Diario de Valladolid

Nacional

Fracasan los últimos amagos negociadores para evitar el 10-N

Casado anuncia su voto en contra e Iglesias su abstención ante una investidura de Sánchez. El candidato socialista rechaza reunirse con el jefe de Cs: "Es día de responsabilidad, no de golpes de efecto"

13:32 h. 17/09/2019 Iolanda Mármol/ Pilar Santos / Miguel Ángel Rodríguez

Pedro Sánchez, este viernes en Madrid, justo antes de reunirse con asociaciones culturales.Pedro Sánchez, este viernes en Madrid, justo antes de reunirse con asociaciones culturales.

JOSÉ LUIS ROCA

Las maniobras ‘in extremis’ para conjurar la repetición electoral han quedado más fuegos de artificio para inaugurar la campaña que en intentos realistas de conjurar el 10-N. PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos han constatado este martes lo esperable: que no hay posibilidades para un acuerdo y que ese es el mensaje que los líderes políticos dejarán hoy al Rey. La dirección socialista se reunirá el jueves para preparar las legislativas.

La última jornada de la ronda de consultas había empezado con cierto vértigo de movimientos de última hora, aunque la ilusión, si la hubo, se desvaneció pronto. Pedro Sánchez llamó a Pablo Iglesias, Pablo Casado y Albert Rivera antes de sus respectivas audiencias con Felipe VI.

El líder morado le confirmó que, de haber pleno de investidura, Unidas Podemos se abstendría. En el caso de que el PSOE llegase a un improbable acuerdo con Ciudadanos, Iglesias meditaría su posición, lo que sugiere que pasaría al voto en contra, como ya hiciera en la investidura fallida de Sánchez en el 2016.

En la llamada del presidente a Casado el líder del PP le comunicó que los conservadores votarían en contra. No respaldan la abstención compartida con Ciudadanos que el líder liberal le propuso este lunes por sorpresa.

La conversación con Rivera, tampoco ha dado frutos. El PSOE considera que su último giro es solo un “golpe de efecto” cuando lo que corresponde es un ejercicio de responsabilidad.

Sánchez ha respondido también a la carta enviada a primera hora por Rivera, en la que el dirigente liberal le pedía una reunión urgente para abordar una solución de Estado, y le pide que asuma su responsabilidad y se abstenga. 

NO HABRÁ ENCUENTRO

La decisión de Sánchez de llamar a los dirigentes de Unidas Podemos, PP y Ciudadanos se hace pública unos minutos después de conocerse que Rivera le ha pedido en una carta una reunión urgente. El líder de los liberales propuso este lunes una abstención conjunta con los conservadores para facilitar la investidura del dirigentes socialista, opción que Casado rechazó en un encuentro de dos horas. El PSOE ha descartado ese encuentro. "Hoy es el día de la responsabilidad, no de los golpes de efecto", ha argumentado la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra. 

Tras ver al Rey, la portavoz de JxCat, Laura Borràs, ha confirmado que ha trasladado a Felipe VI que su formación votaría en contra de Sánchez como candidato si hubiese investidura. "Nuestra posición no se puede mover ni un milímetro porque tampoco lo ha hecho Pedro Sánchez", ha sentenciado. 

ERC no acude a la ronda de consultas, pero su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, ha llamado a "evitar" un pacto PSOE-Cs. "Tenemos que intentar que la cabeza de caballo que el Ibex35 le pone a Rivera no surta efecto", ha señalado desde el Congreso. También en el Parlamento, el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha criticado el movimiento de Cs "a la desesperada".

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile