Diario de Valladolid

Castilla y León

Mañueco: «Es conveniente que la España vacía se convierta en la de oportunidades»

El presidente de la Junta acusa de sectarismo a la ministra Montoro por recibir a Puig sobre financiación y ni siquiera responder a su carta

7:43 h. 17/09/2019 PACHO RODRÍGUEZ/ MADRID

Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco dialogan en un momento del desayuno en el Fórum Europa.Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco dialogan en un momento del desayuno en el Fórum Europa.

RAQUEL P. VIECO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, reunió ayer en Madrid, en los desayunos de Nueva Economía Fórum, a un PP total, junto a otros representantes sociales, para presentar su apuesta de progreso para la Comunidad y su compromiso general con todo el Estado.

Eso, en términos generales, pero sin olvidar en lo concreto el atasco financiero del Gobierno central que hace que en el caso castellano y leonés haya pendiente el cobro de una partida cercana a los 500 millones de euros, necesarios para cubrir atenciones básicas y así los servicios públicos más inminentes.

Por eso, el presidente dirigió su discurso crítico a Pedro Sánchez, al que consideró como un político solamente implicado en mantenerse en el puesto a toda costa. El líder popular, Pablo Casado fue el encargado de presentarle, y ambos coincidieron en resaltar la importancia de Castilla y León dentro del contexto social, económico y político del todo el país.

Tanto Casado como Fernández, a iniciativa del primero, coincidieron en proponer un «pacto de Estado contra la despoblación y el invierno demográfico», tal y como indicó el primero. En este contexto, el presidente autonómico aclaró después que «no defendemos la fusión de municipios», desmarcándose así de propuestas próximas en este sentido. «Es conveniente que la España vacía se convierta en la España de las oportunidades», aseguró Fernández Mañueco, quien presentó su proyecto, en coalición con Ciudadanos (ejemplo que cree extrapolable al conjunto de España), como un «Gobierno transformador», y motivado como mandato de las urnas.

«Las personas nos expresaron que tenemos que entendernos. Y PP y Ciudadanos lo hemos puesto en práctica con un acuerdo de gobierno para cuatro años y haciéndolo realidad con solvencia», destacó. Para detallarlo en términos, el líder autonómico popular se refirió como respuesta a la demanda electoral afirmando que «nuestro Gobierno ofrece interés general por encima de partidismo. Ofrecemos diálogo, acuerdo y pacto, certidumbre y estabilidad. Todo aquello que ofrece crecimiento económico y empleo». Y para corroborar la buena sintonía de la coalición destacó la presencia de Luis Fuentes, diputado autonómico de Ciudadanos y presidente de las Cortes Regionales.

El presidente autonómico continuó su exposición refiriéndose no a electores sino a personas, al explicar que los primeros pasos de este mandato han tenido como fundamento la cooperación: «Hemos sido capaces de dialogar y crear un proyecto conjunto a favor de las personas. Trabajamos con altura de miras», dijo, para subrayar el sentido de Estado, tanto autonómico como general en cuanto a las líneas de actuación que verán la luz en los próximos años. Esto servía, de hecho, para reclamar la importancia histórica y actual de Castilla y León.

Por todo ello, Fernández Mañueco también habló de excelencia en la gestión para desarrollar servicios públicos de calidad, la conservación de los recursos propios, en el sentido de que «queremos ser la tierra de las oportunidades, atractiva, de incentivos, de fiscalidad moderada, de diálogo social como seña de identidad de Castilla y León entre gobiernos, empresas y sindicatos», relató.

Así el presidente regresó a las personas, como actores principales de los pilares de desarrollo económico: «Lo mejor de Castilla y León son las personas. El talento, la formación y preparación, como la mejor iniciativa», dijo. Como claves de este Gobierno que él preside, junto a esa calidad humana que reivindicó como estímulo, la gestión popular tendrá como pilares «bajar impuestos, la innovación, el impulso de la investigación universitaria y apostar por el talento, retener y atraer investigadores», según relató para añadir que «hay que defender la mejor educación de España y una de las mejores de Europa como instrumento de transformación».

El apoyo a las Pymes y el desarrollo de los servicios públicos fueron también apartados en los que aseguró que su gobierno los aborda en términos de excelencia.

Como junto a las intenciones la economía manda, Fernández Mañueco no dudó en reprochar las atenciones a otros gobiernos, como en este caso el del socialista Ximo Puig en Valencia, cuando él ya en verano había enviado una carta al Gobierno reclamando que se atendieran a esas partidas de financiación, aunque confesó también que no tuvo la esperanza de respuesta por parte de Madrid.

«Recojo el guante de Casado para un pacto de Estado contra la despoblación», anunció. Pero no quiso dejar de lado que hay que exigir que el Gobierno central trabaje para que la Política Agraria Común se mantenga «sin un euro menos», explicó. Además de reclamar la transformación digital, los incentivos, la apuesta tecnológica para el desarrollo de la industria agroalimentaria. Sin olvidar, por supuesto, la atención y alerta en torno a la industria en general en toda la autonomía, con la automoción como gran sector, y que debe afrontar los cambios como retos para su mantenimiento. En términos fiscales, Fernández Mañueco mantuvo que «suprimiremos el impuesto de sucesiones, y queremos bajar el tramo autonómico del IRPF».

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile