Diario de Valladolid

Castilla y León

Casado destaca el gobierno de Castilla y León como un ejemplo de acuerdo

11:20 h. 17/09/2019 P. RODRÍGUEZ MADRID

Casado destaca el gobierno de Castilla y León como un ejemplo de acuerdo

ICAL

Pablo Casado, presidente del PP, presentó ayer en Madrid a Alfonso Fernández Mañueco y reunió en el Palace a una máxima representación a nivel nacional tanto del partido como del poder que ejercen en la actualidad. Alcaldes, presidentes de Comunidad, altos cargos institucionales, consejeros, portavoces, dibujaron un mapa de los populares en tono de unidad.

Casado, aún así, sin olvidar referencias a la política nacional en un país en el que todo huele a elecciones, fue generoso con su tierra, y dedicó parte de su intervención a Castilla y León. Porque se presentó como un castellano y leonés en todos los frentes: nacido en Palencia, de padre leonés, hasta recordó que fue diputado por Ávila y que tiene familia en todas las provincias. Y remató este apartado sentimental con una frase de Miguel Delibes: «Ser de pueblo es un bien de Dios».

Si presentó en Madrid a Castilla y León como «Comunidad de acogida», de Fernández Mañueco no escatimó elogios: «Siempre le digo al alcalde de Salamanca, que dejaste el pabellón demasiado alto», le dijo al actual presidente autonómico. Y fue apuntando virtudes de su labor tanto en la gestión en el partido como en la propia Comunidad a base del desarrollo de servicios públicos en una región extensa geográficamente y afectada por la despoblación.

Pablo Casado mostró su conocimiento de las especiales circunstancias de Castilla y León y valoró el ejemplo de la coalición de Gobierno actual en base a haber alcanzado un acuerdo «sin renuncias, encontrando puntos en común. Como la bajada de impuestos y aspectos a detallar como la reclamación de financiación esencial, o la negociación de 47.000 millones para el campo español, como batalla que dar en Europa», fue relatando para entrar en otros aspectos.

En cuanto a la industria, Casado mostró su preocupación por el sector del automóvil, del que destacó su importancia tanto en el volumen del PIB como su afectación a la industria auxiliar y al empleo que surge, y en donde encontró el peligro añadido de «las políticas sectarias del Gobierno en el reparto de financiación».

En el apartado de la despoblación fue cuando el líder popular reclamó un pacto de Estado contra lo que denominó el invierno demográfico, afirmando que «se debe afrontar luchando contra el envejecimiento, fomentando la natalidad, fijando empleo si ofrecemos condiciones. No cerrando municipios sino fomentando la conciliación».

Pacto estatal

Este pacto se debería sustentar en un acuerdo estatal que Pablo Casado remitió a los alcanzados bajo el término de los Pactos de la Moncloa, en referencia a que deben surgir del consenso máximo. Por un lado, que implique a todos los ámbitos sociales y no solo a fuerzas políticas. Y situó su alcance también a niveles de Estado, puesto que Casado afirmó que «es necesario llegar a un acuerdo porque también están en juego las pensiones y el sostenimiento del Estado del Bienestar», remarcó.

«Nuevos trabajos, estímulos a la natalidad, nueva enseñanza, teletrabajo pueden ser algunos de los puntos claves sobre los que poner el acento», añadió.

La necesidad de afrontar los nuevos tiempos en términos de consenso, como idea de Pablo Casado, tuvieron su reflejo en clave de política nacional, tanto en los noes que contó como respuesta por parte de Pedro Sánchez (hasta once recordó), como en la demostración positiva de los alcanzados por su partido, y que puso de ejemplo como posible fórmula a nivel nacional. Si de Sánchez dijo que «ahora ha pasado del no es no, al sí es porque sí», él prefiere ofrecer diálogo.

O explicaciones: «El PP no puede presentar candidato y la abstención tampoco alcanza», aclaró. Y, finalmente, soluciones: «Castilla y León, Murcia, Madrid, Andalucía, son el ejemplo de lo que acabo de decir como demostración de la voluntad de acuerdo». Así, el líder nacional de los populares mostraba su satisfacción como paisano de esta Comunidad, con un presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, al que presentó como «una gran persona, un gran político».

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Diario de Valladolid ~ Mobile