Diario de Valladolid

Innovadores

La comprensión lectora, a examen

Investigadores de la ULE colaboran con profesores de Primaria en el desarrollo de estrategias para comprobar el grado de mejora en esta destreza / Miden la efectividad del docente como modelo de aprendizaje

11:23 h. 23/07/2019 E.LERA

Mª Dolores Alonso-Cortés, Concepción Vega, Raquel Couso, Ruth Vázquez, Ángel García y Raúl Martínez en las instalaciones de la Universidad de León.Mª Dolores Alonso-Cortés, Concepción Vega, Raquel Couso, Ruth Vázquez, Ángel García y Raúl Martínez en las instalaciones de la Universidad de León.

E.M.

Aunque pueda parecer una tarea sencilla, no lo es. Leer no consiste solo en juntar palabras, sino en entender los textos. Es esencial familiarizarse con diferentes lecturas para asentar estructuras gramaticales, y en esa tarea los profesores y los padres tienen mucho que decir. El aprendizaje del lenguaje hasta los cinco años es básico, si bien en la adolescencia es donde se consolida esta destreza de vital importancia a lo largo de la vida.

Son muchos los pasos que se dan hacia adelante porque no dominar las palabras impide adaptarse a las necesidades que demanda el mercado laboral. Los datos dejan claro que la evolución es positiva. En este sentido, el Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora (PIRLS 2016), de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo, revela que, aunque el rendimiento en comprensión lectora de los alumnos españoles ha mejorado respecto a 1995, año de la primera edición de esta iniciativa, los resultados siguen sin ser totalmente satisfactorios.

La puntuación obtenida por el alumnado (528 puntos) sitúa a España por debajo del promedio de los países OCDE 24 (540 puntos) y del total de la Unión Europea (539 puntos). Es verdad que las calificaciones de Castilla y León son «ligeramente mejores» que las de otras comunidades autónomas, sin embargo, el «escaso número de alumnos» que se sitúan entre los de rendimiento avanzado indica que todavía hay mucho margen de mejora.

Para avanzar en esta línea, un grupo de profesores de la Universidad de León (ULE) colaboran con docentes de Educación Primaria en el desarrollo de estrategias para comprobar el grado de mejora en comprensión lectora de los alumnos de este nivel educativo. El proyecto, financiado por la Consejería de Educación a través de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa, tiene como objetivo valorar el efecto de la instrucción y el entrenamiento de estrategias de esta destreza en el rendimiento de los estudiantes.

Para ello, se han diseñado varias secuencias de intervención didáctica para la instrucción y el entrenamiento de las estrategias de comprensión lectora, basadas en el modelo interactivo de desarrollo de esta destreza y se han implementado en distintas aulas de la provincia de León. Además, avanza María Dolores Alonso-Cortés, profesora del Área de Didáctica de la Lengua y la Literatura del departamento de Filología Hispánica y Clásica de la ULE, a lo largo de los próximos meses, se analizará la actuación de los docentes durante la implementación de dichas secuencias y se comprobará el grado de mejora que respecto a la capacidad de comprensión lectora se ha producido en el alumnado.

La también coodirectora de esta iniciativa junto con Raúl Martínez, maestro del CEIP Bernardino Pérez de Valencia de Don Juan, explica que, entre las estrategias de lectura más importantes están la activación de conocimientos previos, la formulación de hipótesis, la autorregulación, la capacidad de síntesis y recapitulación y, sobre todo, la capacidad de establecer inferencias, es decir, la competencia de extraer el significado implícito de los textos. «Un lector eficaz las va poniendo en marcha antes, durante y después de la lectura, estableciendo un diálogo constante con el texto, y en las intervenciones incluidas en el proyecto se reproduce este proceso mediante secuencias didácticas que se aplican en tres fases y con una metodología de lectura dialógica y compartida», detalla Alonso-Cortés.

La innovación de esta iniciativa radica, en su opinión, en que no se limita a estudiar los factores individuales que afectan a la comprensión lectora sino que intenta medir el efecto de las prácticas desarrolladas por los profesores. A esto se añade, según afirma, que en España los estudios sobre prácticas docentes efectivas son infrecuentes y los estudios de intervención educativa realizados por los propios docentes en sus aulas son prácticamente inexistentes.

En una sociedad digital las nuevas tecnologías juegan un papel clave, no obstante, en este proyecto no se utilizan como un recurso de aprendizaje. Su meta es probar la efectividad que tiene la mediación del docente o, en otras palabras, su función como modelo y constructor de los aprendizajes.

Con este paso hacia adelante, el equipo leonés quiere poner el énfasis en el diseño y la implementación de una serie de secuencias didácticas que, además, pondrán a disposición de la comunidad educativa. «No sólo se obtendrán resultados cuantitativos sino también resultados sobre la cualidad de las intervenciones, es decir, pautas y ejemplos para el desarrollo de las estrategias de comprensión lectora en las aulas», indica Alonso-Cortés, quien comenta que se harán ciclos de autobservación por parte de los docentes, que es una de las metodologías con mejores resultados en la formación del profesorado.

Relata que la iniciativa surgió gracias al programa Escuela de Investigadores del Centro Superior de Formación del Profesorado de Castilla y León. Y se diferencia de la hoja de ruta de otros equipos en los que la investigación está dirigida y apoyada desde la Universidad de León pero los maestros participan como investigadores.

La profesora del Área de Didáctica de la Lengua y la Literatura del departamento de Filología Hispánica y Clásica de la ULE está convencida de que «si estas secuencias u otras similares se convierten en prácticas frecuentes en nuestro sistema educativo el impacto en el rendimiento en comprensión lectora será alto». En este sentido, en el piloto realizado durante el curso 2014-2015 con una muestra de 102 alumnos de 5º y 6º de Primaria, la puntuación media obtenida por los alumnos en la segunda evaluación fue más alta que la obtenida por esos mismos estudiantes en la primera evaluación.

En esta iniciativa han participado los siguientes docentes: Raúl Martínez Castañeda, del CEIP Bernardino Pérez de Valencia de Don Juan; Concepción Vega, del CEIP San Claudio; Ángel García, del CEIP Trepalio, Ruth Vázquez del Campo, del CEIP Trepali y Raquel Couso Can, del CEIP San Claudio.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile