Diario de Valladolid

Innovadores

El reto de gestionar la energía a bajo coste

La empresa zamorana Ideas TX Ingeniería desarrolla una herramienta para gestionar la generación de energía y el consumo en edificios medianos con servicios centralizados dedicados al sector terciario

11:39 h. 17/09/2019 J. L. CABRERO

Roberto Carazo, CEO de la empresa zamorana Ideas TX Ingeniería.Roberto Carazo, CEO de la empresa zamorana Ideas TX Ingeniería.

JOSÉ LUIS CABRERO

Para un edificio de mediano tamaño dedicado al sector terciario el coste de la energía que requiere para su funcionamiento es un elemento fundamental a la hora de establecer el capítulo de gastos anuales y, sin embargo, en la mayor parte de ellos no existen sistemas que permitan gestionar de manera eficiente esa necesidad.

En esa realidad se sustenta el planteamiento del proyecto Sisgener y a partir del cual está desarrollando una «microherramienta de bajo coste» que permita gestionar «de forma óptima» la generación de energía y el consumo que realizan edificios que cuentan con servicios centralizados, según explica Roberto Carazo, CEO de Ideas TX Ingeniería, la empresa zamorana que lidera este proyecto de investigación, desarrollo e innovación.

El proyecto trata de buscar la mejor relación entre los sistemas de generación de energía que hay en el edificio, tanto con métodos convencionales como renovables, con los consumos de calefacción, refrigeración e iluminación e incluye también la demanda que puede suponer la recarga de coches eléctricos, que hasta ahora no se contempla en este tipo de sistemas. «Y se plantea hacerlo en tiempo real para que la eficiencia sea sea la mayor posible». Se implantarán, además, nuevas técnicas predictivas sobre modelos dinámicos simplificados para facilitar las tareas de mantenimiento preventivo.
La herramienta en la que trabaja Ideas TX Ingeniería permitirá analizar la demanda de energía que tiene cada uno de los sistemas del edificio en cada momento y priorizar el destino que se le da a la que hay disponible. «La climatización no es necesaria al mismo tiempo en todas las zonas de un edificio, las cámaras frigoríficas por ejemplo pueden acumular frío durante la noche, cuando la demanda general de energía en el resto de los sistemas es menor, y tener un margen para poder utilizarla a lo largo del día, la energía térmica se puede ir aplicando de manera progresiva y no general en función de las necesidades», explica. «El gestor puede ir priorizando donde se necesita la energía, con qué intensidad, en qué horas y qué tipo de energía hay que utilizar en cada momento». Incluso, derivar parte de la energía a la recarga de coches eléctricos cuando sea necesario.

El proyecto contempla la utilización en este tipo de edificios de energías convencionales y renovables, tanto biomasa como solar fotovoltaica, solar térmica e incluso aerotermia.

El gestor energético Sisgener, dice Roberto Carazo, ha de ser una herramienta más del concepto de eficiencia global que se busca para el edificio y, aunque no requiere cambios en el edificios, hay que tener en cuenta también las características integrales del inmueble. «Poco podrá hacer el gestor si el edificio no tiene unas condiciones mínimas», referidas al aislamiento térmico o los sistemas de generación de energía. «Se parte de un edificio con, al menos, una buena epidermis», apunta.

El proyecto se desarrolla en varias fases. Además, del desarrollo del modelo teórico, en el que se realizarán los modelos dinámicos simplificados y los servicios de gestión avanzados, será necesario llevar a cabo una parte práctica con el desarrollo de la plataforma hardware y software y buscar un edificio que pueda albergar de forma experimental la herramienta. Se buscará entre las provincias de Zamora y Salamanca un inmueble que se adapte a las características del proyecto, de pequeño o mediano tamaño y del sector terciario, ya sea una residencia geriátrica, un hotel, un centro de salud o un colegio, por ejemplo.

A lo largo del año 2020 se implantará en el edificio elegido para validar el prototipo y desarrollar la herramienta que permita lograr los objetivos. Un paso posterior, añade Tomás Carazo, será «universalizar el modelo para adaptarlo a diferentes tipologías de edificios».

Uno de los retos a los que se enfrenta la investigación es poder desarrollar una herramienta «con un coste controlado y razonable», que no supere los 2.000 euros, algo que actualmente no existe en el mercado de sistemas de gestión energética,ya que los métodos disponibles son más caros y por lo tanto no pueden ser asumibles por edificios pequeños o medianos. «Si establecemos un ahorro anual de 400 euros en la energía que consume el edificio estamos hablando de poder amortizar la inversión en el sistema de gestión en apenas cinco años», señala. Y la utilidad del sistema no se mide sólo por el ahorro, apunta, sino también por la posibilidad de realizar una telegestión integral del edificio.

El consorcio para el desarrollo del proyecto está constituido por empresas con una amplia experiencia en el desarrollo de proyectos de I+D+i, tanto en el ámbito nacional como internacional, y que han participado conjuntamente en el desarrollo de proyectos anteriores mostrando una gran capacidad de trabajo coordinado. Las empresa que componen el consorcio son Ideas TX Ingeniería, que actúa como empresa coordinadora, New-Ener Nueva Energía S.L., Biomasa y Madera de Zamora y los centros de investigación son Centro Tecnológico Cartif y Ciemat.

El proyecto Sisgener tiene una duración prevista de dos años y medio y dispone de financiación proveniente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Retos Colaboración del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y dentro del objetivo temático Promover el desarrollo tecnológico, la innovación y una investigación de calidad.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile