Diario de Valladolid

Opinión

Una palabra tuya bastará para desbloquearme

11:58 h. 18/09/2019

El matrimonio de conveniencia, como ha venido en llamarse el pacto de gobierno de Castilla y León, tiene sus cosas. Por ejemplo sacar a la luz las inconsistencias recientes del PP. El mismo PP reticente a la ley autonómica de diversidad sexual que, entre otras cosas, propició, una sonada confrontación entre la que fuera presidenta de las Cortes y el que fuera su partido. Yes que hace unos meses su partido de ella se empecinó tozudamente en no sacar adelante esa normativa hasta que no hubiera una nacional que estaba en tramitación. Y el argumento era que había que ir de lo nacional a lo autonómico. Sin más. Pero el transcurrir de los días, el paso de las urnas y la necesidad de un socio para seguir gobernando ha convertido en Diego a Digo. El vicepresidente se reunió poco antes de iniciar el mandato con el colectivo LGTBI+ y le comprometió la norma que el grupo parlamentario del PP había bloqueado al final del pasado mandato. En palabras bíblicas, se podría decir que una palabra de Igea bastará, no para sanarme, aunque doctor sea el vicepresidente, pero sí para desbloquearme si es que tengo intención de ser ley. Dicho y hecho. Adelante la norma sin esperar legislaciones nacionales que luego puedan colisonar que la nuestra y obliguen a modificarla, que era el, en parte, coherente discurso del PP cuando no quería lo que ahora quiere para no desairar al socio.Por mucho que lo explique con su rica dialéctica el portavoz popular, Raúl de la Hoz, beligerante como fue con la misma ley sólo hace unos meses. ¿Que ha cambiado? Pues que en los matrimonios mejor avenidos, siempre hay uno que decide y ordena y otro que obedece y cumple. Y así las cosas, si no querías caldo, ahí tienes dos tazas en el cuenco de la transparencia en formato de futura ley.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile