le iba a decir, 20 años después, a este madrileño, que iba a ser una de las cabezas visibles de la actividad investigadora de Valladolid;que iba a dirigir un centro, el Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) y que éste iba a ser un lugar de referencia nacional e internacional en el ramo. Mira atrás:hubo momentos difíciles –«la incomprensión de dos personas de la Universidad y de la Sanidad pública que no entendían nada y que luego quedaron en ridículo– y una apuesta decidida por un modelo que, en aquellos tiempos, ni se olía: la investigación traslacional. «Ahora está de moda, pero es el que llevamos preconizando toda la vida».

Clave fue la Ley de Reforma Universitaria. También que el catedrático Pastor fuera vicerrector con el rector Tejerina. Que la nueva legislación abriera la puerta a la creación de instituciones que pudieran desarrollar la poco conocida I+D. Y que, el empeño y el conocimiento adquirido en otros lugares, trataran de demostrar que había otra manera de hacer las cosas.

Nació el IOBA, primer instituto de toda Castilla y León. Hijo de la Universidad de Valladolid –ahora se ubica en el Campus Miguel Delibes aunque en un principio se estableció en la Facultad de Medicina– y del Hospital Clínico Universitario. Una entidad pública que abarca unas extraordinarias dimensiones. Cuando Pastor hablaba con este periódico, acababa de abrir la historia 52.411. Más de 104.000 ojos han pasado por el IOBA. 3.500 pacientes nuevos reciben cada año. 18.000 consultas. 20.000 cirugías a lo largo de estas dos décadas. Pero eso no lo es todo.

Porque el profesor insiste: investigación. De apellido: traslacional. «Antes no la hacía ni Dios. Ahora hay que crear empresas, moverse con ellas, atraer inversión privada... y antaño eso era pecado, te podían excomulgar, echarte agua bendita, hacerte un auto de fe», recuerda jocosamente.

Con mucho esfuerzo y trabajando con empresas de ámbito nacional ante la ausencia de sector en Castilla y León, dentro del IOBA se han configurado cinco grupos de investigación: Superficie ocular, Retina, Cirugía refractiva y rehabilitación visual, Glaucoma y Optometría. Trabajan coordinados entre sí y están inmersos en redes autonómicas, nacionales y europeas. Además, debido a la estrecha relación con las empresas, el IOBA coordina el Cluster4Eye, Clúster Nacional de Oftalmología y Ciencias de la Visión. Se relaciona con hospitales, universidades y centros de referencia de Canadá, EEUU, Brasil, Colombia, Reino Unido, Portugal, Italia, Alemania u Holanda –la relación más estrecha es con Angola–. 20 libros. 700 publicaciones científicas. 14 patentes. Transferencia tecnológica. Multitud de ensayos clínicos. Reslutado:si en 1994 ingresaron 12.000 euros –capital 100% público–, en 2014 llevan 1.115.000 euros –48%privado–.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile