Diario de Valladolid

Provincia

Una menor de 15 años de Nava lleva ocho días desaparecida

La angustiada familia de Camelia Simona Melu, de origen rumano, pide ayuda para encontrarla / Fue vista por última vez el día 9 en Tordesillas

7:15 h. 18/07/2019 í. ARRÚE VALLADOLID

Camelia Simona MeluCamelia Simona Melu

E. M.

La familia de una menor rumana de 15 años de edad residente en Nava del Rey, pide de forma angustiada «ayuda» para encontrar a la adolescente que lleva ocho días en paradero desconocido.
La menor, de nombre Camelia Simona Melu, fue vista por última vez el día 9 en Tordesillas y ya al día siguiente, su madre formuló la correspondiente denuncia por desaparición de Camelia en el puesto de la Guardia Civil de Tordesillas.

Fuentes de la Guardia Civil y el propio alcalde de la Villa del Tratado, Miguel Ángel Oliveira, confirmaron que la denuncia se presentó ese día y todos los cuerpos de seguridad, incluida la Policía Municipal tordesillana, mantienen desde entonces la alerta activada para tratar de localizar a la desaparecida.

Fuentes del caso explicaron que la joven había acudido a Tordesillas el día de su desaparición en busca de su novio que es mayor de edad, de unos 18 años. El compañero de Camelia, también rumano, tampoco ha podido ser localizado, según explicaron las fuentes consultadas, que, con toda la cautela del mundo, agregaron que a veces, en estas etnias, se producen ‘escapadas’ que se resuelven con final feliz a los pocos días. El problema es que a Daniela, la madre de Camelia, no le encaja mucho esta teoría. «Para empezar la primera noticia de que tenía novio la he conocido ahora con la desaparición. Es más, una amiga me ha dicho que, de tener un amigo especial, sería otro chico con el que le ha visto más veces», aseguró la progenitora.

Daniela recuerda que la desaparecida «nunca» se ha ido de casa y aclara que ni el día 9 ni los anteriores sucedió ningún problema en el domicilio. Camelia no estudia y está habitualmente en casa ayudando a su madre a cuidar a otras dos hermanas pequeñas. Cuando se fue no llevaba dinero, pero sí el teléfono móvil, aunque no ha mandado aún mensaje alguno. «Estoy muy, muy preocupada», sollozó la madre.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile