Diario de Valladolid

Cultura

Tina Sainz y Daniel Muriel reciben la ovación del teatro

Los actores proclaman su amor a las tablas y la necesidad de «perseguir los sueños» al recibir los premios ‘Amigos del Teatro’ por sus trabajos en Fedra y Nerón

7:24 h. 16/09/2019 A. F. / Valladolid

La diputada Inmaculada Toledano, Tina Sainz y  el presidente de Amigos del Teatro, Félix Hernández.La diputada Inmaculada Toledano, Tina Sainz y el presidente de Amigos del Teatro, Félix Hernández.

PHOTOGENIC/M.A. SANTOS

Tina Sainz y Daniel Muriel proclamaron ayer su amor a las tablas y reivindicaron la importancia de «perseguir los sueños» al recoger los premios que la Asociación de Amigos del Teatro les otorgó por sus «impecables trabajos» durante la pasada temporada en los escenarios vallisoletanos. Tina Sainz recibió el premio como Mejor Actriz por su papel como Enone en la obra Fedra que se representó en el teatro Calderón el pasado mes de diciembre y Daniel Muriel por su interpretación en Nerón en el teatro Zorrilla.
Ambos se confesaban felices por recibir un premio gracias a una profesión que les llena de vida y hacerlo en una ciudad «tan exigente y que ama tanto el teatro como Valladolid».

«El mejor premio para una actriz es que el trabajo llegue al público», señalaba emocionada Tina Sainz, que recordó que Valladolid fue una de las primeras ciudades en las que actuó.

También el vallisoletano Daniel Muriel confesaba haber sentido «una punzada» cuando le comunicaron que había sido galardonado con este premio. «Para mi es un honor. Yo nací en el barrio de Delicias y estoy muy orgulloso de poder recoger este premio en mi ciudad». Así, recordó sus inicios como actor y su paso por el grupo Mutis. «Siempre he defendido la importancia de luchar y perseguir los sueños. Ahora, cuando me subo a un escenario y veo a mi familia en el patio de butacas se me llena el alma ya que lo que hicimos y todo por lo que apostamos, funciona».

El actor recordó que cuando le ofrecieron el papel de Nerón se le «cerró el estómago». Así, cuando lo presentó hace unos meses en el teatro Zorrilla reconocía que este personaje «extrovertido y carismático» que «seduce y a la vez te congela la sonrisa» era uno de los «más completos» que había hecho en su carrera.

Como es tradicional, el acto de entrega de premios puso el broche de oro a las fiestas de la Virgen de San Lorenzo. «Valladolid ha puesto de manifiesto que es tierra de teatro y el teatro reconoce a Valladolid como uno de sus grandes aliados», celebraba ayer el alcalde Óscar Puente. Y es que si las fiestas «se despiden con un acto que premia el amor al teatro, el trabajo bien hecho, el tesón y la profesionalidad, también se inauguraron con el pregón de Teloncillo, otro grupo de teatro de referencia de nuestra ciudad».

Las de Daniel Muriel y Tina Sainz no fueron las únicas distinciones entregadas ayer. Así la Asociación de Amigos del Teatro concedió el Premio Clemen Madero a la mejor actuación amateur a Manoli Martín por su por su interpretación como Chavela Vargas en La Última Chamana; el Premio Ángel Velasco que reconoce la labor de difusión del teatro entre los aficionados a José A. Sanz ‘Rudo’ y Ana María Rodríguez, integrantes de la Asociación Poeta Bululú y el premio Ángel María de Pablos a la reportera gráfica Henar Sastre por su cobertura informativa de los escenarios vallisoletanos.

DESPEDIDA
La ceremonia de entrega de premios vivió ayer uno de sus momentos más emotivos con la concesión de una placa a la veterana actriz Amelia Legido que cumplió el pasado sábado 96 años y que en los próximos días se marchará a vivir a París, ciudad en la que ha residido la mayor parte de su vida. «A mis años, veo muy difícil poder volver, pero siempre llevaré a Valladolid en mi corazón», señaló con lágrimas en los ojos mientras recibía una gran ovación del público que abarrotaba el Salón de los Espejos del teatro Calderón.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile